<
>

El ascenso de Luka Doncic ocurrió más rápido de lo esperado

play
La noche histórica de Doncic no fue suficiente ante los Bulls (1:56)

La estrella de Dallas superó a Michael Jordan en la lista de su carrera con su 29 ° triple doble. Sin embargo, no fue suficiente ante los 29 puntos de Lauri Markkanen y los Chicago Bulls obtuvieron la victoria, terminando con una racha de cuatro derrotas. (1:56)

EL BALL BOY, muy joven para atarse las tenis, causó una gran impresión en Goran Dragic.

El niño era hijo de un jugador veterano de Geoplin Slovan, un club de primera división de la Liga Adriática donde Dragic comenzó su carrera profesional. El niño, de 5 años cuando conoció a Dragic, siempre tenía una pelota de baloncesto en sus manos y lanzaba tiros cada vez que una canasta estaba disponible. De vez en cuando, entretenía a la multitud con exhibiciones de driblar al medio tiempo de juegos en la mitad de la cancha.

"Es realmente difícil predecir cómo sería el futuro", dice Dragic más de una década y media después. "Pero lo único que puedo decir es que cuando era niño, ya tenía pasión por el baloncesto".

Luka Doncic pronto abandonó las responsabilidades de los recogepelotas y entretenimiento del medio tiempo.

No le sorprendió a Dragic cuando se enteró más tarde de que el Real Madrid, la potencia de la Euroliga, reclutó a Doncic para unirse a su academia a la edad de 13 años. Estaba dominando los niveles juveniles y ocupando las primeras planas en su Eslovenia natal.

"Todo el mundo empezó a hablar de él", dice Dragic. "A esa edad, nos dimos cuenta de que probablemente era algo especial".

Dragic no tuvo dudas después de compartir la cancha trasera con Doncic durante el torneo EuroBasket 2017, donde llevaron a Eslovenia al primer título de la nación. Dragic ganó el premio al Jugador Más Valioso del torneo, pero estaba seguro de que Doncic estaba destinado al estrellato después de que el entonces joven de 18 años se destacó contra los jugadores de la NBA, mostrando un profundo conjunto de habilidades y una extraña combinación de fuego competitivo y calma bajo presión.

"Va a ser el mejor jugador de Europa en un par de años, créanme en eso. En la NBA también", declaró Dragic después del partido por el campeonato.

"Recuerde mis palabras, va a ser uno de los mejores del mundo".

El tiempo le ha dado la razón a Dragic. Después de todo, Doncic se convirtió en el MVP más joven en la historia de la Euroliga después de llevar al Real Madrid a los títulos de Liga ACB y Euroliga la próxima temporada. Sus honores después de dos temporadas con los Dallas Mavericks incluyen el premio del Novato del Año y del primer equipo All-NBA, convirtiéndose en el primer jugador en lograr eso en su segunda temporada desde el jugador Salón de la Fama, Tim Duncan. A los 21 años, Doncic entró en su tercera temporada de la NBA como el favorito para el MVP.

Las expectativas de Dragic están lejos de ser las únicas que Doncic ha superado. Doncic de alguna manera logró ser el prospecto internacional más publicitado en la historia del baloncesto y drásticamente subestimado cuando llegó al escenario principal del deporte.

"Pensé que iba a necesitar más tiempo para desarrollarse y descifrar el estilo y el juego de la NBA", dice Dragic. "Sabía que en cuatro o cinco años sería uno de los mejores jugadores de la liga. Pero sí, demostró que estaba equivocado sobre eso”.

"Pasó mucho más rápido".

CUANDO JOSH RICHARDSON regresó a Miami después de entrenar en la costa oeste, estaba ansioso por hablar sobre uno de sus compañeros de entrenamiento.

"Oye, acabo de conocer a este niño", recuerda Richardson haberle dicho a sus amigos. "Va a ser la primera selección del draft".

