<
>

Mike Fiers recibe cálida recepción en juego de primavera

play
Con o sin trampa, los Astros han tenido éxito (3:42)

'La base del equipo esta temporada es la misma de años atrás', comenta Guillermo Celis. (3:42)

MESA, Arizona - El fanático de los Oakland Athletics, K.C. Sandstrom, estaba sentado en la línea del jardín derecho observando a su equipo calentar mientras estaba armado con una pequeña pizarra, un marcador y una declaración escrita en mayúsculas.

"MIKE FIERS PARA PRESIDENTE"

Han sido unos meses tumultuosos para Fiers, el actual lanzador de los Athletics y exjugador de Houston que ayudó a exponer el escándalo de robo de señales de los Astros que sacudió a las Grandes Ligas de Béisbol. Pero en un domingo fresco en Arizona, el hombre de 34 años recibió una recepción en gran medida cálida durante su primera aparición en el entrenamiento de primavera en Mesa.

"Oakland nos va a apoyar sin importar qué", dijo Fiers después de lanzar dos entradas perfectas contra San Francisco. "Siempre han estado allí. Es divertido, es divertido jugar frente a estos fanáticos y con estos muchachos. Simplemente un gran día del béisbol".

Si bien Fiers ahora es ampliamente conocido por su conexión con el robo de señales de los Astros, también es un lanzador consumado. Lanzó dos juegos sin hits en nueve temporadas y viene de su mejor año en las grandes ligas: terminó con un récord de 15-4 y 3.90 de efectividad en 184 entradas y dos tercios en 2019.

Se espera que también tenga un papel destacado en el cuerpo de lanzadores de este año.

El derecho tuvo un buen comienzo de primavera, retirando a los seis Giants que enfrentó. Cuando se anunció la alineación de Oakland antes del partido, recibió fuertes aplausos del lado de los Athletics del estadio. El lado de los Giants era un poco menos entusiasta, pero ciertamente no hostil.

"En general, un buen día", dijo Fiers. "Pude lanzar strikes, pude poner pelotas donde quería y tiré todos mis lanzamientos".

El mayor escándalo del béisbol en años comenzó en noviembre después de que Fiers le explicó a The Athletic cómo los Astros usaron la electrónica para robar señales de los receptores adversarios durante su temporada ganadora de la Serie Mundial en 2017.

Fiers lanzó tres temporadas para los Astros, incluido 2017.

Las consecuencias, para los Astros, Fiers y todo el deporte, han sido aún más intensas de lo que muchos anticiparon.

Una investigación de MLB condujo a una suspensión de una temporada para el gerente general de Houston Jeff Luhnow y el mánager AJ Hinch, y ambos fueron despedidos por el dueño de los Astros, Jim Crane. El mánager de los Boston Red Sox, Alex Cora, y el de los New York Mets, Carlos Beltrán, que formaron parte de los Astros en 2017, también fueron despedidos por sus respectivos equipos.

Ningún jugador fue disciplinado, pero los Astros han recibido un torrente de críticas de estrellas como Mike Trout, Cody Bellinger y Aaron Judge, y fanáticos de todas partes.

El jardinero de Houston Josh Reddick dijo el viernes que él y otros jugadores incluso han recibido amenazas de muerte en respuesta al escándalo. Fiers dijo que también las había recibido.

Los Astros se encontraron con una recepción hostil durante su primer partido de entrenamiento de primavera contra los Washington Nationals el sábado. Fiers evitó el mismo tipo de respuesta el domingo frente a una multitud amistosa.

El papel de Fiers como denunciante en el escándalo de los Astros ha sido recibido con elogios y críticas. El comisionado Rob Manfred dijo el martes que el deporte "tomaría todos los pasos posibles para proteger a Mike Fiers donde sea que esté jugando, ya sea en Houston o en otro lugar" y agregó que "Mike le dio un servicio a la industria".

Otros no han sido tan condescendientes. El extoletero de los Boston Red Sox, David Ortiz, dijo que Fiers lucía "como un soplón" por revelar el escándalo de trampa solo después de haber dejado el equipo. Fiers dijo que todos tienen derecho a su opinión y que no estaba preocupado.

"Se trata de salir y jugar béisbol para todos", dijo Fiers.

"Todos los equipos están tratando de regresar, jugar el juego que amamos y competir. Lo demás se arreglará solo."