<
>

Marwin González lamenta el robo de señas de los Astros en 2017

play
González se disculpa por el escándalo de robo de señas en los Astros (1:33)

Marwin González habló por primera vez sobre el escándalo de robo de señas de los Astros y pidió disculpas por ello a los jugadores afectados y a todos los afectados. (1:33)

Marwin González se convirtió este martes en el primer jugador de posición del equipo de los Houston Astros del 2017 que fue implicado en un escándalo de robo de señas que sacudió el béisbol en expresar remordimiento por el esquema.

González, quien ahora juega para los Minnesota Twins, habló con los reporteros en el complejo de entrenamiento primaveral del equipo en Fort Myers, Florida.

"Estoy aquí para decirles cómo me siento y solo quiero decirles que me arrepiento de todo lo que sucedió en 2017", dijo.

Los Astros ganaron la Serie Mundial esa temporada, derrotando a los Los Angeles Dodgers en siete juegos. Las Grandes Ligas anunciaron el mes pasado que el equipo utilizó la repetición en video para robar las señas de los equipos rivales durante las temporadas 2017 y 2018, pasando la información a sus bateadores golpeando botes de basura, y castigó severamente al equipo, suspendiendo al mánager AJ Hinch y al gerente Jeff Luhnow por una temporada, quitándoles sus selecciones de primera y segunda ronda en las próximas dos temporadas y multándo la franquicia por $5 millones. Hinch y Luhnow luego fueron despedidos por el dueño Jim Crane.

González, quien firmó como agente libre con los Twins el año pasado, dijo que quería expresar especialmente su pesar "a los jugadores que fueron afectados directamente por hacer esto y otras cosas similares".

Se le preguntó sobre el ex lanzador de Grandes Ligas Mike Bolsinger, quien tuvo una salida desastrosa ante Houston en 2017 mientras estaba con los Blue Jays y fue bajado a las menores al día siguiente. Bolsinger radicó una demanda contra los Astros, reclamando daños para sí mismo y deseando que los Astros cedan los casi $31 millones en bonos del campeonato de la Serie Mundial 2017, y que los fondos sea distribuidos a entidades benéficos en Los Angeles enfocadas en mejorar la calidad de vida de los niños.

"Desearía poder echar atrás todo y hacerlo de forma diferente, pero no hay nada que podamos hacer", dijo.

Cuándo se le preguntó cómo afecta el escándalo al legado del equipo en el 2017, González dijo que era "difícil de decir".

"Es difícil especular. Todavía pienso que tuvimos uno de los mejores equipos de la última década, un gran talento", dijo.

Además dijo que "difícil de medir" si los Astros habrían ganado la Serie Mundial sin el robo de señas.

"Solo tienes que jugar a la pelota. Eso es difícil saberlo, uno nunca sabe. Ese fue un gran equipo, con grandes cicos. Esa pregunta es difícil responderla", dijo.

González dijo que todavía se mantiene en contacto con varios de sus ex compañeros de los Astros, a quienes catalogó como su "segunda familia". Dijo ue espera que su antiguo equipo reciba una recepción difícil en los partidos como visitantes esta temporada.

"Desafortunadante así es. Así es, va a ser abucheados", dijo.

González dijo que estaba enfocando su atención hacia el equipo de los Twins en 2020, el que dijo que tiene la oportuniad de ser "grandioso". Ese equio del 2020 incluye a los derechos Sergio Romo y Kenta Maeda, un lanzador abridor de los Dodgers del 2017 que fue adquirido por Minnesota en un cambio con Los Angeles esta semana.

González dijo que abordará el asunto con sus compañeros de los Twins que estuvieron con los Dodgers en 2017 y señaló que tendrá ocho meses para vincularse a ellos.

"Estoy seguro que vamos a tener una gran relación", dijo.