Era el verano de 2016 y Richardson, quien estaba entrando en su temporada de novato con el Miami Heat, estaba entrenando en las instalaciones de P3 en Santa Bárbara, California, practicando bajo la mirada atenta de expertos en biomecánica por la mañana y jugando en partidos de práctica de clase mundial por la tarde.

En España, el revuelo en torno a Doncic fue similar al que generó Zion Williamson en Duke, según Salah Mejri, quien jugó para el Real Madrid en ese entonces y con los Mavs cuando Doncic llegó a la NBA.

"Cuando jugó contra chicos de su edad, ¡los estaba matando!" Dice Mejri. "Siempre verificábamos sus números".

Pero Richardson nunca había oído hablar del joven esloveno que estaba en la misma sala de pesas una mañana. Doncic acababa de salir de su primera temporada completa con el equipo número uno del Real Madrid y su agente, Bill Duffy, quien también representa a Richardson, sugirió que ambos jugadores entrenaran juntos en las instalaciones.

"De ninguna manera", recuerda haber pensado Richardson cuando alguien le dijo que el chico de 6 pies y 6 pulgadas y ancho de hombros era un muchacho de 16 años. Después de ver a Doncic desplegar un tiro suave, un juego de pies preciso y un dominio del balón poco común para un jugador de su tamaño, Richardson quedó impresionado.

Doncic asombró a Richardson durante los juegos de práctica, lanzando algunos tiros en salto hacia atrás, creando algunos pases bonitos y marcando el ritmo en un juego que incluía a profesionales establecidos.

"Lo tiene todo. Lo tiene todo", recuerda haber pensado Richardson.

"Sigo pensando que debería haber sido [la primera selección]", agrega Richardson, quien ahora es el socio de Doncic en la cancha trasera después de un canje en la temporada baja.

Doncic fue escogido tercero en el draft de la NBA de 2018, cuando los Mavs hicieron un trato con los Atlanta Hawks para subir dos puestos. Dallas siempre consideró a Doncic como el mejor prospecto de la clase - "por mucho", dice el presidente de operaciones de baloncesto Donnie Nelson - y los cazatalentos del equipo con base en Europa habían seguido de cerca a Doncic desde que se unió al programa juvenil del Real Madrid.

Los cambios que debe hacer Luke si quiere ser campeón

Nelson lo fue a ver por primera vez en persona durante el tercer juego profesional de Doncic cuando tenía 15 años. Haría viajes a Europa para ver al Real Madrid jugar contra equipos de menor nivel, entendiendo que Doncic no jugaría mucho contra rivales de élite a esa edad.

"Cada vez que iba a verlo, era solo otra validación de lo único y especial que es", dice Nelson, quien durante mucho tiempo ha tenido una afinidad por los prospectos europeos, desde que facilitó la llegada de Sarunas Marciulionis de Lituania en 1989 para jugar con el equipo de Golden State Warriors entrenado por su padre, Don.

Nelson fue el primer miembro de la organización de los Mavs en identificar a un niño prodigio alemán llamado Dirk Nowitzki como objetivo en la lotería y se convenció mucho antes de que Doncic se declarara para el draft que el adolescente esloveno podría ser un digno sucesor.

"Realmente estaba promocionando al chico, lo que Donnie nunca hace", dijo Mike Procopio, ex director de desarrollo de jugadores de los Mavs.

"Donnie Nelson estuvo correcto sobre él [Doncic] en todo momento", dice Duffy.

"Tuve este sentimiento y pensé que [Doncic] podía jugar como armador, que era como un cruce entre Magic y Bird. Eso es lo primero que vi. Es una máquina de triple-dobles. Lo vi, y luego Donnie vio eso. Recuerdo a él diciendo: "Es un base armador. Es como Magic".

"Tienes toda la razón".

