<
>

Con Tom Brady en Tampa, esto son los cinco equipos con tendencia al alza en la NFL

play
Tom Brady se confiesa sobre su partida de los Patriots (1:16)

El legendario quarterback piensa que su tiempo con New England había llegado a su final, sin importarle el legado. (1:16)

Ya podemos ver la mayor parte del periodo de agencia libre de la NFL en nuestros espejos retrovisores, lo que significa que tenemos una idea mucho más precisa de cuáles equipos serán contendores durante la temporada 2020. Es cierto que el draft de la NFL causará diversas repercusiones, pero ese proceso se asemeja a una lotería y no deberíamos hacer cambios drásticos en nuestro nivel de expectativas a corto plazo con respecto a los diversos equipos, asumiendo que esos jugadores harán aportes importantes en su primer año en la liga.

Dicho lo anterior, les presentamos a los cinco equipos con mayor mejora en su cotización luego de haber hecho los movimientos correctos durante esta temporada baja.

Dallas Cowboys

Mayor mejora (por unidad): Línea defensiva interior - Justo antes de iniciarse la temporada anterior, califiqué a la línea defensiva interior de Dallas en el último puesto de la liga. Al parecer, los Cowboys estuvieron de acuerdo con esa evaluación, ya que en fechas recientes contrataron a uno de los mejores tackles defensivos de la liga en la última década, como lo es Gerald Mc Coy, aparte del run-stuffer Dontari Poe, para convertirlos en socios de Tyrone Crawford en las carreras. McCoy y Poe sumaron 9.0 capturas en la temporada anterior. El resto de los miembros del roster de Dallas que volverá para la venidera campaña sumaron 17.5 capturas. Tras estos movimientos, la unidad defensiva de Dallas queda cerca de ubicarse entre las 10 mejores de la NFL.

Mayor mejora (por jugador): Ha Ha Clinton-Dix - La situación de Dallas en lo que respecta a la posición de profundo ha sido otra área de preocupación (colocándose en el puesto 30 de las calificaciones a unidades en 2019); por ende, la incorporación de un profundo confiable y probablemente subestimado, como lo es Clinton-Dix, representa un movimiento significativo. Clinton-Dix y el profundo libre Xavier Woods le aportan a Dallas lo que ahora es una dupla sólida en dicha posición.

Eslabón más débil: Ala cerrada - Dallas es un equipo sumamente sólido en muchas posiciones, aunque podemos señalar como debilidad al ala cerrada, después de la partida de Jason Witten. Blake Jarwin es candidato para dar un salto sustancial; no obstante, hasta ahora no ha sido más que un jugador situacional en sus tres temporadas como profesional. Dalton Schultz y Blake Bell son sus suplentes.

En conclusión: Han partido jugadores de la talla de Witten, el centro Travis Frederick, el esquinero Byron Jones y el receptor Randall Cobb, pero Dallas pudo compensarlo, haciendo distintas mejoras en posiciones clave. El roster se muestra sólido o con mucha calidad en prácticamente todas las posiciones, lo que hace del equipo liderado por el mariscal de campo Dak Prescott un fuerte contendor a la corona de la NFC Norte.


Pittsburgh Steelers

Mayor mejora (por unidad): Mariscal de campo - Hago trampa en este apartado, considerando que la temporada baja de los Steelers hasta los momentos se ha mantenido bastante discreta; no obstante, el hecho que Ben Roethlisberger vuelve tras recuperarse de su lesión es la razón clave por la cual este equipo se catapulta para alcanzar estatus de contendor legítimo. De manera increíble, Pittsburgh sumó marca 8-8 en la anterior campaña a pesar de una espantosa actuación ofensiva que llevó al equipo a sumar el gran total de 10 anotaciones en sus nueve compromisos finales. Los Steelers anotaron 51 touchdowns defensivos (quinto mejor registro) de la mano de Roethsliberger en 2018.

