<
>

¿Cuál de los bateadores más mejorados de 2019 en MLB mantendrá su paso?

play
Gio Urshela: 'Con esta confianza es que vamos a ganar' (1:00)

El antesalista colombiano de los Yankees destacó la importancia de ganarle la serie a los Dodgers. (1:00)

Aunque llegó al partido del martes con apenas dos hits en sus últimos cinco partidos, Cody Bellinger está en el medio de una temporada sobresaliente. Luego de establecer record para un novato en la Liga Nacional en cuadrangulares en el 2017, cayó víctima de una especie de maldición del segundo año la temporada pasada, pero Bellinger se pasó el invierno no solo trabajando para restaurar la mecánica de su swing a su forma del 2017, sino también para obtener un mejor entendimiento de cómo los lanzadores lo estaban enfrentando. Y los resultados han sido sorprendentes. El toletero de 24 años está empatado en el liderato de jonrones de la Liga Nacional con 42, y lidera la versión de FanGraphs de victorias sobre reemplazo (6.8 fWAR). Es uno de los favoritos para el premio de JMV en la LN, y podría ser el favorito absoluto para el premio de mayor progreso del año.

Hacia ese fin, la semana pasada intenté hacer una búsqueda objetiva de klos jugadores de mayor progreso vía una investigación profunda en las páginas de la Grilla de Estadísticas de la Temporada de FanGraphs, lo que le permite a sus usuarios ver hasta 11 temporadas de información en una sola categoría y hacer un ranking de los totales de año a año. Elegí 10 categorías estadísticas en las que podría buscar por cambios significativos y le otorgué 30 puntos a los cambios más grandes en cada categoría, 29 al segundo cambio más grande y así sucesivamente hasta el número 30. Hubo algunas arrugas en el proceso, pero el resultado final arrojó que Bellinger salió como el mejor en la lista, seguido de Rafael Devers de los Medias Rojas -- cuya fuerte temporada 2019 fue lo que inspiró en primer lugar mi investigación - en segundo puesto.

En esta ocasión, volví a hacer los rankings, eliminando una categoría (clutch) que no es realmente basada en habilidades y además evité la doble ponderación del wRC+ y WAR, los cuales ya tienen doble crédito en algunas de las otras categorías que sí incluí. (A saber, promedio de bateo, porcentaje de embasamiento y porcentaje de slugging, tasas de ponches y boletos, tasa de swing fuera de la zona, y fildeo - rating de zona máxima más el ajuste por posición.) Además eliminé un tedioso paso de dividir los puntos de clasificación en el caso de los empates virtuales; donde dos jugadores podrían haber mejorado en WAR de 3.5 pero en un caso es 3.52 y en el otro 3.48, esos jugadores ya están clasificados correctamente en el sitio. Con todo eso en mente, he aquí la tabla de posiciones y sus puntos en las categorías dadas:

Los resultados no son muy diferentes que antes; Tim Anderson salió de los primeros 10, siendo reemplazado por Mark Canha. Pero en esta ocasión, no solo estoy mirando los rankings, sino también qué jugadores tienen más probabilidades de conservar sus ganancias, y cuáles no, aportando consideraciones como las estadísticas de Statcast, la distribución de pelotas bateadas, y otras más para agregarse a mis hallazgos. Decir que un jugador no mantendrá todas sus ganancias no debería considerarse como un desaire. Estos muchachos todavía califican entre los que más han mejorado, pero solo creo que ciertos indicadores sugieren que es menos probable que permanezcan en este nivel.

Quedándose en los alrededores

Cody Bellinger, Los Angeles Dodgers Bellinger fue más que sólido el año pasado (.260/.343/.470, 120 wRC+, 3.6 fWAR), pero su actuación de este año (.310/.407/.649, 166 wRC+, 6.8 fWAR) está en otro nivel por completo. Su ascenso al estrellato es particularmente convincente porque está ganando la batalla más básica por el control de la zona de strike. Se ubica en el tope de estos rankings porque acumula puntos en cada categoría excepto en la tasa de swing fuera de la zona, pero también ha recortado su número de abanicadas (de 28.3% a 27.0%). Su tasa de abanicadas ha bajado (12.3% a 9.8%), y también su tasa de boletos y ponches ha mejorado (la primera de 10.9% a 13.9%, la segunda de 23.9% a 16.9%).

Y aunque está abanicando menos, está haciendo mejor contacto; vía Statcast, su velocidad de salida promedio ha subido de 89.7 mph a 91.3 mph, su tasa de pelotas bateadas duro de 38.6% a 48.0%, y su xwOBA (promedio esperado de embasamiento sopesado) de .328 (en el 50 por ciento) a .437 (en el 100 por ciento). Además ha pasado gran parte de sus entradas más en el jardín derecho que en la primera base, donde ha logrado maximizar su forma física y su valor. Ahora él es una superestrella.

