<
>

Yankees vs. Twins: la serie de los 300 jonrones

play
Edwin Encarnación: 'Estoy orgulloso de pertenecer a los Yankees' (0:45)

El dominicano dice estar listo para jugar la Serie Divisional con NY, en búsqueda de su primer anillo de Serie Mundial. (0:45)

NUEVA YORK – El duelo entre los New York Yankees y los Minnesota Twins en el Bronx será el primer partido de playoffs en la historia donde se enfrentarán dos equipos que conectaron 300 cuadrangulares o más en una sola temporada.

Los Yankees establecieron un nuevo récord el año pasado con 267 jonrones, más que cualquier otro equipo en la historia de las Grandes Ligas. Pero en una temporada en que hemos visto a la bola salir del parque a un ritmo récord, esa cifra estaba destinada a ser superada.

Los Twins no sólo rebasaron la marca establecida el año pasado por los Yankees, se pasaron toda la campaña temporada rompiendo y estableciendo nuevos récords de jonrones para la franquicia. La autodenominada “Bomba Squad” finalizó el año con 307 cuadrangulares, coronándose el mejor equipo jonronero en la historia de las Grandes Ligas. Aunque los Yankees tuvieron poco que envidiarles, ya que con 306 jonrones se quedaron a uno solo bombazo de empatar a los Mellizos para lo que es ahora el nuevo récord de todos los tiempos.

“Nadie jamás olvidará el ‘Bomba Squad’, y lo digo en serio”, explicó el dirigente Rocco Baldelli. "Es algo que nunca antes había sucedido en el béisbol, y nuestros jugadores lo lograron. En una temporada de seis meses, salieron y conectaron más jonrones que cualquier otro equipo en la historia del béisbol. Quién sabe si alguna vez se romperá ese récord”.

Minnesota conectó sólo 166 jonrones el año pasado. Esta campaña, y también por primera vez en la historia de las Grandes Ligas, cinco peloteros en un solo equipo finalizaron el año con 30 cuadrangulares o más, Max Kepler (36), Miguel Sano (34), Eddie Rosario (32) y Mitch Garver (31), todos liderados por uno de los mejores bateadores de esta década, el veterano Nelson Cruz con 41.

Cruz vs. Encarnación: duelo de leyendas latinas

Desde 2009, ningún pelotero en Grandes Ligas ha conectado más jonrones que el dominicano Cruz con 379. ¿En segundo lugar? El bateador designado de los Yankees, su compatriota Edwin Encarnación, con 348.

Según el estadístico oficial de Grandes Ligas, Elias Sports Bureau, si Cruz (401 HR) y Encarnación (414 HR) están en la alineación titular como bateadores designados, será solo la segunda vez desde 1973 que dos bateadores designados con 400 jonrones o más se enfrentan en postemporada. La única otra ocasión fue en 2012, cuando se enfrentaron Alex Rodríguez con los Yankees y Jim Thome con los Orioles.

“(Le tengo) mucho respeto”, dijo Cruz a ESPN al referirse a Encarnación. “Tenemos una bonita amistad y siempre nos mantenemos en contacto. Cuando hubo lesiones de ambas partes, siempre nos manteníamos en contacto para a ver cómo estaba. Siempre que se trate de un dominicano uno tiene como un sabor especial diría, porque es tu tierra. Entonces siempre, incluso cuando jugábamos en contra con los Orioles y Toronto, era lo mismo. Siempre esa amistad se ha mantenido”.

Encarnación, quien se está recuperando de un tirón del oblicuo izquierdo que lo ha mantenido fuera de acción desde el 12 de septiembre, pero estará activo para la serie divisional, evocó las palabras de Cruz.

“Es un orgullo de que ambos estemos en la posición que estamos, poniendo en alto el nombre de nuestro país y de los latinos”, dijo. “Va a ser una serie buena, una serie que se va a disfrutar, a dar el cien por ciento de uno y va a ganar el momento”.

Ambos toleteros, quienes han acumulado más de 400 cuadrangulares en sus respectivas carreras, tienen amplia experiencia en postemporada. Cruz jugó en 41 partidos de playoffs mientras militaba con los Rangers y los Orioles, bateando para .292 con 16 jonrones y 34 carreras impulsadas. Entre Toronto y Cleveland, Encarnación acumuló 26 juegos de postemporada, con promedio de .239 con 4 jonrones y 14 RBI.

Ahora con 39 años para Cruz y 36 para Encarnación, los experimentados bateadores son muy conscientes de que ésta podría ser una de sus últimas oportunidades de ganar ese elusivo primer anillo de Serie Mundial en sus respectivas ilustres carreras.

“Siempre le deseo lo mejor (a Encarnación), y si fuese por mí, ya yo le hubiese dado un anillo y yo creo que él piensa lo mismo”, dijo Cruz. “Nosotros como jugadores entendemos que tenemos un compromiso con el conjunto y vamos afuera y tratamos de dar lo mejor. Estas oportunidades no se dan todos los días o todos los años. Yo fui a dos Series Mundiales y ocho años después, todavía espero poder llegar. Definitivamente hay que aprovechar cada oportunidad”.

“He aprendido muchas cosas, ya que he estado en toda clase de playoffs, pero me falta la Serie Mundial. Es que no es fácil. No es fácil”, explicó Encarnación. “Por más bien que esté un equipo, son series cortas que cualquier cosa puede pasar en este juego y es bien difícil. Por eso yo admiro a cada jugador que ha ganado una Serie Mundial y que ha llegado ahí porque no es nada fácil. Hay que competir. Las cosas te tienen que salir bien. Todo tiene que salir a tu favor. Es algo bien difícil de lograr. Por eso todo el mundo sueña con eso, ganar una Serie Mundial y espero que yo no me quede soñando”.