Mayor mejora (por jugador): Eric Ebron - El ex ala cerrada de los Indianapolis Colts viene de conseguir una campaña 2019 decepcionante marcada por las lesiones; a pesar de ello, pudimos ver su potencial al sumar línea ofensiva de 66-750-13 junto a Andrew Luck en 2018. El jugador de 27 años representa una mejora sustancial en comparación con Vance McDonald, quien aún no ha conseguido mantenerse sano durante una temporada regular completa de 16 partidos.

Eslabón más débil: Corredor - Si la posición de corredor es tu eslabón más débil, entonces es probable que hayas hecho un gran trabajo a la hora de armar tu roster. Un James Conner sano y confiable mejoraría sustancialmente dicha calificación, pero es probable que los Steelers atiendan esta situación mediante sus elecciones en el draft.

En conclusión: Pittsburgh cuenta con un roster repleto de talento. Su defensiva mostró nivel de elite en 2019, mientras que prácticamente la totalidad de su grupo volverá para la próxima temporada. Roethlisberger, quien fue líder de la NFL en pases en 2018, regresará junto a una línea ofensiva por encima del promedio y un trio interesante de jóvenes receptores conformado por JuJu Smith-Schuster, Diontae Johnson y James Washington. Pueden esperar ver a este equipo ejerciendo presión sobre Baltimore en la carrera por el título de la AFC Norte.


Tampa Bay Buccaneers

Mayor mejora (por jugador): Tom Brady - Sin sorpresas en este departamento. Es cierto que Brady y su predecesor en Tampa Jameis Winston tuvieron exactamente el mismo Quarterback Rating (QBR) en la temporada anterior, pero esa cifra se alejó muchísimo del nivel usualmente mostrado por el Más Grande de Todos los Tiempos. Contrario a Winston, que ponía constantemente a los Buccaneers en situaciones difíciles con 30 intercepciones durante la pasada temporada, Brady tiene un total de 29 intercepciones en sus cuatro campañas más recientes.

Mayor mejora (por unidad): La defensiva en su totalidad - Existen dos piezas en este rompecabezas: las renovaciones contractuales y el progreso experimentado por sus jóvenes jugadores. Incluso antes de la incorporación de Brady, los Buccaneers se mostraban como un equipo en ascenso; por ello, no se puede subestimar las renovaciones de los jugadores de línea defensiva Ndamukong Suh y Jason Pierre-Paul y el apoyador Shaquil Barrett a la hora de evaluar la temporada baja de Tampa Bay. También será de ayuda el desarrollo del nivel de juego de Devin White (elegido en primera ronda del draft 2019), Vita Vea (primera ronda en 2018), Carlton Davis (segunda ronda en 2018), Sean Murphy-Bunting (segunda ronda en 2019), Jamel Dean (tercera ronda en 2019) y Mike Edwards (tercera ronda en 2019). Sumamos al destacado apoyador Lavonte Davis y a Justin Evans, quien regresará tras haberse recuperado de su lesión en un pie y tenemos una defensiva que podría dar un salto importante en 2020.

Eslabón más débil: Profundo y Corredor - No existen opciones seguras dentro de este grupo de profundos, pero al menos tienen opciones. Edwards, Evans, Jordan Whitehead y Andrew Adams competirán por la mayoría de los snaps. El líder corredor Ronald Jones II dio un salto en su nivel en 2019; no obstante, los Buccaneers son fuertes candidatos para fichar a través del draft un corredor capaz de pasar y atrapar.

En conclusión: Si sopesamos correctamente la importancia de las distintas posiciones, no es una locura sugerir que los Buccaneers cuentan con un roster a punto de ubicarse entre los cinco mejores de la NFL. Tienen a Brady como eje, una dupla de élite en la posición de corredor (Mike Evans y Chris Godwin), una línea ofensiva imperfecta pero competitiva, un septeto de gran calidad al frente y una línea secundaria en ascenso. Tampa Bay es fuerte contendor al comodín en la NFC.

