<
>

LATINAS EN LA WNBA - PASADO, PRESENTE Y FUTURO: Rebecca Lobo sigue siendo ejemplo para las latinas en la liga

play
Rebecca Lobo: "Puedes ser jugadora de la WNBA... Alentaría a cualquier joven que tenga esa pasión" (3:38)

Celebramos el Mes de la Herencia Hispana y la cubanoestadounidense Rebecca Lobo nos habla de su abuelo cubano, de la beca en honor de su madre que beneficia a los latinos y de que, sí, se vale soñar con la WNBA. (3:38)

Para la gran celebración del Mes de la Herencia Hispana 2022, ESPN Deportes les presenta esta serie especial, Latinas en la WNBA - pasado, presente y futuro:


LA FAMILIA ES PRIMERO

Hija de RuthAnn y Dennis Lobo. Esposa del periodista deportivo Steve Rushin. Madre de cuatro hijos -- tres son niñas -- que adora. Defensora y representante del básquetbol. Mujer de sangre latina.

La gran Rebecca Lobo cumple 49 años hoy.

La conocemos por el básquetbol -- por sus días como jugadora en las filas de UConn, la selección de Estados Unidos y la WNBA… y ahora como comentarista del básquet universitario y profesional. Pero no cabe duda que para Rebecca Lobo, la familia es primero.

Lobo nació en Hartford, Connecticut, y creció en Southwick, Massachusetts con sus padres Dennis y RuthAnn Lobo y con sus hermanos Jason y Rachel. Era un hogar de amor incondicional.

Su madre siempre la apoyaba, incluyendo aquella ocasión cuando no se registraron suficientes niñas para el programa local de básquet y su madre exigió que la incluyeran con los niños para que pudiera participar. Esa historia la compartió Lobo en su discurso en la ceremonia de inducción al Salón de Fama del Baloncesto Naismith Memorial en 2017.

Su padre, quien la llevó a todos sus campamentos, prácticas y torneos de AAU, nunca se perdió uno de sus partidos de básquetbol.

Una de las figuras más importantes en su vida sería su abuelo cubano, Joseph Mario Lobo.

Cuenta Lobo con nostalgia, “Mi abuelo era cubano. Y lo interesante es que se casó con una mujer que era polaca. Y no hablaban español entre ellos, así que mi papá nunca aprendió español”.

Lobo aprendería español en la prepa, y recuerda riendo, “Mi abuelo me hablaba en español y yo solo lo miraba y decía: 'Esto no se parece en nada a lo que estamos aprendiendo en la escuela'”.

Según la leyenda de la WNBA, su herencia cubana ayuda a definirla, “El viaje de nuestra familia (comenzó) en España, luego Cuba y luego a través de Tampa, luego migrando al norte y terminando en Connecticut. Pero obviamente es una gran parte de quien soy".


LOS AMORES DE SU VIDA

Si algo en la vida de Lobo combina los temas de familia y deporte perfectamente es que, luego de casarse por la Iglesia con el periodista deportivo Steve Rushin en 2003, celebraron la recepción de su boda en el nuevo Salón de la Fama del Baloncesto en Springfield, Massachusetts, a 15 minutos de donde Lobo se crió.

Fue el enlace más idóneo -- y romántico -- posible para ellos. Así empezó un recorrido divertido que ha traído al mundo cuatro hijos adorados: Siobhan, Maeve, Thomas y Rose.

Si bien el básquet es la pasión de Lobo, su esposo y sus cuatro hijos son los amores de su vida. Y como cuando se crió, ella y su esposo le ofrecen un hogar de amor incondicional a sus hijos.

Aparte de su calendario ajetreado como comentarista de ESPN, la ex pívot de 6 pies 4 pulgadas ha encontrado el tiempo a través de los años para entrenar a sus hijas en el deporte que tanto ama, el básquetbol.

Además, igual que su padre, Lobo asiste a los partidos de los diferentes deportes de sus hijos. Esto último no solo me lo contó Lobo, sino que recientemente me la encontré en un partido de voleibol cuando se enfrentaron las escuelas de nuestras hijas respectivas.

