<
>

Todo lo que sabemos sobre la audiencia de queja de Trevor Bauer contra MLB

play
Trevor Bauer no le hace falta a los Dodgers (1:34)

El equipo no necesita llevar esos problemas a su interior de cara a la parte más importante de la temporada. (1:34)

Hace 325 días que Major League Baseball colocó por primera vez a Trevor Bauer en licencia administrativa, el comienzo de un proceso que se ha vuelto más prolongado y complejo de lo que cualquiera de las partes podría haber anticipado. Bauer, en ese momento ganador del premio Cy Young y uno de los jugadores mejor pagados del deporte, enfrentó acusaciones de una mujer de San Diego que culpó al lanzador de Los Angeles Dodgers de agresión sexual, declaraciones que Bauer ha refutado con vehemencia.

Él salió relativamente ileso de dos batallas legales, primero cuando un juez de Los Angeles rechazó la solicitud de una orden de restricción de la mujer y luego cuando la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Los Angeles se negó a presentar cargos penales. Pero MLB llevó a cabo su propia investigación sobre ese incidente y eventualmente otros, y supuestamente entrevistó al menos a otras dos mujeres que hicieron acusaciones similares a The Washington Post. Y el 29 de abril, tres semanas después de iniciada la temporada 2022, el comisionado de la MLB, Rob Manfred, actuó con una fuerza inconfundible, suspendiendo a Bauer por 324 juegos, el equivalente a dos temporadas completas. Fue dos veces más largo que cualquier jugador suspendido desde que MLB y la Asociación de Jugadores de MLB lanzaron su política conjunta de violencia doméstica, agresión sexual y abuso infantil en agosto de 2015.

Ahora, la validez de esa decisión está en gran medida en manos de un solo hombre. Su nombre es Martin Scheinman, y es el árbitro actualmente contratado por MLB y MLBPA. A partir del lunes, y posiblemente durante varias semanas a partir de entonces, Scheinman se desempeñará como presidente del panel para la audiencia de quejas de Bauer contra MLB, y finalmente decidirá si su suspensión se mantendrá, se reducirá o se anulará.

Es un proceso arraigado en la década de 1970, pero que ha manejado principalmente suspensiones relacionadas con drogas para mejorar el rendimiento en los últimos años: Bauer es el primero entre los 16 jugadores suspendidos bajo la política de violencia doméstica en impugnar su suspensión.

"El asunto de las drogas es una búsqueda científica", le dijo a ESPN un árbitro de mucho tiempo que solía presidir las audiencias de quejas de la MLB. "Está verificado objetivamente. Esta es una circunstancia muy diferente".

Cómo funciona el proceso

El acuerdo de negociación colectiva (CBA) describe las audiencias de quejas como "un esfuerzo cooperativo para revisar y asegurar los hechos que permitirán que el Panel de Arbitraje tome decisiones justas". Scheinman se desempeñará como jefe de un panel de arbitraje de tres personas que también consta de un representante de MLB y un representante de MLBPA y se espera que emita el fallo de desempate. La decisión de ese panel será "íntegra, final y completa", según el CBA anterior. (El nuevo CBA aún no se ha publicado, pero el lenguaje sobre las audiencias de quejas no ha cambiado, según una fuente).

Las audiencias de quejas a menudo toman la forma de un juicio, con testigos llamados para declarar y contrainterrogar. Sin embargo, en lugar de una sala del tribunal, esas audiencias generalmente se llevan a cabo en salas de reuniones y, en este caso, podrían realizarse por videoconferencia. La lista completa de testigos a favor y en contra de Bauer permanecerá confidencial, como el resto de este proceso, pero una de las mujeres que habló con The Post dijo que está dispuesta a testificar. (MLB no tiene y, bajo su política de violencia doméstica, no tiene permitido divulgar públicamente los hallazgos de su investigación. Se desconoce con cuántas mujeres ha hablado la liga o qué acusaciones se hicieron).

Se trata de "partes con recursos ilimitados, clientes muy exigentes de ambas partes, por lo que este es un litigio en toda regla", dijo el exárbitro, quien prefirió no ser identificado dada la sensibilidad del tema. "Será como un litigio en un tribunal federal".

Scheinman es el cuarto árbitro desde 2000 en ser contratado por MLB y MLBPA, los cuales tienen el poder de reemplazar árbitros a voluntad. Primero fue Shyam Das, quien fue despedido por MLB después de anular la suspensión de esteroides de Ryan Braun por un problema de cadena de custodia en 2012, poniendo fin a una racha de 13 años. Luego fue Fredric Horowitz, quien fue despedido por la MLBPA luego de fallar contra el jugador de cuadro/jardinero Charlie Culberson en un caso de asignación por lesión en 2016. Luego fue Mark Irvings, quien fue despedido por la MLB poco después de fallar a su favor en la audiencia de Kris Bryant sobre supuesta manipulación del tiempo de servicio en 2020.

Scheinman, quien se negó a comentar sobre el caso, fue contratado en 2020. Árbitro y mediador de tiempo completo desde 1979, ha resuelto más de 20,000 disputas, según el sitio web de su compañía. El sitio web afirma que su práctica, Scheinman Arbitration & Mediation Services, ha "mediado en docenas de los casos de más alto perfil relacionados con denuncias de acoso sexual", pero no dice nada sobre violencia doméstica.

El horario de Scheinman es tan exigente que dos asistentes en su firma son los únicos responsables de administrarlo. Preside las audiencias cinco días a la semana y es contratado por una multitud de empresas, una realidad que podría prolongar la audiencia de quejas de Bauer hasta bien entrado el verano, según fuentes familiarizadas con el proceso.

