<
>

Cowboys hacen la tarea y cubren prioridades en el Draft 2019

play
Denver y Jacksonville entre lo mejor y Tampa Bay y Giants entre lo peor del Draft (2:44)

Lalo Varela, Pablo Viruega y Maico Pasquel recapitulan las selecciones en la última edición del sorteo colegial de la NFL. (2:44)

NASHVILLE -- Los Dallas Cowboys tuvieron un draft discreto, sin nombres rutilantes, después de prácticamente iniciar su "reclutamiento colegial" la temporada pasada con Amari Cooper.

Sin embargo, los Cowboys trataron de cubrir sus necesidades primarias, en especial a la defensiva al comenzar a tomar a sus prospectos colegiales en la segunda ronda e, incluso, atendieron requerimientos secundarios entre los ocho jugadores que tomaron.

Comenzaron el viernes con un tackle defensivo, Trysten Hill, de la Universidad Central de Florida y a quien habían seguido desde antes de terminar la temporada anterior y cuya ética de trabajo convenció a los entrenadores de ir por él en el Draft 2019.

En la tercera ronda, los Cowboys tomaron a un guardia, posición que distaba de ser una necesidad imperiosa, pero decidieron tomar a quien, en ese momento era, sin duda, el mejor jugador disponible, a Connor McGovern de Penn State, quien también puede jugar como centro.

McGovern también podría ayudar a que Connor Williams, reclutado en la segunda ronda del draft de 2018 y titular como guardia izquierdo la mayor parte de la temporada pasada, pueda moverse a la posición de tackle en caso de ser necesario en el futuro cercano.

“Fue el clásico caso en el que vimos que era el mejor jugador disponible, exactamente lo que queríamos para nuestra línea ofensiva“, afirmó el coach Jason Garrett. “(McGovern) ss listo y rudo. Ama jugar este deporte y tiene flexibilidad de posiciones. Puede jugar de centro y guardia. Tiene todos los intangibles que queríamos”.

El sábado, Dallas reclutó a dos corredores, el primero en la cuarta ronda, Tony Pollard, de la Universidad de Memphis, de quien esperan su versatilidad ayude a Ezekiel Elliott por tierra y aire, además de que llega con buenas credenciales como regresador de patadas. La campaña pasada, Pollard corrió para 552 yardas y sumó 458 en recepciones con 25 touchdowns, incluidos siete en regreso de kickoff. Dallas no tiene un regreso de patada de salida para touchdown desde 2008.

“No sólo corro, también puedo salir del backfield y hacer trayectorias (de pase) o alinearme como slot“, explicó Pollard. “Puedo encontrar ventajas frente a los defensivos, puedo hacer jugadas en equipos especiales y puedo correr por todo el campo”.

En la séptima y última ronda, los Cowboys eligieron al también corredor Mike Webster, quien intentará quedarse en el roster de temporada en la batalla directa por el lugar con Darius Jackson.

Webster corrió para 2,676 yardas con 24 touchdowns y atrapó 54 pases para 297 yardas y tres touchdowns más en Ohio State, la misma escuela de la que salió Elliott en 2016.

Antes, en la quinta ronda, los Cowboys siguieron con el “esquinero” Michael Jackson y el “ala defensiva” Joe Jackson, ambos de la misma Universidad de Miami y sin ningún parentesco. Ambos están enlistados en esas posiciones, pero pueden jugar otras en su misma área. El defensivo secundario puede ser safety y el liniero, también tackle.

Jackson tuvo nueve capturas en 2018 para terminar como líder de los Hurricanes.

“Consiguieron un jugador que no sólo es esquinero sino un respaldo en cualquier posición defensiva secundaria“, afirmó Michael tras ser reclutado por Dallas. “Si quieren que juegue safety, lo haré. Quieren que juegue nickel, dime, corner, cualquier posición en el campo y lo haré. Voy a aprender el libro de jugadas antes de que comience el minicampamento de novatos”.

El safety que muchos pensaban que llegaría pronto en los reclutamientos de Dallas apareció hasta la sexta ronda con Donovan Wilson, de Texas A&M, quien, muy probablemente, vea su primera campaña desde el equipo de prácticas, ya que los principales en la posición son Jeff Heath, Xavier Woods, Kavin Frazier y el recién contratado George Iloka.

Dallas cerró el draft con otro liniero defensivo, el ala Jalen Jelks de la Universidad de Oregon.

Este domingo, los Cowboys anunciarán a los novatos agentes libres que no fueron reclutados en el draft y que intentarán ganarse un lugar en el equipo en los minicampamentos, Actividades Organizadas de Equipo(OTAs) y durante la pretemporada.

“Atendimos bien las diferentes áreas que consideramos necesarias. Tenemos profundidad en la línea defensiva, por afuera y por dentro. Trajimos corredores y jugadores de perímetro”, sentenció Garrett.