<
>

Y ahora... ¿qué es lo siguiente para Tyson Fury y Deontay Wilder?

play
Tyson Fury sacó su furia en el ring y acabó con Deontay Wilder con nocaut (0:50)

El boxeador británico retuvo el campeonato de peso pesado y se apoderó del cinturón WBC, en el MGM Grand Garden Arena. (0:50)

LAS VEGAS - En lo que podría ser la pelea de peso pesado más grande de los últimos 20 años, Tyson Fury dominó por completo a Deontay Wilder durante siete asaltos el sábado por la noche y obtuvo una victoria por nocaut técnico una vez que la esquina de Wilder tiró la toalla.

Wilder, quien sufrió la primera derrota de su carrera, tiene derecho a pedir un tercer combate contra Fury, pero el mundo parece estar clamando por un pleito unificatorio de peso pesado entre Fury y Anthony Joshua.

Lo que sigue para cada luchador y la división de peso pesado en su conjunto aún está por verse, pero hay mucho por analizar después de la histórica pelea del sábado.

Los expertos de boxeo de ESPN Dan Rafael y Steve Kim están aquí para desglosarlo todo.

¿Qué fue diferente en esta revancha?

Rafael: Fury luchó de manera completamente diferente a como lo hizo la primera vez, tal como dijo que lo haría. Utilizó sus habilidades de boxeo y la velocidad de manos en la primera pelea para superar a Wilder durante gran parte del combate, pero cuando solo obtuvo un empate, dijo que necesitaba cambiar las cosas. Él hizo exactamente eso. Él y su nuevo entrenador, SugarHill Steward, decidieron ir justo tras Wilder. Acosar al acosador. Entonces, en lugar de confiar en sus habilidades, Fury atacó a Wilder desde el principio y nunca dejó de tirar y avanzar. Funcionó porque lastimó a Wilder varias veces, lo tumbó dos veces y finalmente ganó por nocaut técnico.

Kim: Fury entendió que, al ser más agresivo, al acercarse a Wilder y presionarlo, le quitaba la iniciativa. Luego, cuando comenzó a ganarle, la pelea se volvió increíblemente fácil para él. No solo fue Fury el boxeador superior, sino que, en la noche del sábado en particular, fue el golpeador más potente. Su ataque tuvo un verdadero propósito.

Hubo variedad de golpes de derecha (tanto el recto como el gancho lanzado desde arriba), y en esta pelea, cuando se acercó, mezcló algunos golpes al cuerpo, uno de los cuales envió a Wilder a la lona. Antes de esta pelea, Fury insistió en que la versión de él contra la que luchó Wilder en 2018 todavía sufría algo de óxido por la falta de ring y, por lo tanto, no estaba tan seguro como debía ser en términos de ser asertivo y aprovechar las oportunidades ofensivas. Esta vez, él era el acosador, ya que no solo arrinconó a Wilder, sino que lo persiguió y luego lo lastimó en múltiples ocasiones. Desde el momento en que Wilder golpeó el lienzo en el tercero, tenías la sensación de que era la noche de Fury.

En su primer encuentro, Fury hizo fallar a Wilder pero no lo hizo pagar lo suficiente. En la revancha, se acercó a Wilder y dominó desde una perspectiva tanto técnica como física.

¿Cómo el entrenador cambió el impacto de Fury?

Rafael: Obviamente ayudó mucho, porque él ganó. Si Fury hubiera perdido, todos dirían que fue un movimiento terrible. SugarHill es un entrenador con una mentalidad más ofensiva que Ben Davison, de quien Fury se separó para enfrentar este combate. Fury peleó un combate mucho más orientado a la ofensiva. Al final resultó que la su decisión de hacer el cambio funcionó muy bien.

Kim: Existe el viejo axioma de que si no está roto, no lo arregles. Bueno, en este caso, se mejoró, ya que Fury presentó la mejor salida de su carrera. SugarHill ciertamente debe recibir crédito por el papel que jugó en la preparación de Fury para esta revancha. Este fue un esfuerzo del que el gran entrenador Emanuel Steward estaría orgulloso, porque no solo ganó Fury, sino que ganó con cierta mentalidad, entrando directamente en el ojo de la tormenta y disparando un duro 1-2 en el para rdestrozar a Wilder.

Después de la pelea, Andy Lee, quien era un protegido de Kronk y ayudó a Hill en todo este campamento, dijo que trabajaron absolutamente para ser un luchador agresivo para este combate. Si Fury sentía la mano derecha de Wilder, se le indicó que simplemente saliera de su alcance. Pero en su mayor parte, se suponía que debía asegurarse de estar haciendo retroceder a Wilder. Si regresas y miras los aspectos más destacados de Wilder son exclusivamente de él dando un paso adelante, creando impulso para su arma preferida.

