<
>

Luis Severino, tras la redención en Target Field

play
Predicciones, los Yankees sacarán la escoba ante los Twins (0:50)

Para Guillermo Celis, los Bombarderos del Bronx han sido muy superiores en la Serie de Campeonato ante Minnesota y, para el juego 3, terminarán pegando más fuerte. (0:50)

MINNEAPOLIS - Luis Severino no tiene un buen recuerdo de su última actuación de postemporada en Target Field, a pesar de que sus New York Yankees salieron victoriosos.

El dominicano abrió el partido por el comodín de 2017, solo consiguió un out como abridor y salió de la loma después permitir tres carreras en el partido que terminó con una victoria 8-4 de los Yanlees. Aunque no olvida ese mal momento, sabe que ha tenido otras mejores apariciones en la casa de los Minnesota Twins, donde el lunes, los Yankees buscan completar una barrida y avanzar a la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

"Uno no se olvida de eso; de lo que pasó. Yo estoy seguro que más de un inning voy a tirar. No va a ser igual que la última vez", dijo Severino a ESPN. "Este estadio (Target Field) es especial para mí. Mi primera experiencia en un estadio de Grandes Ligas fue éste, en el Juego de Futuras Estrellas en 2014 y después pitcheé otro juego aquí el año pasado. Es un estadio tremendo. Tremenda fanaticada. Lo que trato de venir aquí, primero es divertirse, disfrutar del juego y tratar de hacer un buen trabajo".

Una versión saludable Severino tiene el potencial de llevar a los Yankees al siguiente nivel, apoyado con una ofensiva que promedió 9 carreras en los primeros dos partidos. Para sus compañeros, verlo lanzar después de todo lo que ha vivido en el último año y medio puede servir de inspiración a los Mulos.

"Sé que estará lanzando esa gran recta y ese 'slider' tan incómodo para los bateadores", dijo el receptor Austin Romine. "Ya lo hemos visto lanzar en playoffs y él sabe lo que necesita hacer. Él regresó este año para un juego como éste. Tenerlo en esta posición y en este juego es una victoria para nosotros sólo por el hecho de que ha vuelto al montículo".

Severino inició el 2019 por todo lo alto. Recibió una extensión de contrato de cuatro años y $40 millones de dólares y se reportó temprano al campamento de entrenamiento primaveral de los Yankees en la mejor forma física de su carrera y con ansias de redimirse de su pobre fin de campaña la temporada anterior.

Tras registrar marca de 13-2 con efectividad de 1.98 en sus primeras 18 aperturas de 2018, arrancando como candidato temprano al premio Cy Young, finalizó el año con 5-6 y efectividad de 5.57 en sus últimas 12 salidas. Sus altibajos continuaron en la corta postemporada de los Yankees. Lanzó cuatro excelentes entradas en el partido del comodín frente a Oakland, pero una semana después permitió seis carreras en apenas tres entradas en una humillante derrota del Juego 3 de la serie divisional ante los eventuales campeones de la Serie Mundial, los Boston Red Sox.

Los Yankees cifraron sus esperanzas de regresar a la postemporada de 2019 en Severino, y el joven lanzador fue anunciado como el abridor del partido del Día Inaugural.

Entonces, llegó el 5 de marzo.

Severino estaba programado para hacer su primera apertura de la primavera, y mientras estaba calentado en el bullpen, sintió una molestia extraña en el hombro al hacer un lanzamiento rompiente. Tras someterse a exámenes, incluida una resonancia magnética, Severino fue diagnosticado con inflamación del manguito rotador del hombro. Recibió una inyección de cortisona y antiinflamatorios y se anticipaba que reanudara su programa de lanzamientos dos semanas después.

Pero eso nunca sucedió. Durante en su proceso de rehabilitación, el derecho sufrió un severo desgarre del músculo lateral. Severino no lanzaría en un partido de Grandes Ligas sino hasta seis meses después, el 12 de septiembre, en una victoria 8-0 sobre los Los Angeles Angels en Yankee Stadium.

Para los Yankees, que establecieron una nueva marca con 31 peloteros en la lista de lesionados esta temporada, el regreso de Severino no pudo llegar en un mejor momento.

Desde ese partido en contra de los Angelinos, donde lanzó cuatro entradas en blanco y ponchó a cuatro, alcanzando una velocidad de 99 mph en su fulminante recta, Severino lanzó ocho entradas en dos partidos, permitiendo sólo dos carreras limpias y ponchando a 13 bateadores.

Los receptores Romine y Gary Sánchez confían en que veremos al Severino de antaño este lunes en Minneapolis, adonde se trasladó la Serie Divisional tras disputarse los primeros dos encuentros en Yankee Stadium.

"Sabemos la calidad de pitcher que es. Esas últimas tres salidas de la temporada (regular) lo vi muy bien. Es el mismo Severino", destacó su compatriota, Sánchez. "Esperemos que (el lunes) venga con ese mismo pensamiento de las tres salidas que tiró y calmar un poco la adrenalina. El enfoque de nosotros es que el próximo juego que viene es el más importante. Tratar de salir al terreno y dar el cien por ciento de nosotros, y no pensar que tenemos dos juegos ganados, (sino) pensar como que está la serie (empatada) y que tenemos que ganar este juego".

El máximo admirador de Severino ha sido el dirigente Aaron Boone, quien afirmó que a sus apenas 25 años, el dominicano ha tenido la oportunidad de madurar y prepararse para este momento.

"(Severino) es un muchacho con mucho talento y tiene la capacidad de salir y lanzar a un nivel muy alto. Siendo joven, ha pasado por muchas cosas a nivel de Grandes Ligas", explicó Boone. "Subió como un gran fenómeno, tuvo algunas dificultades, fue al bullpen, tuvo mucho éxito y luego surgió como candidato al Cy Young. Ha tenido gran éxito en postemporada; ha tenido algunos momentos en los que ha tropezado".

"Ahora, ha pasado por la primera lesión importante de su carrera por la que estuvo fuera una cantidad significativa de tiempo", continuó el piloto neoyorquino. "Espero que todas las cosas por las que ha pasado, que le sirvan bien en el futuro, porque tiene, siendo joven, mucha experiencia. Sevy es un jugador inteligente, atento y talentoso que, con suerte, será algo que lo beneficiará ahora".