<
>

La carrera por el octavo lugar en el Oeste es totalmente desconocida

play
Alrededor de la NBA: Portland Trail Blazers, de finalistas en 2018-19 a décimos en su conferencia en 2019-20 (2:51)

El equipo de Damian Lillard y compañía es de los peores en la actual campaña. Mala química, pobre defensa y muy baja ofensiva son, para Sebastián M. Christensen, las causas del terrible año de los Blazers. (2:51)

BOSTON - Durante más de dos décadas, ha habido dos verdades universales sobre los playoffs de la Conferencia del Oeste: los Spurs estarán allí y los equipos con marcas negativas no.

Ambas podrían cambiar en 2020.

Los Spurs aún podrían encontrar una manera de extender su racha de apariciones en los playoffs a 23 años seguidos. Siguieron una victoria sobre los Milwaukee Bucks, líderes de la liga, el lunes por la noche con una victoria de 129-114 sobre los Boston Celtics el miércoles para mejorar su récord a 16-20.

"Nuestros temas han sido los mismos durante, como, 23 años", dijo el entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, después de la victoria del miércoles por la noche. "No cambia con cada juego”.

"A veces lo hacemos bien, a veces no".

Esta temporada, los "no" han sucedido con mucha más frecuencia de lo que los Spurs están acostumbrados. Más importante aún, han sido más frecuentes de lo que un equipo en el Oeste puede permitirse al mismo tiempo que esperan llegar a los playoffs. Incluso después de los dos triunfos esta semana, San Antonio todavía está cuatro juegos por debajo de .500. Sin embargo, los Spurs actualmente ocupan el octavo y último lugar en los playoffs del Oeste, lo que demuestra cuán diferente se está formando la imagen de los playoffs de la conferencia este año.

La última vez que un equipo del Oeste llegó a los playoffs con un récord perdedor fue en 1996-97, el mismo año en que Popovich asumió el cargo de entrenador de un equipo de San Antonio con destino a la lotería para seleccionar al actual entrenador asistente de los Spurs, Tim Duncan, con el primer pick global. Esa temporada, los LA Clippers se quedaron con el 8vo puesto con récord de 36-46 y fueron barridos en tres juegos por el Utah Jazz, sembrado primero en la conferencia.

Desde entonces, el 8vo sembrado en el Oeste tiene un porcentaje de victorias de .550, lo que equivale a un récord de 45-37 en una temporada de 82 juegos. El noveno mejor equipo de la conferencia ha promediado 42 victorias.

"Ver cómo cambia la dinámica, es una locura", dijo el escolta de los Spurs DeMar DeRozan. "He visto cambiar mucho la liga. Ver como está ahora la Conferencia del Oeste es solo otra de esas cosas. Espero que podamos sobresalir".

La inutilidad general entre los contendientes por el octavo puesto en el Oeste significa que muchos equipos que normalmente estarían haciendo planes de vacaciones para mediados o fines de abril y comenzando a reunir amuletos para la lotería del sorteo de la NBA de mayo, todavía sueñan con ir a la postemporada

Algunos de ellos juegan mejor últimamente. Además de las victorias consecutivas de San Antonio, los Portland Trail Blazers vencieron al campeón defensor Toronto Raptors gracias a un tiro ganador de Carmelo Anthony el martes por la noche, y los Memphis Grizzlies han ganado cuatro de sus últimos cinco juegos. Aún así, ninguno de ellos está cerca de .500.

Equipos como los Sacramento Kings, New Orleans Pelicans y Minnesota Timberwolves han sufrido largas ausencias de algunos de sus mejores jugadores. De'Aaron Fox y Marvin Bagley III llevan fuera en Sacramento, Zion Williamson aún no ha debutado en Nueva Orleans y Karl-Anthony Towns no ha jugado desde el 13 de diciembre en Minnesota. Esos equipos parecían completamente fuera del panorama de los playoffs. Ahora, los tres están a cuatro juegos del octavo puesto de playoffs, de cara a la acción del jueves.

"Todavía hay mucho tiempo", dijo el base de los Spurs, Derrick White. "No reaccionamos de forma exagerada a principios de año. Todavía hay tiempo para llegar a donde queremos estar al final del año".

Ese no ha sido el caso en el pasado, al menos en el Oeste. No se puede decir lo mismo de sus contrapartes en el Este, que se ha beneficiado de una conferencia más débil que ha visto repetidamente a peores equipos llegar a la postemporada.

En las últimas 22 temporadas, 12 equipos en el Este clasificaron a los playoffs con marcas bajo .500, en comparación con ninguno en el Oeste. Mientras tanto, hubo tres veces, 2003-04, 2007-08 y 2014-15, donde múltiples equipos llegaron a la postemporada con un récord perdedor. Esta temporada, por cierto, parece que eso volverá a suceder.

El por ciento ganador promedio del octavo sembrado en el Este durante ese periodo de tiempo ha sido de .494, en comparación con el noveno mejor del Oeste con un porcentaje ganador de .513.

Todo eso ha sido combustible para los gritos de cambiar la estructura de los playoffs, tratando de obtener los 16 mejores equipos en la postemporada. La liga insiste en que el equilibrio entre las conferencias es cíclico. Esta temporada, ese parece ser el caso.

El hecho de que ningún equipo haya podido separarse del grupo en el fondo del Oeste ha permitido que varios equipos comiencen a resolver las cosas. San Antonio se vio muerto hace dos meses. Pero ahora LaMarcus Aldridge ha vuelto a jugar como un All-Star, Lonnie Walker IV ha sido insertado en la rotación sobre Marco Belinelli, y Dejounte Murray ha comenzado a ponerse en forma después de perderse toda la temporada pasada debido a una rotura del ACL.

"Hemos sido más consistentes en defensa, ayudándonos unos a otros, no cometiendo tantos errores", dijo DeRozan. "Cuando hacemos eso, cuando confiamos en el lado defensivo para mantenernos en los juegos, es más fácil encontrar un ritmo".

Los Spurs no están solos. Los Pelicans han ganado seis de sus últimos ocho, un tramo que coincidió con el regreso a forma de Derrick Favors para instantáneamente reforzar la defensa. Ahora, el debut de Williamson está cada vez más cerca, lo que debería impulsar a New Orleans. Los Blazers obtienen una sólida producción de Anthony mientras continúan esperando y esperando qpor Zach Collins y Jusuf Nurkic. Los Grizzlies han visto a su joven núcleo de Ja Morant, Jaren Jackson Jr. y Brandon Clarke desarrollar de manera inmediata.

Tal vez, en el futuro, uno de esos equipos incluso logrará llegar a .500. Hasta que eso suceda, sin embargo, esta temporada marca un nuevo día para la Conferencia del Oeste.