En el pasado, MLB generalmente bloqueaba dos días al mes en el cronograma de su árbitro con casi un año de anticipación. Pero a menudo se pueden crear vacantes adicionales en un esfuerzo por acelerar el proceso, particularmente en un caso como este, en el que un jugador suspendido bajo la política de violencia doméstica debe permanecer en la lista restringida (a diferencia de los suspendidos por consumo de sustancias prohibidas, que pueden jugar mientras se lleva a cabo el proceso de queja).

Por qué esta audiencia es diferente

Las audiencias de quejas más notables de los últimos años (la prueba positiva de Braun, la convocatoria de Bryant a las Grandes Ligas, la larga suspensión de Alex Rodríguez por violar la política de drogas de MLB) se basaron en gran medida en hechos verificables. El caso de Bauer navegará por la subjetividad de la supuesta agresión dentro del ámbito del sexo duro consentido. MLB debe probar causa justa, lo que, según el exárbitro, puede ser un "concepto indefinible" en este escenario.

"De hecho, creo que se trata de la pregunta más difícil que existe, y la razón de ello es que depende completamente de la credibilidad, depende completamente del árbitro que determina que una de las partes está diciendo la verdad", dijo Leigh Goodmark, profesora de derecho de la Universidad de Maryland y una voz destacada en el campo de la violencia de género. "En un caso como este, en el punto en que las descripciones de lo que sucedió difieren entre sí, divergen tan completamente que el árbitro tendrá que apostar por una de estas historias o por la otra".

El 8 de febrero, momentos después de que la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Los Angeles anunciara que no sería acusado penalmente, Bauer subió un video de siete minutos a YouTube titulado "La verdad", en el que negó las acusaciones de agresión de la mujer de San Diego y concluyó: "Yo nunca la agredí de ninguna manera, en ningún momento, y aunque tuvimos sexo duro consensuado, los actos y conductas perturbadoras que ella describió simplemente no ocurrieron".

Bauer fue igual de contundente en su refutación de una historia del Washington Post del 14 de agosto de 2021 sobre una mujer de Ohio que solicitó una orden de restricción temporal contra él en junio de 2020, alegando que la estranguló y la golpeó en múltiples ocasiones. Y en su refutación de una historia del Post del 29 de abril de este año sobre otra mujer de Ohio que alegó que la estranguló hasta dejarla inconsciente varias veces durante una relación de años que comenzó en 2013. En ambos casos, Bauer usó sus cuentas de redes sociales para negar firmemente ese comportamiento.

Bauer presentó demandas por difamación contra dos compañías de medios, Deadspin y The Athletic, y también presentó una demanda contra la mujer de San Diego, a quien ESPN decidió no nombrar. Fuentes cercanas a Bauer señalan su tensa historia con Manfred, que incluye severas críticas al manejo de Manfred del escándalo de robo de señas de los Houston Astros, control de sustancias extrañas en las pelotas de béisbol y esfuerzos para comercializar el juego entre una audiencia más joven, entre otros temas, como una razón potencial por la que su suspensión es tan larga en comparación con otros.

Seis de los 15 jugadores suspendidos anteriormente bajo la política de violencia doméstica de la liga fueron castigados a pesar de no haber sido arrestados ni acusados penalmente, como fue el caso de Bauer. Esas suspensiones oscilaron entre 30 juegos (Aroldis Chapman y Starlin Castro) a 81 (Domingo German) a 162 (Sam Dyson). Pero Bauer es el primero, entre todos los jugadores suspendidos bajo la política, en tener múltiples acusadores públicos, un ejemplo de por qué MLB se permitió el margen de maniobra para castigar a los jugadores por "causa justa", en lugar de depender del sistema legal.

No hay obligación de adherirse a las Reglas Federales de Evidencia durante una audiencia de queja, lo que le da al árbitro más libertad para revisar el material que considere necesario. Pero la carga de la prueba de MLB seguirá siendo difícil, según una fuente familiarizada con el proceso.

"Es muy desafiante ser una investigadora de hechos en un caso en el que hay una acusación que involucra conducta sexual inapropiada", dijo Jill Engle, quien se desempeña como decana adjunta de asuntos académicos en la facultad de derecho de la Universidad Estatal de Pensilvania y se especializa en derecho familiar y violencia doméstica. "Es difícil para los jueces, es difícil para los jurados, es difícil para los árbitros, es difícil para cualquier investigador, ya sea en el contexto civil o penal, privado o público, grande o pequeño, porque estamos tratando con seres humanos y el comportamiento humano que sucede en el entorno más íntimo y privado cuando casi nunca hay un testigo".

Lo que está en juego

Bauer firmó un contrato de $102 millones por tres años con los Dodgers en febrero de 2021, luego de ganar el premio Cy Young de la Liga Nacional como miembro de los Cincinnati Reds durante la temporada 2020 acortada por COVID-19. Pero fue puesto en licencia administrativa a la mitad de su primera temporada y no ha lanzado desde entonces.

Debido a que Bauer está apelando la suspensión, su tiempo de licencia administrativa no contó para el tiempo cumplido. Su suspensión comenzó el 29 de abril y se extiende hasta el juego 19 de la temporada 2024, más allá de su contrato con los Dodgers. Bauer recibió su salario completo de $38 millones en 2021, pero podría perder aproximadamente $60 millones si se mantiene su suspensión.

Los Dodgers se han abstenido de comentar sobre Bauer mientras se desarrolla el proceso, pero la expectativa de las personas con conocimiento directo del equipo es que, si se acorta su suspensión, los Dodgers lo liberarían al final y absorberían el dinero que quede en su contrato.

La pregunta entonces sería qué equipo, si es que hay alguno, estaría dispuesto a arriesgarse con Bauer.