Indianapolis Colts

Mayor mejora (por unidad): Mariscal de campo - Básicamente, los Colts no tenían otra opción que poner todos sus huevos en la cesta de Jacoby Brissett, tras el sorpresivo anuncio del retiro de Andrew Luck en agosto pasado. Eso no funcionó bien, aunque se hicieron con una mejoría a corto plazo luego de pactar con Philip Rivers durante la temporada baja. Ciertamente, Rivers no viene de conseguir su mejor campaña en la NFL, ubicándose en el puesto 11 en porcentaje de completados y yardas por intento. Aún le queda algo de vida en la NFL al jugador de 38 años.

Mayor mejora (por jugador): DeForest Buckner - El gerente general de los Colts Chris Ballard expresó que el esquema defensivo del equipo utiliza la técnica 3; por ende, la contratación de una estrella en esta posición, como lo es Buckner, representa un movimiento importante para esta unidad. El jugador de 26 años sumó argumentos para ser considerado como el mejor jugador de los San Francisco 49ers durante su exitoso ciclo de 2019 que los llevó al Super Bowl. Asimismo, los Colts incorporaron a Sheldon Day, excompañero de Buckner, a un grupo conformado por jugadores tales como Denico Autry, Grover Stewart y el edge/tackle defensivo Tyquan Lewis.

Eslabón más débil: Receptor - T.Y. Hilton es toda una estrella, aunque tiene 30 años y no cuenta con mucha ayuda confiable. Zach Pascal y Parris Campbell son las siguientes opciones, siendo los únicos con certeza de conformar el roster en 2020.

En conclusión: Los Colts han armado una ofensiva con argumentos para ser considerada entre las cinco mejores de la NFL, sin debilidades evidentes, aparte de una línea ofensiva de elite. Ciertamente, sus posibilidades para la temporada 2020 serán definidas por el desempeño de Rivers; pero una sólida campaña por parte del veterano podría ser suficiente para conferirles a los Colts el titulo de la AFC Sur.


Cincinnati Bengals

Mayor mejora (por unidad): Secundaria - Los Bengals han dado pasos de gigante en lo que a su defensiva se refiere. Comenzaron con una transformación en la posición de esquinero, reemplazando a Dre Kirkpatrick, Darqueze Dennard y B.W. Webb con Trae Waynes, Mackensie Alexander y LeShaun Sims como respaldos de William Jackson. Vonn Bell reemplaza a Shawn Williams en la posición de profundo fuerte, haciendo dupla con el profundo libre Jesse Bates, quien jugará su tercer año en la NFL. En el peor de los casos, esta será una sólida unidad secundaria.

Mayor mejora (por jugador): D.J. Reader - Reader está lejos de ser un nombre conocido en la línea defensiva, pero el jugador de 25 años ha sido el ejecutor del interior de Houston durante las últimas cuatro temporadas. Reader se unirá a Geno Atkins para darle a Cincinnati una de las mejores combinaciones 1-2 en el puesto de tackle defensivo.

Eslabón más débil: Ofensiva - Si bien los Bengals dieron un salto sumamente importante en lo que respecta a su defensiva, la ofensiva sigue siendo una obra en progreso. La buena noticia es que existen motivos para la esperanza. La línea ofensiva muestra muchas asperezas, pero el tackle izquierdo Jonah Williams volverá, recuperado de una lesión. Las posiciones de destrezas también muestran mucha calidad cuando sus piezas se mantienen sanas, especialmente tomando en cuenta el regreso de A.J. Green. ¿La mejor noticia? Los Bengals tendrán a un mariscal de campo a nivel de rostro de franquicia si eligen a Joe Burrow como primera opción general del draft a celebrarse en abril.

En conclusión: Es probable Bengals se encuentran a un año de dar el salto a los playoffs, pero se mantienen en el camino correcto. Lo más importante, es posible que estén a pocas semanas de tomar en el draft a un mariscal de campo con suficiente potencial para alterar el rumbo de una franquicia.