<
>

¿Qué fue de Antonio Margarito, el 'Tornado de Tijuana?

play
Julio César Chávez, de boxeador a 'marimbero' (0:31)

El multicampeón mexicano se dió un momento para tocar un 'palomazo' con unos músicos callejeros. (0:31)

Tiene casi tres años sin subir al ring, pero da la impresión de que fueran algunos más. El hecho de quitarle el invicto a la leyenda del boxeo boricua Miguel Cotto lo elevó al peldaño más alto en el aprecio de miles de fanáticos, en especial de los mexicanos, pero precisamente ese punto cumbre fue el que lo llevó luego a una serie de sucesos que desvanecieron ese fervor años más tarde. Valiente de punta a punta, Antonio Margarito charló con ESPN sobre su carrera, sus polémicas, sus noches buenas y malas, un poco de todo.

Avecindado en San Diego, el 'Tornado de Tijuana' fue tres veces campeón mundial de peso Welter. Recién celebró 42 años de edad. En la charla, habló de Miguel Cotto, de Manny Pacquiao, de Shane Mosley, de Floyd Mayweather, del vendaje polémico y la actualidad del boxeo mexicano.

-¿Por qué no seguiste en el boxeo si llevabas tres triunfos en fila?

La verdad que sí traía ganas de seguir, pero mi cuerpo no me respondió como cuando éramos jóvenes. Creo que en mis últimas peleas, le comentaba a mi esposa, cuando estaba en el gimnasio, ya no era lo mismo, cuando tapaba los golpes con los antebrazos me dolía. Empezaron problemitas, ya no era lo mismo, traía adoloridos los codos, me dolían los antebrazos, venían peleadores más jóvenes y ya era hora de retirarnos.

-¿Cómo resumirías tu carrera, crees que hiciste más de lo que te propusiste?

Fíjate que realmente soñaba con todo eso, con pelear con los mejores del mundo, a muchos les gané, no se diga las peleas que también perdí, me enfrenté con algo de lo mejor del boxeo en mi época, me queda esa satisfacción, en algún momento de niño, siempre lo comenté, mi máximo reto era ser campeón, llegué a lograrlo y los planes fueron ganar más títulos, me siento satisfecho con lo que alcancé a lograr.

-¿Cuál crees que haya sido tu mejor noche en el ensogado, la de Miguel Cotto?

Así es, fíjate que ahí me sentí muy contento. Fue la victoria más grande porque realmente él era favorito y fíjate que muchas personas pensaban que me iba a ganar Cotto, pero las que apostaron por mí, les pagaron súper bien. Tal vez no sabes, pero creo que mucha gente se enteró que toda la gente de Cotto tenían preparado un festejo para cuando me ganara y todo se les vino abajo. Fue ahí cuando me catapulté porque muy pocas personas creían en mí.

-¿Qué pelea te quedaste con ganas de hacerla?

Con (Floyd) Mayweather. Fíjate que él estaba en el tope, bueno, duró mucho ahí, pero yo también estaba ahí. Mi promotor Bob Arum quiso hacer la pelea, pero Mayweather no quiso. Uno piensa, si me hubiera enfrentado a él, mi forma de pelearle hubiera sido al cuerpo. Tú sabes, desde abajo se ven diferente las peleas, pero me quedé con muchas ganas de pelear con él.

-¿Y la peor noche de Margarito en el ring?

Fue la de Shane Mosley. Creo que ya lo sabes, sufrí mucho para el peso, y realmente le echo la culpa a eso, me mató el peso, sí di el peso, pero realmente bien débil, fue lo que me mató. Fue mi peor pelea, porque realmente sí ves, no sé, estaba muy débil.

-Contra Mosley hubo una polémica sobre el vendaje, ¿Cómo lo digeriste en ese momento, cómo lo analizas ahora?

