<
>

¿Quiénes son los favoritos para llegar a octubre en MLB?

play
Lo mejor del día en BBEN: Polémica propuesta de Rob Manfred, siete equipos en postemporada (0:55)

La oficina del comisionado de las Grandes Ligas tendría en la mesa una modificación para la postemporada 2021 que tendría a 14 equipos en octubre y a los mejores clasificados les da la opción de escoger a sus rivales. (0:55)

Todavía no han abierto los campos de entrenamientos y ya los New York Yankees tienen a su primer inquilino en la lista de lesionados.

Pero a pesar de la ausencia del zurdo James Paxton por los próximos tres o cuatro meses, los Yankees parten como los grandes favoritos no sólo en la División Este de la Liga Americana, sino para llegar y ganar la Serie Mundial.

La flamante firma del derecho Gerrit Cole le dio a New York la solidez en la rotación, que cuenta además con los derechos Luis Severino y Masahiro Tanaka. El veterano zurdo J.A. Happ ocupará el espacio de Paxton, mientras que para el quinto puesto, el manager Aaron Boone podría usar un opener, a la espera de la reincorporación del sancionado dominicano Domingo Germán.

El bullpen de los Yankees es posiblemente el más poderoso de todo el béisbol, encabezado por el cerrador cubano Aroldis Chapman y con joyas del calibre de Adam Ottavino, Zack Britton, Chad Green y Tommy Kahnle.

La ofensiva es el punto fuerte de los Mulos de Manhattan, blindados por donde quiera que se les mire. Gary Sánchez (C), Gleyber Torres (SS), D.J. Le Mahieu (2B), Aaron Judge (RF) y Giancarlo Stanton (DH) tienen sus puestos seguros en la alineación, mientras que la epidemia de lesiones del 2019 permitió mostrar la profundidad de un róster que tuvo revelaciones como Mike Tauchman, Mike Ford, Thairo Estrada, Clint Frazier y Tyler Wade.

El quisqueyano Miguel Andújar regresa a reclamar su puesto en la antesala, que peleará con el colombiano Gio Urshela, de mucha mejor defensa.

Una opción sería mover a Andújar a la inicial y compartir tiempo de juego con Luke Voit.

La salud es la mayor interrogante del conjunto del Bronx, que el año pasado, a pesar de tantas lesiones, logró superar las 100 victorias.

En el Este, los archirrivales de los Yankees, los Boston Red Sox, se debilitaron con la salida de Mookie Betts y David Price, mientras que los jóvenes de Toronto Blue Jays, con un año más de madurez, podrían ser el principal rival de los neoyorquinos en el grupo, sin descartar a los sempiternos competidores Tampa Bay Rays.

¿Y los Baltimore Orioles? Bien, gracias por participar.

División Central: entre Twins y White Sox anda el juego

Luego de años de reconstrucción, los Chicago White Sox parecen listos para dar el salto en la división central del joven circuito.

Los Cuban White Sox, con José Abreu como líder y padrino de sus jóvenes compatriotas Yoan Moncada y Luis Robert, añadieron en el invierno al también cubano Yasmani Grandal en la receptoría y al zurdo Dallas Keuchel para encabezar una rotación prometedora a base de Lucas Giolito y el dominicano Reynaldo López.

También regresan Michael Kopech y el cubanoamericano Carlos Rodón, en tanto el veterano Gio González tiene mucho que aportar al núcleo.

El fenómeno dominicano Eloy Jiménez, en su segundo año, y Tim Anderson, líder de los bateadores del 2019, completan una tanda de terror para los patiblancos.

Sus principales rivales en la división serán los Minnesota Twins, que un año atrás impusieron una marca histórica de 307 bambinazos.

La columna ofensiva sigue intacta con el veterano bateador designado quisqueyano Nelson Cruz, el boricua Eddie Rosario, el alemán Max Kepler y el venezolano Marwin González en los jardines.

El intermedista venezolano Luis Arráez despierta muchas expectativas tras su gran campaña de debut en la bateó para .334, mientras que el dominicano Miguel Sanó se movería a la inicial, tras la llegada del antesalista Josh Donaldson.

Las dudas están en el cuerpo de abridores, que lidera el puertorriqueño José Berríos y cuenta como número dos con el derecho Jake Odorizzi.