Nelson presionó sin éxito para que Dallas reclutara al griego Giannis Antetokounmpo en 2014, pero convenció por completo al propietario Mark Cuban en 2018. Doncic fue el objetivo cuando los Mavs se hundieron durante la temporada 2017-18. El comisionado Adam Silver multó a Cuba con $600 mil por "declaraciones públicas perjudiciales para la NBA" después de que el multimillonario reveló en un podcast a mitad de temporada que les dijo a los veteranos del equipo que "perder es nuestra mejor opción".

Cuando Dallas, que tenía la tercera mejor probabilidad de ganar la lotería después de una temporada de 24-58, terminó con la selección número 5, Nelson quedó devastado. "Honestamente, lo estaba [devastado]", dice Nelson.

Doncic nunca fue considerado el mejor jugador en consenso del draft en el que Deandre Ayton fue seleccionado No. 1 por los Phoenix Suns y Marvin Bagley III fue escogido No. 2 por los Sacramento Kings. Algunos cuestionaron si Doncic había "alcanzado su máxima capacidad", como dijo Duffy, y se preguntaban si un jugador tan pulido podría mejorar.

"Me alegré cada vez que perdía una carrera de pie o no se veía muy atlético, para ser honesto contigo", dice Nelson, entre risas. "Le estaba animando a que metiera la pata en los campeonatos europeos [unos días antes del draft].

"¡Solo quería verlo caer en el draft!".

MUCHAS PERSONAS en la NBA dudaron de que Doncic, que había crecido un poco más de 6 pies 7 pulgadas y más de 230 libras, pudiera jugar como armador en la NBA. Un evaluador de talentos de un equipo que eligió un poco más tarde en esa lotería lo comparó con Hedo Turkoglu, un hábil delantero con habilidad para crear jugadas, un buen jugador, pero lejos de ser una superestrella.

El entrenador de los Mavs, Rick Carlisle, admite que incluso él consideró que la posición de Doncic en la NBA era "poco clara" cuando estudió sus videos en Europa. Sabía que Doncic tenía la astucia y la visión de ser un manejador de pelota principal, pero no estaba seguro de que un jugador de ese tamaño pudiera jugar como armador contra los mejores atletas del mundo.

"Existe la percepción de que los jugadores que son grandes y fuertes simplemente no podrán hacerlo, porque ¿cómo podrían ser lo suficientemente rápidos?", dijo Carlisle. "Pero una de las cosas que descubres sobre Luka cuando lo ves día a día es que no solo es fuerte, sino que es rápido y poderoso, y engañosamente en ambas áreas".

Carlisle tardó uno o dos días de ver a Doncic practicando en las instalaciones de entrenamiento de los Mavs en el otoño antes de su temporada de novato para estar convencido.

"Estaba jugando como base armador y estaba viendo todo, estaba haciendo que los pases asombrosos parecieran tan simples", dice Carlisle. "Estaba impactando cada parte del juego. Estaba recogiendo muchos rebotes. Estaba encontrando gente a tiempo, en el momento. Era claro que podía jugar como armador, digámoslo de esa manera".

Había un problema: esa posición ya estaba ocupada por Dennis Smith Jr., el pick de lotería del año anterior y una selección All-Rookie que los Mavs proclamaron como una pieza fundamental de su equipo. Doncic comenzó su carrera en la NBA oficialmente como delantero, compartiendo tareas de facilitación del balón con Smith, aunque Smith recibió una mayor proporción de asignaciones de dicha índole porque le costaba jugar sin el balón en las manos.

Doncic hizo su primera apertura como base armador seis semanas después de iniciar la temporada, cuando Smith se perdió un juego debido a una lesión, y registró 15 puntos y ocho asistencias en una victoria en casa sobre los Boston Celtics. Doncic luego promedió 19.9 puntos, 6.9 rebotes y 6.8 asistencias durante un tramo de 11 juegos en diciembre, cuando una lesión dejó fuera a Smith de todos menos un juego.