Yo nunca me quise poner… digo, cada quien puede pensar lo que quiera, yo realmente lo que dije fue ‘¿cómo se puede hacer trampa?’, pero realmente, digo, yo no sabía absolutamente nada, no sé por qué razón estaba viendo el vendaje el equipo de Mosley y yo no supe de nada, realmente dije que me vendaron y subí a pelear. Pero me siento tranquilo por todo eso porque sé que no fue trampa mía.

-¿Después de eso pudiste platicarlo con (Javier) Capetillo (su entrenador)?

Fíjate que no, no pude platicar con él porque me prohibieron hasta que me entrenara él. No crucé palabras con él.

-Llega luego la pelea contra Manny Pacquiao, una pelea de gran expectativa, pero terminó siendo una noche difícil…

Fue una noche difícil, por eso mencionaba que uno puede decir muchas cosas cuando ve al peleador, estando arriba es diferente. En esa pelea decía que no había problema, yo decía que no me importaba que me pegara seis golpes por uno, porque cuando lo agarrara no iba a soportar un golpe de este peso. Pero estaba equivocado porque Pacquiao aparte de certero era muy rápido y tenía buen golpe y pegaba muy fuerte. El problema era agarrarlo, pero me siento contento por lo que logré.

-¿No crees que debieron o debiste parar la pelea?

La verdad sí me mencionaron eso, cuando llegaba a la esquina, que estaba muy mal y yo decía que no me pararan la pelea, yo tenía esperanza de poderlo agarrar. Creo que fue en el round siete cuando lo agarré con un ganchito abajo y lo puse mal., incluso Pacquiao lo mencionó. Pero sí me llegaron a decir que tal vez era hora de pararla y yo no quería porque tenía esperanza de agarrarlo con un golpe, pero realmente estaba equivocado.

-¿Y cómo quedaste de la fractura en el hueso orbital tras esa pelea?

Gracias a Dios quedé bien, soldó muy bien mi fractura. Estamos muy bien. Realmente sí fue, aparte de un poco de dolor, después de que me operaron de la fractura, estuve poco agüitado por no lograr lo que quería que era vencer a Manny Pacquiao, pero al final me sentí contento por lo que logré.

-¿Y el tema de la fractura condicionó tu revancha con Cotto, había mucha presión?

En la revancha yo lo mencioné, Cotto dijo que me iba a pegar donde tuve la fractura, y uno decía, cómo dice eso si yo me lo puedo cuidar, pero ya después hablé con el doctor y me dijo que era muy reciente y por eso se me podía inflamar el ojo. Me dijo que lo único era que se me iba a inflamar el ojo, pero yo decidí que iba a hacer la revancha con Cotto y eso fue lo que pasó.

-¿Y cuáles son tus proyectos actuales?

Siempre andamos haciendo ejercicio con mi esposa. Estamos pensando en hacer un gimnasio, no sólo de boxeo, pero algo para niños y jóvenes de no más de 15 años. Hacer una escuelita, queremos hacer figuras nuevas, no nada más boxeo.

-¿Cómo estás viviendo el aislamiento por el coronavirus?

Todo mundo anda con eso, yo solamente trato de ser como siempre he sido, con la higiene y todo, nosotros estamos en casa, mis hijos están de vacaciones y estamos en San Diego y no salimos porque no tenemos a qué salir. Pero yo no creo que sea tan así (sic), nada más hay que tener higiene, se me figura que muchas cosas lo hacen más grande. Sé que existe. Tengo amigos doctores y me dicen que sí, pero es algo que se puede tratar rápido y salir de eso. Yo la verdad no tengo tanto miedo porque siempre tenemos mucha higiene aquí y donde sea. Qué bueno que hayan cerrado los lugares porque puede haber gente contaminada que puede contagiar a otras.

-Por último, ¿qué opinión tienes del boxeo mexicano actual?

Fíjate que siempre lo he mencionado, los peleadores mexicanos siempre ponen en alto a México, los boxeadores mexicanos van a estar siempre en la elite. Me da gusto por los boxeadores que hay hoy en día, y no nada más los que están ahora, hay boxeadores más jóvenes que de repente se destapan y bien por todos ellos.