A veces la mejor defensa es una muy buena ofensiva. Fury luchó como un boxeador clásico de Kronk. Él fue audaz, valiente y técnicamente sano.

¿Qué le pasó a Wilder?

Rafael: Lo alcanzaron y lo lastimaron temprano. Una vez que sus piernas estaban temblorosas y comenzó a cansarse, no pudo lanzar la derecha con toda su potencia. Wilder también dijo después de la pelea que "hubo muchas cosas en el camino a esta pelea". Entonces, aunque no dio más detalles, tal vez hubo algo que disminuyó su atención para la noche sabatina.

play
0:48

Tyson Fury cumplió con su palabra y noqueó a Deontay Wilder

El boxeador británico se convirtió en el campeón de peso completo del Consejo Mundial de Boxeo en el segundo intento frente a Deontay Wilder.

Y luego está esto: perdió contra el mejor hombre en la noche. Sucede.

Kim: Muy simple, Fury le pasó por encima. A veces, el tipo frente a ti es simplemente superior. Está claro que Fury es el peleador más completo. A partir de la tercera ronda, después de que Wilder golpeó el lienzo dos veces, tuve la sensación de que, en esta noche en particular, no aparecería el proverbial gran golpe de Wilder que lo rescataría.

En el pasado, cuando Wilder era lastimado, encontraba formas de recuperarse relativamente rápido y una forma de ganar la pelea. En esta revancha, fue derribado y luego simplemente empujado alrededor del ring, incluso maltratado a veces. Sin sus piernas para sustentarlo, simplemente no había forma de que Wilder pudiera apelar a su mano derecha que es su marca registrada.

Además, si bien se hizo mucho hincapié en que Fury llegó a estar significativamente más pesado para la revancha (de 256.6 libras a 273), tal vez no se prestó suficiente atención a cómo Wilder llegó a ser casi 19 libras más grande (212.5 a 231) que su enfrentamiento inicial. Wilder es un atleta rápido y musculoso. Tal vez esa carga extra solo lo agobió.

¿Con quién quieres ver a Fury y Wilder pelear después?

Rafael: Yo, como probablemente todo fanático del boxeo, quiero ver a Fury pelear contra Anthony Joshua a continuación por el título indiscutible de peso pesado. Esa es la gran pelea más obvia, pero en el boxeo, rara vez obtenemos exactamente lo que queremos. Wilder y Fury están obligados a una tercera pelea a menos que Wilder decida pasar la opción de una revancha inmediata. Pero incluso si Wilder pasa, una próxima pelea con Joshua es poco probable porque Joshua tiene dos defensas obligatorias en la mesa: una en junio contra Kubrat Pulev y luego una más tarde en el año contra el ex campeón mundial indiscutido de peso crucero Oleksandr Usyk.

Kim: Si bien aún podría haber una trilogía entre Fury y Wilder, el choque de peso pesado que me gustaría ver avanzar es una batalla totalmente británica entre Fury (que ahora es el campeón del CMB, además de ser el campeón lineal) que enfrenta el hombre que tiene los cinturones de la AMB, la FIB y la OMB alrededor de su cintura, Anthony Joshua.

Es hora de coronar a un campeón de peso pesado indiscutible.

Di lo que quieras sobre Joshua. Pero a pesar de los defectos que pueda tener, sigue siendo el único peso pesado actual que ha salido y ha unificado títulos. Eso tiene que ser respetado. Y fuera de una mala (OK, desastrosa) noche del año pasado en el Madison Square Garden contra Andy Ruiz Jr., Joshua tiene un currículum general tan sólido como cualquiera en la división.

Una pelea de Fury-Joshua sería la pelea más grande, literal y financieramente, en la historia del boxeo británico y probablemente la más importante de la historia. Nunca ha habido una instancia en que dos pesos pesados del Reino Unido compitan por todas las canicas en la división de mayor glamour del boxeo.

play
0:16

Tyson Fury saboreó su victoria ante Deontay Wilder

En el sexto asalto, el boxeador británico envía a Wilder a la esquina y utilizó nuevo método para distraer a su rival.

No hay un estadio lo suficientemente grande como para satisfacer la demanda de los fanáticos del boxeo en Inglaterra.

¿Puede Fury vencer a Anthony Joshua?