Rafael Devers, Boston Red Sox

Devers peleó en su primera temporada completa en las mayores a los 21 años, pero tuvo problemas al terminar con números de .240/.298/.433 para 90 de wRC+, con -4.5 UZR en la tercera base y apenas 1.0 de fWAR. En esta ocasión, ha mejorado de forma significativa su modo de bateo con dos strikes, lo que lo ha ayudado a recortar su tasa de ponches de 24.7% a 16.2%, y ha aprovechado más el Monstruo Verde del Fenway Park al elevar las pelotas de forma más frecuente hacia la banda contraria. A la defensa, ha alcanzado más pelotas y ha hecho menos errores, mejorando su UZR a 1.6.

Particularmente a su edad, los resultados generales (.326/.373/.583, 142 wRC+, 5.4 fWAR) - siendo este último el cuarto mejor de la liga - sugieren que los Medias Rojas han encontrado a otra piedra angular, y quizás un futuro candidato al JMV si Mike Trout alguna vez se cansa de ganar el premio.

Yoan Moncada, Chicago White Sox

Un prospecto altamente cotizado por algo polarizante - encabezó la lista de prospectos de FanGraphs en 2017, pero "solo" llegó en el puesto 17 en la de ESPN -- Moncada, nacido en Cuba, produjo un respetable fWAR de 3.1 en 203 partidos para los Medias Blancas en 2017-18, pero este año, el ambidiestro de 24 años ha logrado moverse más allá de lo esperado.

Ha logrado mantener un modo de bateo más agresivo en el plato, haciendo swing al 33.2% de los pitcheos fuera de la zona (un aumento respecto al 23.3%), pero eso le ha rendido frutos. No solo ha recortado su tasa de ponches de 33.4% a 27.8%, está descosiendo la pelota; su velocidad promedio de salida de 92.9-mph (un aumento respecto al 90.6 del año pasado) lo ubica en el 98 por ciento, y su poder aislado (porcentaje de slugging menos promedio de bateo) ha aumentado de .164 a .245. Sus números en general (.301/.356/.545, 22 HR, 164 wRC+, 4.2 WAR), sin mencionar su juego por encima de la media en la tercera base comparado con un juego por debajo de la media en la segunda, sugiere que está a punto de iniciar una corrida de apariciones en el Todos Estrellas.

Ketel Marte, Arizona Diamondbacks

El elevar la pelota con gran consistencia y autoridad le ha rendido enormes dividendos a Marte, de 25 años, quien ya ha casi doblado su total de jonrones (de 14 a 27) mientras ha compilado buenos números .321/.3813/.572 (142 wRC+) - todos ellos entre los 10 mejores de la LN - muy por encima de sus modestos números del año pasado con .260/.332/.437 (104 wRC+). Ha logrado todo eso mientras ha asumido la titularidad en el jardín central, donde ha aprendido rápido las mañas de la posición, al producir un UZR de 7.4 en casi media temporada de labor, y ha mejorado su corrido en las bases (avances con hits y outs al igual que bases robadas) por 4.1 carreras. Su fWAR de 6.0 es más de doble de su total del año pasado (2.5) y solo es superado por Trout, Bellinger y el actual JMV de la LN Christian Yelich. Gran actuación.

Trey Mancini, Baltimore Orioles

La temporada de Mancini ha sido una de las pocas luces brillantes en la horrible temporada de los Orioles. Ha pasado de unos vacíos 24 jonrones el año pasado, acompañados con un 93 wRC+ y un -0.2 WAR, a unos más robustos 29 vuelacercas con 124 wRC+ y 2.2 WAR. Las tasas de ponches y boletos del jardinero derecho de 27 años han mejorado (de 6.9% a 9.2% para la primera, y 24.1% desde 21.2% para la segunda) y su tasa de rodados ha bajado significativamente (de 54.6% a 46.0%). No es una estrella, pero los Orioles necesitan todos los jugadores por encima de la media que puedan obtener.

Más propensos a desvanecerse

Scott Kingery, Philadelphia Phillies

Kingery, como novato en la pasada temporada, y quien se colocó en el puesto 33 en la lista de los 100 mejores prospectos de Keith Law -- finalmente fue víctima de problemas ( .226/.267/.338, 62 wRC+, minus-0.1 WAR). Y para colmo de males estuvo el hecho de que los Phillies generalmente lo colocaron como campocorto, donde casi no ha tenido experiencia como profesional, en vez de la segunda base, que es su posición natura, pero que está ocupada por César Hernández. Ha ocupado varias posiciones alrededor del diamante este año, pasando la mayor parte del tiempo en el jardín central (cubriendo la ausencia de Odúbel Herrera por su suspensión por violencia doméstica y la lesión de Andrew McCutchen) y la tercera base (donde Maikel Franco eventualmente se ganó un descenso a Triple-A).

Kingery ha mejorado en varias áreas, al punto de batear .273/.336/.499 para un 114 wRC+ con 2.3 fWAR. Sin embargo, tanto su tasa de ponches como la de abanicadas han empeorado (la primera de 26.0% a 28.5%, y la última de 13.6% a 14.9%), su xwOBA en general es de apenas .318 (en el 34 por ciento), y ha bajado a .248/.326/.438 (96 wRC+) desde el receso del Juego de Estrellas. Eso no significa que no pueda recuperarse para obtener de nuevo todas sus ganancias, pero necesita hacer algunos ajustes antes de alcanzar su techo.

