<
>

Jugadores necesitan el 'impulso emocional' que ofrecen los aficionados, afirma Buck Showalter

play
Kurkjian recuerda cuando en 2015 se tuvo que jugar sin fanáticos (1:09)

El 29 de abril de 2015, un partido entre White Sox y Orioles se jugó sin fanáticos, y Tim Kurkjian recuerda las circunstancias inusuales de aquel día. (1:09)

Mientras las Grandes Ligas evalúan sus opciones para regresar a jugar en medio de la pandemia por coronavirus, Buck Showalter, quien dirigió en el único juego celebrado a puerta cerrada en la historia de la Gran Carpa, dijo que los aficionados son un componente crítico y que juegos sin ellos afectaría a los jugadores.

“Necesitas a la gente allí y decir, ‘Hey, es importante lo que están haciendo. Contamos contigo”, dijo Showalter en el programa Spain and Company en ESPN Radio. “Necesitas ese impulso emocional, por así decirlo, que te haga darte cuenta por qué haces lo que haces, especialmente en el beisbol, donde juegas 162 partidos siete días a la semana. Eso es lo que me cuesta trabajo que entiendan los coaches de futbol americano y de basquetbol. Nosotros jugamos todos los días. Necesitamos esa emoción”.

El 29 de abril de 2015, Showalter era manager de los Baltimore Orioles cuando vencieron 8-2 a los Chicago White Sox en Camden Yards, juego que se disputó sin aficionados ante la preocupación por su seguridad, luego de varios días de disturbios en Baltimore.

“Lo que realmente me sorprendió fue cuánta emoción y otras cosas se alimentan en el transcurso de un juego de los aficionados”, destacó Showalter. “No tuvimos música (para los turnos al bat). Sólo fue beisbol. Uno podia escuchar a los comentaristas. Debías tener cuidado con lo que le decías a los umpires, porque podían escuchar todo. No tuvimos que usar los teléfonos del bullpen. Podríamos gritar hasta allá, pero fue algo realmente diferente.

“Para todos, la novedad de ese suceso desapareció muy rápido. Sabíamos que era algo que no queríamos volver a tener”, agregó.

La semana pasada, el comisionado de Grandes Ligas, Rob Manfred, dijo dentro de su oficina que anticipaba “que el beisbol volviera esta temporada”, señalaron fuentes a Jeff Passan de ESPN.

Si los juegos se celebran sin aficionados, Showalter dijo que esa situación “expondrá” a los jugadores que suelen automotivarse. Eso no es malo, señaló, pero apoyarse demasiado en la automotivación puede convertirse en un problema, porque la energía de los aficionados es otro componente del exito en el beisbol”.

“Si apelas demasiado a la automotivación, se convierte en un problema real. Muchas veces en el deporte haces algo tan repetidamente, que actúas como mentalmente en automático, por así decirlo, pero se necesita esa energía extra”, finalizó Showalter.