<
>

Derrick Henry, el arma más completa y dominante de los Titans... y quizá en la NFL

play
Las tres imperdibles (3:38)

Rebeca Landa nos trae una vez más, las historias a las que estar atentos en la semana 7 de la NFL. (3:38)

Derrick Henry parece empeñado en convertirse en la nueva imagen de la definición de “imparable” en el diccionario y el corredor de los Tennessee Titans quizá refuerce esa idea en el duelo ante los Kansas City Chiefs.

El ex receptor Dez Bryant quizá no esté tan equivocado cuando dijo en Twitter que Henry es el jugador que todos creamos en el videojuego del Madden, físicamente superior, elusivo, ágil, veloz y de alta explosividad en la línea de scrimmage tras su dominante actuación el pasado lunes por la noche, cuando corrió para 143 yardas en 20 carreras, incluido uno de 76 yardas para anotación ante los Buffalo Bills.

En términos más reales, podríamos considerar a Henry como la versión 2021 de Ear Campbell, legendario corredor de los Titans, cuando eran los Houston Oilers, que dominó y castigó físicamente a los rivales a finales de los años 70 y principios de los 80.

A diferencia de Campbell, quien tuvo una carrera relativamente corta por el desgaste físico al que sometió a su cuerpo, Henry aumenta su producción año con año y luego de correr para 2,027 yardas en 2020, está en ritmo para hacer trizas esa cifra en 2021.

La marca de más yardas en una temporada pertenece a Eric Dickerson con 2,105 con Los Angeles Rams.

En el papel, enfrentar a los Chiefs puede ayudar a Henry a dar un gran salto hacia ese objetivo.

La defensiva de los Bills, que llegó al duelo ante Tennessee como una de las más eficientes, permitía menos de 80 yardas en promedio antes de enfrentar a los Titans, es válido considerar que hará trizas a una defensiva terrestre de los Chiefs que es la No. 27 de la liga al tolerar 133.2 yardas por juego.

En sus últimos 35 juegos, incluidos Playoffs, Henry promedia 126.3 yardas por tierra y está a cinco partidos de romper la racha de partidos con al menos 125 yardas en la historia de la liga (Terrell Davis, de 1997 a 99).

El dominio físico de Henry se refleja en las 377 yardas que suma después del primer contacto, el total más alto para un jugador en los primeros seis juegos de una temporada desde que ESPN comenzó a registrar este dato en 2009.

Esas no son buenas noticias para los Chiefs, que tienen el peor promedio de victoria de bloqueo a la defensiva en el ataque terrestre en la NFL, es decir, rompen el bloqueo ofensivo sólo en el 24 por ciento de las jugadas por tierra.

Además, Kansas City ha permitido en promedio 175 yardas por tierra, 5.5 por carrera y ocho touchdowns en duelos ante equipos con sólido ataque terrestre (Cleveland, Baltimore y Cleveland).

Henry fue un serio candidato para ganar el nombramiento como Jugador Más Valioso de la NFL en 2020 tras superar las 2,000 yardas por tierra y en la actual campaña tiene tres juegos con tres touchdowns por tierra.

De mantener este ritmo y superar las 2,000 yardas por segundo año consecutivo, aún sin romper la marca de más yardas por tierra en una temporada, Henry deberá ganar el premio por encima de cualquier quarterback.

ESPN Stats & Information contribuyó a este reporte.