Kim: Sí. Independientemente de lo que ocurrió el sábado por la noche, Joshua ha demostrado ser vulnerable y ya ha sufrido una derrota por la vía rápida a manos de Ruiz. Los estilos hacen peleas. La velocidad y movilidad de Fury plantearía muchos problemas para cualquier gran peso pesado, incluido Joshua. Cuando se concentra completamente en el deporte, no hay otro peso pesado en el planeta que posea el coeficiente intelectual de boxeo que tiene "The Gypsy King" es la rara combinación de tamaño, movilidad e inteligencia en el ring. Si Joshua insiste en convertirse en un boxeador mucho más seguro (como lo fue en diciembre pasado en su revancha contra Ruiz en Arabia Saudita), es probable que nunca pueda superar al boxeador más puro de la división.

Fury también tiene el mejor radar de la división. No solo ve lllegar bien los golpes de los oponentes, tiene una anticipación innata de lo que se avecina y puede evadir los golpes de una manera que es rara para los pesos pesados de hoy en día.

El otro problema apremiante es la confianza. A pesar de que se vengó de Ruiz, todavía te preguntas si está psicológicamente marcado por ese revés por nocaut en el Madison Square Garden. Si hay algo que a Fury no le falta, es confianza y te preguntas si los manejadores de Joshua realmente quieren lidiar con todo lo que se traerá a la mesa antes, durante y después de la pelea.

La versión de Fury que vimos el sábado por la noche es sin duda la del mejor hombre grande del planeta.

Rafael: Él puede absolutamente. El Fury que acaba de demoler a Wilder puede vencer a cualquier peso pesado del mundo y le daría problemas a la mayoría de los pesos pesados en la historia del boxeo. Fury-Joshua es una lucha gigantesca, especialmente en el Reino Unido, de donde son ambos. No me sorprendería si Fury fuera favorecido para vencer a Joshua si la pelea ocurre en el futuro cercano porque se veía muy bien contra Wilder. Y aunque Joshua recuperó sus cinturones en diciembre en una revancha con Andy Ruiz Jr., parecía un poco tímido en la pelea después de haber sido noqueado en su primer pleito. Si Joshua fue tímido con sus armas contra Ruiz, imagina cómo podría ser contra un Fury mucho más grande, que es años luz mejor que Ruiz.

Clasificando a los cuatro principales pesos pesados en este momento

Kim y Rafael están de acuerdo en sus cuatro mejores luchadores en la división de peso pesado. Los siguientes son los análisis de Kim sobre cada uno de ellos.

1. Fury: Esta ni siquiera es una pregunta en este momento. No solo derrotó a Wilder, sino que incluso lo venció en su propio juego. Es una mezcla increíble de habilidades de boxeo, bravuconería y tamaño. ¿Cuántos peleadores de 6 pies y 9 pulgadas (2.06 metros), 273 libras tienen el control del cuerpo y la destreza que exhibe habitualmente? Ha demostrado que puede derrotar a los oponentes y ahora sabemos que puede golpearlos si así lo desea.

2. Anthony Joshua: Algunos podrían estar en desacuerdo con esto, pero él sigue siendo el único peso pesado actual que ha participado en combates de unificación que involucran múltiples títulos mundiales y todavía tiene tres de los cuatro cinturones principales y un currículum sólido. Claro, tuvo esa noche terrible contra Ruiz, pero para su crédito, incluso subió el puntaje en la revancha.

3. Wilder: Algunos podrían tenerlo en segundo lugar, pero la naturaleza de su derrota del sábado hace que te preguntes si esto tendrá algún efecto a largo plazo. No solo perdió: fue aplastado y durante gran parte de la noche parecía estar con las piernas inestables. Sus defectos siempre fueron evidentes, pero pudo enmascararlos con su devastadora mano derecha. El sábado por la noche se sintió como algo más que una derrota, algo que podría alterar permanentemente a un luchador. Cualquier mística o capa de invencibilidad que tenía al 22 de febrero se ha ido.

4. Dillian Whyte: Esta es una pregunta difícil, porque hay algunos tipos que pueden reclamar este lugar. Pero Whyte solo tiene una derrota en su récord (ante Joshua) y aunque no es bueno en ningún aspecto en particular, es un peleador all-around. Ha estado en algunos combates emocionantes y tiene un sólido conjunto de victorias en su haber. Sé que algunos irán por Ruiz, pero te preguntas si el año pasado fue casualidad. A lo largo de su carrera, Whyte simplemente ha sido el tipo más confiable. Eso tiene que contar para algo.