Los Mellizos recibieron al veterano japonés Kenta Maeda, quien se unirá al zurdo Rich Hill y al diestro Homer Bailey.

Los Cleveland Indians también podrían competir en el grupo, a pesar de haber perdido a su as Corey Kluber y no contar desde finales de la campaña pasada con Trevor Bauer.

Las aspiraciones de la Tribu dependerán de Shane Bieber --No Justin-- y el venezolano Carlos Carrasco, recuperado de leucemia, quienes deberán echarse el equipo sobre sus hombros.

Los Detroit Tigers y los Kansas City Royals serán invitados de piedra, con la única función de completar el calendario de 162 juegos y arrancarles algún triunfo a los poderosos.

División Oeste: Astros, a pesar del caos

Los Houston Astros han vivido uno de los inviernos más incómodos de equipo alguno en toda la historia.

José Altuve y compañía deberán enfrentar el escarnio público, que los perseguirá de por vida como tramposos, pero aun así, los Astros deberían dominar el Oeste de la Liga Americana, si consiguen sobreponerse a la presión mediática que generarán desde que se abran los campos de entrenamientos, hasta que caiga el último out de la temporada.

Este año Houston no tendrá a Gerrit Cole, pero regresa Lance McCullers Jr. para unirse a los veteranos Justin Verlander y Zack Greinke y el prometedor mexicano José Urquidy.

Más allá del fraude, no duden del talento de Altuve, Alex Bregman, Carlos Correa, Yuli Gurriel, George Springer y Michael Brantley.

Los Oakland Athletics tratarán de descarrilar a los Astros. Será de alquilar balcones cuando se enfrenten estos dos equipos, sobre todo cuando si le toca lanzar en Houston al derecho Mike Fiers, el hombre que destapó todo el escándalo del robo de señales.

Los Texas Rangers serían el tercer contendiente divisional, al reforzar su pitcheo con Kluber y Jordan Lyles, y con la esperanza de que Lance Lynn y Mike Minor repitan sus faenas del 2019.

Además, un Joey Gallo saludable, que en lo poco que jugó el año pasado mostró notable mejoría en su identificación de pitcheos, podría ser un candidato a Jugador Más Valioso.

Los Ángeles Angels, con todo y su flamante firma de Anthony Rendón, volverán a quedarse cortos, pues sin pitcheo no hay paraíso, mientras que sería un milagro si los Seattle Mariners escapan del sótano divisional.

Pronóstico: Yankees, White Sox y Astros, líderes divisionales. Twins y Athletics serán los comodines.

LIGA NACIONAL

La adquisición de Mookie Betts y David Price en la última semana le devolvió automáticamente a Los Ángeles Dodgers la condición de superfavoritos para ganar la Liga Nacional y llegar a su tercera Serie Mundial en los últimos cuatro años.

Price se une a una rotación encabezada por Clayton Kershaw y Walker Buehler, mientras que el prometedor Dustin May podría tener su año de consagración y Jimmy Nelson buscará recuperar su carrera con su nuevo equipo.

Betts, por su parte, formará con Cody Bellinger una de las parejas ofensivas más peligrosas de todo el béisbol, para liderar una alineación llena de bates poderosos, como Justin Turner, Corey Seager, Max Muncy y el joven Edwin Ríos.

El lado más débil de los Dodgers sigue siendo su manager Dave Roberts. Fueron sus errores y no las trampas de los Astros en el 2017 o de los Red Sox en el 2018 los que le costaron al equipo la victoria en ambas Series Mundiales.

La mayor oposición para el equipo angelino en el Oeste vendría desde la vecina San Diego.

Los dominicanos Fernando Tatis Jr y Manny Machado son los líderes de un núcleo tan joven como talentoso, que parece listo para tomar el cielo por asalto.

Los Arizona Diamondbacks adquirieron en el invierno a Madison Bumgarner y al dominicano Starling Marte, pero no les alcanzará para pelear, mientras que los Colorado Rockies deberán resolver el problema interno que se generó con las intenciones de cambiar a su pelotero franquicia, el antesalista Nolan Arenado.

Los envejecidos San Francisco Giants son candidatos al sótano.

División Central: Llegó el momento de los Reds

Uno de los grupos más complicados de todo el béisbol es la División Central del viejo circuito y aunque los Milwaukee Brewers han sido dominantes en los dos últimos años, parece haber llegado la hora de los Cincinnati Reds en el 2020.

