<
>

Antonio Brown, nuevo receptor de Buccaneers, asegura estar agradecido por volver a jugar en la NFL

play
Antonio Brown: 'Tom Brady es el mejor mariscal de campo de todos los tiempos' (0:37)

El receptor de los Buccaneers alabó las cualidades de Tom Brady en el momento que lucía una gorra TB12 (0:37)

TAMPA, Fla. -- En su primera plática con los medios desde que firmó con los Tampa Bay Buccaneers, Antonio Brown expresó gratitud por la oportunidad de unirse a un equipo luego de alejarse del futbol americano por año y medio.

“Estar alejado de este deporte por año y medio, poder sólo ser parte del proceso, estar con los jugadores en el campo, fue irreal, algo que no tomaré por sentado, algo por lo que tengo mucha aprecio, de lo que tengo mejor aprecio”, dijo Brown.

El nuevo receptor de los Bucs dijo que extrañó el encanto de los juegos y los reconocimientos que se llegan por ser uno de los mejores receptores de la NFL y que intentó invertir su tiempo de forma productiva.

“Tomé mucho de este tiempo para reevaluarme a mí mismo, hacer introspección, tener una mejor perspectiva de mí mismo, de trabajar en mí mismo”, recalcó Brown, quien fue elegido cuatro al equipo titular All-Pro con los Pittsburgh Steelers.

Los Buccaneers son el cuarto equipo de Brown en 20 meses. El receptor fue reincorporado por la liga luego de cumplir una suspensión de ocho meses por violar la política de conducta de la NFL.

Actualmente, Brown, de 32 años, está en libertad condicional por un delito grave de robo derivado de un altercado con un conductor de una empresa de mudanza. En años pasados, ha sido acusado dos veces de mala conducta sexual y enfrenta una demanda civil de uno de los acusadores que está programada a ir a juicio entre el 14 y 18 de diciembre.

Brown también acumuló más de $54,000 en multas durante su estancia con los Raiders el año pasado por ausentarse de prácticas.

“He pasado mucho tiempo con mi familia (…), manteniéndome mentalmente fuerte y enfocado en una misión, que es ser un jugador y hacer todo lo que eso implica, incluso cuando las cosas son difíciles, manteniéndome en forma, motivado, sin escuchar a los negativos ni cediendo a las dudas sobre si podría regresar(a la NFL)”, destacó Brown. “Tuve a buenos preparadores físicos, gente buena a mi lado que me mantuvo motivado”.

Brown indicó que esperaba cambiar la percepción sobre él, cuando se le preguntó qué podría decirle a quienes no creen que merezca una segunda oportunidad.

“Ojalá pueda cambiar esa perspectiva y ganarme de nuevo su simpatía con mis acciones y en cómo sigo adelante y manejo mi trabajo”, señaló.

Brown entrenó el miércoles por primera vez con sus nuevos compañeros y aunque no participó en los regresos de patadas en la porción de la sesión abierta a los medios, estiró con otros jugadores al lado del campo, siempre con una gran sonrisa.

El receptor lució enfocado y se involucró con sus compañeros y miembros del staff de coacheo. Pasó mucho tiempo con el corredor LeSean McCoy, así como con el coach de corredores Todd McNair y el de receptores, Kevin Garver.

“(Antonio) estaba a máxima velocidad. Los demás caminaban, pero él estaba a máxima”, dijo el coach Bruce Arians. “Así es él, pero fue algo bueno. Realmente entiende lo que queremos hacer aquí en términos de formación, así que fue una gran interacción con todos los jugadores. Fue un buen inicio de semana”.

Se espera que Brown haga su debut con los Buccaneers el domingo ante los New Orleans Saints en un duelo que podría decidir la NFC Sur.

Los Buccaneers trabajan para ambientar a Brown lo más rápido posible. Arians indicó que el receptor podría participar en entre 10 y 35 jugadas, algo que podría determinarse por la disponibilidad de Chris Godwin por la cirugía a la que se sometió para reparar la fractura en un dedo, algo que, indicó el coach, el equipo sabrá hasta el viernes, cuando Godwin intente atrapar pases.

En septiembre de 2019, en su debut con los New England Patriots, Brown participó en 24 jugadas. Le lanzaron cuatro pases para igual número de recepciones en ese juego, incluido uno de 20 yardas de touchdown y por el cual, Tom Brady le dio un fuerte abrazo.

Brady no sólo abogó porque los Bucs firmaran a Brown, también le ofreció hospedaje en su casa para que se aclimatara, en New England y Tampa. Brown dijo que ambos han creado una buena relación por no llegar a la NFL como figuras.

“Tom es mi chico. Uno de los mejores líderes que he tenido. Te motiva, siempre inspira. Saca lo mejor de toda la gente a su alrededor y quiere lo mejor para todos”, resaltó Brown.

“Lo que quiero decir es que (Tom) es el mejor quarterback de la historia. No importa nada de lo que ha hecho en el pasado, siempre quiere mejorar y yo sólo aprendo de eso, de cómo entrena, cómo se cuida profesionalmente, su disciplina, su ética de trabajo, su actitud. Ha sido un gran tipo y uno de mis más cercanos amigos”, insistió Brown.

En relación a su personalidad, Brown también dijo tener una visión diferente de sí mismo luego de estar alejado del futbol americano.

“Siento que soy una mejor persona. No diría que soy una persona diferente, pero soy una mejor persona. Aprendo mucho de mí mismo, estuve trabajando mucho en mí mismo este año y medio, así que creo que soy una mejor persona”, sentenció Brown.