Claramente, Rebecca y Steve se llevan muy bien y les gusta reírse. Cada semana, graban un podcast muy jovial llamado “Ball and Chain Podcast” (‘Podcast de la Media Naranja’), cuyo contenido es principalmente lo ridículo de las cosas cotidianas en la vida de una pareja y de padres de adolescentes.


LA BECA RUTHANN Y REBECCA LOBO DE SALUD Y ENFERMERÍA EN UCONN

Tristemente, no todo ha sido risas en el trayecto de Lobo. Durante sus días en UConn, se enteró que su madre tenía cáncer de mama. El camino sería difícil hasta que falleció su madre en 2011, pero siempre estuvo a su lado.

Dentro de esa tristeza, Lobo y su madre decidieron establecer una beca en favor de la comunidad latina. Explica cómo nació la idea, “Mi mamá y yo, a principios de la década de 2000, comenzamos la ‘Beca RuthAnn y Rebecca Lobo de Salud y Enfermería en la Universidad de Connecticut’. ... Mi madre luchó contra el cáncer de mama y otros cánceres en ese momento.

”Nos dimos cuenta de la falta de oportunidades para los hispanos y las personas de color en lo que respecta a la atención médica. … Todos los años le brindamos asistencia financiera a una persona en UConn que está en el cuidado de la salud que tiene antecedentes hispanos o es una persona de color”, concluye Lobo.

Lobo ha conocido a beneficiarios de la beca, usualmente una mujer joven que está en su primer o segundo año en UConn y para quien el dinero realmente marca la diferencia para continuar su educación sin acumular demasiada deuda.

La beca es gran motivo de orgullo para Lobo por su contribución a los latinos, y además es una forma de honrar a su madre, ”Fue una forma de retribuir a la universidad de una manera diferente al deporte y una forma de agradecer a una comunidad hispana que realmente me ha acogido en el transcurso de 25 años”.


SU POPULARIDAD NO CONOCE LÍMITES

Hace nueve años, en el marco del Mes de la Herencia Hispana de 2013, Lobo fue votada la cuarta atleta hispana más influyente de todos los tiempos por un panel de lujo reunido por espnW y ESPN Deportes. Su influencia no ha menguado.

La contribución de Rebecca Lobo cada temporada por impulsar el crecimiento de la liga, en cuya temporada inaugural ella jugó en 1997, es innegable. Se ha ganado el cariño de aficionados y profesionales por igual con sus años de gran dedicación.

Lobo es una inspiración para aquellas y aquellos que siguen sus pasos en la WNBA. Les inspira su amor y dedicación al deporte. Presume de 76 mil seguidores en Twitter y más de 23,500 seguidores en Instagram.

play
2:31

Rebecca Lobo, admirada y querida: "Fue un monstruo cuando jugaba", "Es increíble"

Las latinas de la WNBA celebran a la legendaria Rebecca Lobo en honor al Mes de la Herencia Hispana.

La novata Evina Westbrook, quien se convirtió en la primera mexicoestadounidense en la historia de la WNBA este año, tuvo el honor de jugar en UConn al igual que Lobo y Diana Taurasi, y las elogia como un modelo a seguir. “Ellas fijan precedentes, no solo con lo que dicen, sino con sus acciones. Dee tiene cinco medallas de oro, Rebecca simplemente fue un monstruo cuando jugaba, sigue haciendo cosas increíbles y sigue representando sus raíces, al igual que Diana”.

Westbrook siente profundo respeto por ambas, ”Que ellas hayan hecho lo que hicieron, continúen haciendo lo que están haciendo ahora, allanando el camino para el futuro por venir, no podría haber pensado en dos mejores personas para hacer eso para nosotras. Estoy agradecida”.

Katie Benzan hizo historia esta temporada como la primera dominicana en jugar en la WNBA, pero solo jugó tres partidos y no volvió a tener equipo cuando las Washington Mystics la dejaron libre ocho días después de su debut en mayo. Benzan, quien aceptó un trabajo con el Utah Jazz en la NBA en julio, dice que el mensaje que transmite Lobo con su ejemplo es algo que le ha dado coraje y valentía a ella para tomar su próximo paso.