Mike Moustakas y Nicholas Castellanos llegan para ayudar ofensivamente al venezolano Eugenio Suárez y el fenomenal dominicano Aristides Aquino, mientras el veterano Joey Votto completa un quinteto que será la columna vertebral del ataque de los Reds.

El bullpen también recibió el refuerzo del quisqueyano Pedro Strop, que se une al cerrador cubano Raisel Iglesias y a Michael Lorenzen como los principales brazos relevistas.

La rotación abridora se ve definida desde antes de que abran los campos de entrenamientos, con el dominicano Luis Castillo a la cabeza de Sonny Gray, Trevor Bauer, Anthony DeSclafani y el zurdo Wade Miley.

Pero los Brewers no estarán dormidos, con su estrella Christian Yelich de regreso, tras la lesión que lo sacó de acción a finales de la pasada campaña.

Los St. Louis Cardinals siempre estarán en la pelea, a pesar de perder a un bate como el del dominicano Marcell Ozuna, pero necesitarán de un renacimiento de Matt Carpenter para que se sume al ataque de Paul Goldschmidt y Paul DeJong.

Y los Chicago Cubs, con David Ross estrenándose como manager, enfrentan un envejecimiento preocupante de su cuerpo de abridores, con Jon Lester, Kyle Hendricks, el japonés Yu Darvish y el colombiano José Quintana.

Los Pittsburgh Pirates lucen descartados de antemano.

División Este: Cualquiera menos los Marlins

Lo único claro en el oscuro panorama de la División Este de la Liga Nacional es que los Miami Marlins ocuparán el último lugar.

No bastan los refuerzos que llegaron a Miami (Jesús Aguilar, Corey Dickerson, Jonathan Villar o Francisco Cervelli) o el innegable talento de las figuras jóvenes como Jazz Chisholm, Sixto Sánchez, Lewin Díaz o Jesús Sánchez.

El problema es que los otros cuatro integrantes de la división son muy superiores y entre ellos deberían disputar no sólo el banderín del grupo, sino al menos uno de los dos comodines del viejo circuito, sino los dos.

En primer lugar, están los campeones de la Serie Mundial. A pesar de perder a Anthony Rendón, los Washington Nationals conservan el núcleo con el que derrotaron en octubre a los Astros.

Max Scherzer, Stephen Strasburg, Patrick Corbin y el venezolano Aníbal Sánchez fueron los brazos que le dieron la corona a la capital del país, mientras que el trío de jardineros de Juan Soto, Víctor Robles y Adam Eaton, Ryan Zimmerman, Trea Turner, Howie Kendrick y Asdrúbal Cabrera también estuvieron en el equipo campeón.

También están los Philadelphia Phillies, con Joe Girardi al mando, que vuelven a reforzarse en un intento de revertir los fracasos del 2018 y 2019.

Para ello trajeron a Zack Wheeler y Didi Gregorius, abridor el primero, torpedero el segundo, para ver si por fin el 2020 es el año del gran salto.

Los Atlanta Braves han ganado la división dos años seguidos y se reforzaron con Marcell Ozuna en los jardines, el zurdo Cole Hamels en la rotación y Travis d’Arnaud con los arreos.

Freddie Freeman, el venezolano Ronald Acuña Jr y Ozzie Albies serán las bujías ofensivas del equipo, mientras que Hamels es el brazo experimentado que llega a liderar una rotación prometedora de Mike Soroka, Sean Newcomb, Max Fried y Mike Foltynewicz.

Y los New York Mets parecen que sí, como todos los años, aunque terminen siendo no.

Perdieron a Wheeler en la agencia libre, pero Jacob deGrom, Noah Syndergaard y Marcus Stroman conforman una parte alta de la rotación sumamente sólida, aunque no tanto como un bullpen que se blindó con la llegada de Dellin Betances, para sumarse a Jeurys Familia y el cerrador Edwin Díaz.

Veremos cómo le va al recordista de jonrones para un novato, Pete Alonso, en su segundo año, mientras se espera el regreso –finalmente-- de Yoenis Céspedes, luego de cobrar prácticamente sin trabajar la mayor parte de uno de los peores contratos de la historia.

Pronóstico: Dodgers, Reds y Braves, líderes divisionales. Nationals y Padres como comodines.