James McCann, Chicago White Sox

McCann entered this year, his age-29 season, as the definition of a replacement-level player, producing a 75 wRC+ and a net of 0.0 fWAR in 452 career games since debuting in 2014. Last year, he produced a dreadful 58 wRC+ (.220/.267/.314) and minus-0.5 fWAR, and then was non-tendered by the Tigers in late November. He has turned over a new leaf in Chicago, and thus far has hit .282/.333/.471 with 15 homers, a 112 wRC+, and 2.1 fWAR, career bests across the board.

Aunque su buena historia culminó en una selección al Juego de Estrellas, su producción ha estado impulsada por un BABIP de .374, 92 puntos por encima de su número del año pasado. Eso es difícil de mantener para un receptor que se mueve lento y quien batea la pelota más hacia el suelo que hacia el aire, y no le ayuda que se está ponchando con mayor frecuencia (29.2%, un aumento del 25.4% del año pasado, y respaldado por una débil tasa de boletos de 5.8%).

Carlos Santana, Cleveland Indians

A los 33 años, el canoso de esta lista ha disfrutado de una gran recuperación a su regreso a Cleveland tras un año en Philadelphia. Ha mejorado su ya buena forma de batear disciplinada en el plato, haciendo swing apenas al 20.9% de los pitcheos fuera de la zona; su tasa de boletos de 17.3% y su porcentaje de embasamiento de .412, lo ubican segundo en ambos renglones en la LA detrás de Trout. Mientras tanto, su velocidad de salida ha aumentado de 88.8 mph a 91.8 (en el 93 por ciento); ha conectado 30 jonrones y tiene slugging de .541, un aumento de sus 24 jonrones y slugging de .414 del año pasado, y ha provisto una defensa por encima de la media (2.6 UZR) en ruta a un 4.3 fWAR, más del doble logrado el año pasado de 1.9. Las únicas razones para sentir escepticismo con él son su edad en un deporte que cada día se hace más joven, y el aumento en la tasa de rodados (46.7%, un aumento respecto al 40.3% del año pasado), pero ahora mismo, todo eso le está funcionando.

Mark Canha, Oakland Athletics

El año pasado, Canha, quien fue titular por primera vez desde el 2015, bateó para un respetable 113 wRC+ (.249/.6328/.449) con 17 jonrones y WAR de 2.0 en apenas 411 apariciones al plato. Nadie se habría sorprendido si su rendimiento hubiese bajado, pero en cambio, el jardinero de 30 años ha mejorado a 148 wRC+ (.279/.391/.545) con 22 jonrones y 3.1 fWAR en 368 apariciones. Con un modo de batear muy disciplinado, en el que ha logrado recortar su tasa de abanicadas fuera de la zona (de 31.1% a 25.3%), le ha ayudado a aumentar su tasa de boletos (de 8.3% a 13.0%), mientras que su poder ha venido de jalar la pelota en el 53.1% de las pelotas en juego, la cuarta mayor tasa entre los jugadores en MLB con al menos 350 apariciones.

Lo malo de jalar la pelota con regularidad es que los equipos contrarrestan eso con formaciones especiales, lo que tiene el efecto de bajar el BABIP del jugador. Eso podría bajar los números de Canha. Así que podríamos esperar que le ocurra algo así, dado su aumento de 14 puntos en el xwOBA (de .341 a .355) lo que sugiere que al menos una porción de sus ganancias de este año es exagerada.

DJ LeMahieu, New York Yankees

La versatilidad de "Le Machine" - hace de todo, y todo lo hace bien, ya que ha jugado al menos 33 partidos en la primera, segunda y tercera base - ha sido una bendición para los Yankees, quienes han enviado a cada titular a la lista de lesionados en un punto u otro de la temporada excepto por Gleyber Torres y LeMahieu. Los números superficialmente modestos del jugador del cuadro de 31 años mientras jugaba la mitad de sus partidos en el Coors Field (.276/.321/.428) no fueron realmente buenos el año pasado (86 wRC+), pero ha logrado adaptarse a la baja de la altura, repartiendo hits por todos los puntos del diamante, y agregando 52 puntos al wRC+ (138, via sus números de .332/.378/.532 line).

Con un título de bateo de la Liga Nacional en su hoja de vida, se encuentra a seis puntos de Michael Brantley en la contienda de la Liga Americana este año; si logra cerrar la brecha, sería el primer jugador en ganar un título de bateo en cada liga. Es su forma de bateo hacia el suelo lo que levanta algunas interrogantes. De los 19 bateadores calificados con su tasa de rodados a elevados de 1.7 o más, solo él y Starling Marte han alcanzado los 20 jonrones (ya logró su máximo de su carrera con 22). Es un buen bateador, pero no tan bueno, y nadie debe esperar que tampoco logre mantener sus números de .402/.443/.589 con corredores en posición de anotar.