<
>

Milan y Barcelona acuerdan el préstamo de Sergiño Dest por una temporada

play
Gregg Berhalter apoya el cambio de Dest hacia el "fantástico" AC Milan (0:56)

El entrenador de USMNT se mostró complacido con el posible cambio de Serginho Dest, quien se encuentra en negociaciones avanzadas para ir cedido por el Barcelona rumbo al AC Milan. (0:56)

BARCELONA -- Sergiño Dest se convirtió en el primer protagonista de la última jornada, enloquecedora, del mercado de fichajes en clave azulgrana, al concretar su cesión, por una temporada, al AC Milan.

El club italiano, que se hará cargo del salario del lateral estadounidense, obtiene en el trato una opción de compra de alrededor de 20 millones de euros, pudo confirmar ESPN, que debería hacerse efectiva antes de acabar el curso.

En el caso de Pierre-Emerick Aubameyang, el Barcelona llegó a un acuerdo con el Chelsea de entre 12 y 15 millones de euros, y la llegada desde el club de Stamford Bridge de Marcos Alonso, a falta de ser oficial.

En las oficinas del Camp Nou se solventó la marcha de Dest, a quien Xavi informó que no entraría en sus planes hace dos semanas, en un acuerdo casi supersónico que se gestó al conocerse la imposibilidad de su salida con destino al Villarreal.

El futbolista, decepcionado por el cambio de opinión del entrenador del Barça que durante la gira por Estados Unidos le confirmó que sí contaría con él aunque no sería fácil hacerse con un lugar en el equipo titular, decidió en los últimos días buscar acomodo lejos del club azulgrana, entendiendo la necesidad de jugar regularmente para entrar en la convocatoria de la selección de Estados Unidos en el Mundial de Qatar.

A TODA PRISA
La cesión de Dest se concretó al tiempo que se conocía que Martin Braithwaite pasaba reconocimiento médico en una clínica de la ciudad catalana previa a su fichaje por el Espanyol. Los agentes del delantero danés, fichado en febrero de 2020 por el Barça al Leganés por 18 millones de euros, negociaron el miércoles los últimos detalles de su rescisión con el club azulgrana, que le pagará, reconocieron diversas fuentes a ESPN, entre 2 y 3 millones.

En cuanto se hiciera oficial la rescisión con el Barcelona, el Espanyol, necesitado de ampliar su fair-play, no debería concretar el fichaje de inmediato y necesariamente antes de cerrarse el mercado. En el club blanquiazul, de hecho, no se descarta la salida, ya sea traspasado o cedido, de Raúl de Tomás, cuya situación en la plantilla es muy tirante.

Al mismo tiempo, en las oficinas de la Ciudad Deportiva del Barça se reunieron desde primera hora de la mañana los representantes del club azulgrana con Fali Ramadani, agente de Marcos Alonso, con el objeto de desencallar la operación de su aterrizaje en el Camp Nou. El futbolista, de 31 años, tiene un pacto con el Barça pero el fichaje seguía sin tener el ok definitivo puesto que el Chelsea mantenía su intención de cerrar un trato conjunto con el de Aubameyang.

Fuentes de la negociación advirtieron su convencimiento de que el intercambio, finalmente, se llevará a cabo, aunque sin especificar ni el valor económico de ambos jugadores ni, tampoco, las condiciones.

Igualmente el Barcelona aceleró los trámites para fichar a Héctor Bellerín, el futbolista mejor colocado para reforzar el lateral derecho en la plantilla y aún pendiente de acordar su rescisión con el Arsenal, club con el que mantiene contrato hasta junio de 2023. Si el jugador, de 27 años y que abandonó la disciplina azulgrana en edad cadete en 2011, acuerda su salida con la entidad gunner podría firmar por el Barça como agente libre aun después de cerrarse el plazo.

Otra de las salidas concretadas de la plantilla es la de Abde Ezzalzouli, quien acordó su renovación por una temporada antes de acordar su cesión por una temporada a Osasuna.

De momento, el futbolista a quien el Barça buscaba, y busca, una salida urgente y que sigue estancado es Memphis Depay, después de romperse, oficiosamente, su marcha a la Juventus y negociándose en varias direcciones pero sin un destino claro en la Premier League. Desde el club azulgrana se mantiene la esperanza de alcanzar un acuerdo, aunque fuera ofreciendo la carta de libertad, e incluso con una pequeña compensación, al delantero neerlandés.

Caso aparte es el de Jordi Alba, de quien se especuló el miércoles con una cesión al Inte de Milán después de comprobar su pérdida de protagonismo en los planes de Xavi. Diversas informaciones dieron por hecho un acuerdo entre los dos club, por el que el Barça se haría cargo del 60 por ciento de su salario... Pero fuentes periodísticas, muy cercanas al club lombardo, descartaron la opción de hacerse con el jugador, quien en primera persona tampoco se mostró muy dispuesto a abandonar el Camp Nou en este mercado.

Quien no parece que vaya a cambiar de aires es Miralem Pjanic, quien a pesar de no haber jugado ni un minuto en las tres primeras jornadas de Liga mantiene la confianza del técnico, quien se lo trasladó durante la pretemporada en primera persona. La marcha del mediocampista bosnio, a quien se relacionó con el Al Nassr saudí (que negó su interés) solo se activaría en caso de llegar al Barça una propuesta mínimamente aceptable (para liberar masa salarial) y que también fuera vista con buenos ojos por el propio futbolista, a quien, además, el club ha sondeado con vistas a una posible renovación hasta 2024 si aceptase rebajarse la ficha.