<
>
CONTENIDO EXCLUSIVO
Obtén ESPN+

El canje de Blake Snell podría ser beneficioso para Padres y Rays, o quizás no tanto

play
Lo mejor de Blake Snell en Serie Mundial (0:46)

Los mejores outs ante los Dodgers del relevista Blake Snell. (0:46)

Es posible que Santa Claus haya llegado un par de días tarde, pero finalmente les dio un regalo a los fanáticos del béisbol: un importante intercambio de MLB para discutir y debatir.

Los Tampa Bay Rays enviarán al ganador del Cy Young 2018, Blake Snell, a los San Diego Padres por el lanzador Luis Patiño, el receptor Francisco Mejía y los prospectos Cole Wilcox y Blake Hunt. Tal vez no sea un verdadero megacambio dado que la gran temporada de Snell llegó hace dos años y Patiño y Mejía todavía son más prospectos que probados, pero es si es un megacambio teniendo en consideración los contratos realizados en estos días.

Este incluso viene con un poco de controversia mezclada dado que, en la última aparición de Snell para los Rays, el equipo que lo seleccionó en 2011, el mánager Kevin Cash lo sacó en la sexta entrada contra los Dodgers mientras Snell no había permitido carreras con apenas dos sencillos concedidos durante el Juego 6 de la Serie Mundial. Si bien este intercambio se trata más de que los Rays hagan lo que hacen a menudo, intercambiar a un jugador veterano por jóvenes con salarios más bajos, la decisión del Juego 6 se mantendrá sobre la franquicia hasta la temporada 2021.

También es un intercambio fascinante porque tiene la posibilidad de ser un gran intercambio en el que todos ganan, o potencialmente una gran pérdida para un lado. Este es un trato tan arriesgado como lo hacen los gerentes generales en estos días, ya que Snell todavía está bajo el control del equipo durante tres temporadas más con un salario razonable y posiblemente posee lo mejor que cualquier zurdo en el juego, pero también tiene algunas preocupaciones sobre su durabilidad.