<
>

Isán Díaz, un nuevo boricua en la MLB

play
Isan Díaz piensa en su debut en Miami (2:10)

El novato boricua, recientemente ascendido a los Marlins, asegura 'trabajará fuerte y se apoyará en los veteranos de la franquicia'. (2:10)

MIAMI – Después de descoser las pelotas en las Menores, llega un nuevo boricua a las Grandes Ligas.

Isán Díaz, segunda base de los Miami Marlins, ya tuvo su debut en Nueva York, donde disparó su primer hit, un jonrón ante el mismísimo Jacob deGrom en momentos en que la televisión entrevistaba a su padre en las gradas del Citi Field.

En realidad, no le fue bien en esa primera audición en la casa de los Mets, donde, salvo ese cuadrangular, no consiguió nada más.

En total se fue de 15-1 (.067) y abanicó siete veces contra uno de los mejores cuerpos de serpentineros de las Mayores.

Ahora llega a Miami, donde intentará empezar a labrar una carrera que luce prometedora.

“Sí, estoy listo para esta ciudad, para seguir ayudando al equipo. Han sido momentos intensos los que he vivido, pero muy contento de por fin estar en las Grandes Ligas”, dijo el puertorriqueño, a quien se le compara, por su swing y su defensa en la intermedia, con el dominicano Robinson Cano.

Díaz recibió la esperada llamada antes del inicio de una serie de cuatro partidos de los Marlins en la Gran Manzana, tras dejar en AAA average de .305, con OBP de .395 y slugging de .578 en 102 partidos, en los que disparó 26 cuadrangulares y remolcó 70 carreras.

“Fue un momento muy especial para mí. Imagínate que vivo cerquita del estadio de los Mets. Estar allí con mi familia, mis hermanos, mis amigos. Es una ciudad muy latina con fuerte presencia de la gente de Puerto Rico. Eso será inolvidable”, agregó el jugador, nacido hace 23 años en Bayamón.

El video de su padre celebrando el primer jonrón de su hijo en medio de una entrevista con Craig Minervini, del canal local de Miami que transmite los juegos de los Marlins, se volvió viral.

“Hemos hablado de eso. Él estaba súper emocionado. Ahora mismo él es más famoso que yo, pero me siento muy feliz de que él y toda la familia hayan disfrutado de ese momento tan especial”, añadió Díaz, quien está consciente del largo camino que tiene por delante.

“Hay que seguir trabajando fuerte y aprender de los veteranos. Tener la claridad de que esto apenas comienza y que se requiere de mucha dedicación para conquistar la confianza del club y de los aficionados”.

“Las Grandes Ligas son palabras mayores. Es un nivel superior y quizás me tome un poco de tiempo la adaptación completa, pero yo sé que estoy física y mentalmente preparado para hacer los ajustes que sean necesarios. Ahora solo quiero demostrarle a los Marlins que puedo hacer el trabajo en este nivel”, concluyó el jugador proyectado para ser la segunda base del futuro de la franquicia miamense.