Según Benzan, “(Rebecca Lobo) es increíble. Tan solo su transición a otro lado del juego es realmente admirable. … Ha sido tan inspiradora para mí solo para ver que el básquetbol es una buena parte de nuestra vida, pero no tiene que ser toda nuestra vida. Ella realmente ha hecho la transición al próximo capítulo de su vida y es realmente inspirador”.

La mexicoestadounidense Terri Acosta es la preparadora física del New York Liberty, una pionera en su campo pues es la única preparadora física latina en la liga desde que fue contratada en 2019… al igual que Lobo fue la única jugadora latina en la liga desde sus inicios y hasta su retiro, que coincidió con la llegada de la ítalo-argentina Diana Taurasi, máxima anotadora en la historia de la WNBA y además seleccionada por los aficionados de la liga como la GOAT en 2021.

Acosta siente pura admiración por Lobo, “Rebecca Lobo estuvo con el New York Liberty en los primeros años de la concepción de toda la liga; ha sido bastante increíble. Ella también está en nuestro Anillo de Honor”. Le trae buenos recuerdos a Acosta, además, mientras crea nuevos, “Es genial que cada vez que tenemos nuestros juegos de ESPN, y ella está allí, siempre hay un momento en el que recuerdo cuando era niña viéndola en la televisión y diciendo: "Guau, esa es Rebecca Lobo". Todavía lo hago. Cuando ella está ahí, la saludo desde lejos. Es genial”.

Y es increíble cómo ha evolucionado su carrera. Ella es una voz tan fuerte para el mundo del deporte y del deporte femenino. Es lindo ver eso. La realización de toda su carrera hasta este punto. Espero ver exactamente lo que hace en el futuro”.

Al concebir esta serie en honor al Mes de la Herencia Hispana, “Latinas en la WNBA -- pasado, presente y futuro”, rápidamente me di cuenta que Rebecca Lobo es el eje, el centro de la serie, pues representa cada categoría, como acaba de resumir perfectamente Acosta.

Rebecca Lobo ejemplifica el pasado de las latinas en la WNBA -- como una de las tres jugadoras originales de la liga, asignada al New York Liberty, la cubana-estadounidense fue la primera latina en la WNBA.

Rebecca Lobo ejemplifica el presente de las latinas en la WNBA -- cierto, la GOAT es Diana Taurasi y su presencia en la cancha enorgullece hasta los confines de la tierra, pero también tener a Lobo como analista de ESPN es algo que enaltece la presencia del juego y es un recordatorio de que las latinas están en la WNBA para quedarse… y, sí, de que faltan más caras latinas.

Y Rebecca Lobo ejemplifica el futuro de las latinas en la WNBA -- porque tiene la plataforma y la visión de ver quiénes son las promesas latinas que vienen despuntando en el básquet colegial, rumbo a la liga. Además, Terri Acosta lo dice mejor: “Espero ver exactamente lo que hace (Lobo) en el futuro”.


LOBO EXHORTA A LAS JÓVENES A SOÑAR CON LA WNBA

Lobo considera que no hay obstáculos para las jóvenes que sueñan con alcanzar la liga, ”Creo que el mensaje para todas las jóvenes es que pueden hacerlo. Puedes ser jugadora de la WNBA. Se necesita trabajo duro y algo de suerte en el camino. Pero no tienes que medir 6 pies 4 pulgadas, ni 6 pies 3 pulgadas, o 2 pulgadas”.

La necesidad de más latinas en la liga es un tema que hemos estado resaltando a lo largo de esta serie durante el Mes de la Herencia Hispana. Hacen falta figuras latinas en cada nivel, más allá de jugadoras latinas, que son muy pocas.

”Ni siquiera tiene que soñar con jugar en la WNBA”, sentencia Lobo, ya que hay tantas otras opciones afuera de la duela, “como preparadora física, márketing o los medios o lo que sea. Hay muchas oportunidades para que las mujeres exploren su pasión por los deportes y alentaría a cualquier joven que tenga esa pasión”.