Los Mavs pronto llegaron a la conclusión de que necesitaban salir de Smith para maximizar el potencial de Doncic, lo que Nelson reconoció que anticipó incluso antes de la llegada de Doncic. Smith terminó siendo parte del paquete que Dallas envió a los New York Knicks en el intercambio de Kristaps Porzingis a fines de enero de 2019.

"En el primer año, estábamos tratando de averiguar y resolver", comentó Nelson. "¿Qué tan rápido colocamos a [Doncic] en esa posición? Las cosas realmente se abrieron una vez que hicimos ese cambio con Nueva York ...

"Nació para ser mariscal de campo".

DONCIC SE LLEVÓ los honores de Novato del Año 2019 sin competencia, pero dio un salto tan notable en su segunda temporada que fue finalista para el premio como el Jugador de Mayor Progreso, tras promediar 28.8 puntos, 9.4 rebotes y 8.8 asistencias por juego. Los únicos jugadores que rellenaron box scores con estadísticas que igualaron o superaron las de Doncic en esas categorías en el transcurso de una temporada: el miembro del Salón de la Fama Oscar Robertson (cuatro veces) y Russell Westbrook durante su temporada de Jugador Más Valioso en 2016-17.

Doncic fue más productivo durante los playoffs (31.0 puntos, 9.8 rebotes, 8.7 asistencias), cuando los Mavs empujaron a los Clippers a seis juegos a pesar de perder a Porzingis por una lesión en la rodilla a mitad de la serie.

"Una vez que le entregaron la pelota, se notó que todo cambió, todo pasó a través de él", dice Procopio, quien dejó los Mavs después del año de novato de Doncic. "Te podías dar cuenta que sería un jugador tipo MVP".

Ese es el estándar ahora para Doncic, quien cumplirá 22 años el 28 de febrero. Sería el ganador de MVP más joven en la historia de la NBA si gana el honor esta temporada.

"Es bueno y malo", dijo Doncic, cuyo acondicionamiento físico fue muy analizado en las primeras semanas de la temporada luego de que regresó de la corta temporada baja con algunas libras de más. "Mucha gente espera mucho de mí. Tienes mucha presión, pero por otro lado, la gente sabe que puedo hacerlo".

Esas altas expectativas también crean un tipo de urgencia que no es típica de un equipo que trabaja en torno a una superestrella tan joven.

Dallas aceleró su proceso de reconstrucción durante la temporada de novato de Doncic. El mayor paso fue adquirir una coprotagonista potencial en Porzingis. Los Mavs también cambiaron a Harrison Barnes, el máximo anotador del equipo la temporada anterior, antes de la fecha límite de ese año en un movimiento motivado por la creación de flexibilidad en el tope salarial. Dallas había planificado buscar otra superestrella el próximo verano, una estrategia que se topó con un obstáculo cuando los jugadores programados para convertirse en agentes libres acordaron extensiones con sus equipos actuales.

Los Mavs se han mantenido agresivos en la búsqueda de piezas complementarias en torno a Doncic, como el canje de temporada baja del tirador Seth Curry por un jugador defensivo en Richardson, un movimiento que se hizo porque Dallas sintió que mejorar su defensa era la única forma de ser un contendiente.

A pesar del difícil comienzo de 8-10 de los Mavs, el entusiasmo en torno a Doncic solo ha ganado impulso.

Cualquier duda persistente desde su llegada como el adolescente europeo más logrado en la historia de la NBA ha sido reemplazada por una sensación de anticipación que solo un puñado de jugadores pueden comandar. Y sucedió mucho más rápido de lo que muchos predijeron.

"En cualquier momento", dice Carlisle, "puedes ver algo que nunca antes has visto”.

"Jugué con Bird. Durante tres años seguidos, miré, y esa era la sensación cuando lo veías todas las noches. Magic Johnson era el mismo tipo de jugador. Realmente, LeBron James es el mismo tipo de jugador también. Estos tipos pueden hacer cualquier cosa en una cancha de baloncesto".