<
>

Por amor al arte: A 'Vaquero' Navarrete no le importó sacrificar sueldo para volver al ring

play
Navarrete dominó a Santísima y retiene el título de peso súper gallo (0:29)

El boxeador mexicano consiguió su quinta defensa de la corona contra el retador filipino por nocaut técnico en once asaltos. (0:29)

Lejos de preocuparse por lo que iba a tener que sacrificar en lo económico y anímico para poder combatir en medio de la contingencia que genera el Covid-19, lo único que le importó al campeón mundial Emanuel ‘Vaquero’ Navarrete fue asegurarse de que él y su equipo estuvieran en condiciones óptimas para volver al ring finalmente este sábado en la capital mexicana y hacer lo que más le apasiona.

Navarrete (31-1, 27 KO) viene de noquear en febrero a Jeo Santísima en el MGM Grand de Las Vegas para defender por quinta ocasión el campeonato supergallo de la Organización Mundial de Boxeo. Se esperaba que después formara parte de la cartelera que iban a encabezar Vasiliy Lomachenko y Teófimo López, para luego subir de peso en busca del bicampeonato. Sin embargo, la pandemia cambió los planes y cuando Zanfer le dijo que podía pelear en Ciudad de México, sin público, no lo pensó dos veces.

“A Emanuel le gusta su trabajo, le gusta lo que hace. Hablando en lo económico, eso no fue problema. Siempre le ha gustado el boxeo, y cuando vimos esta situación tan complicada para todos los trabajos, él se puso contento por la posibilidad de subir al ring. Lo económico no tuvo nada que ver, a él le gusta bastante esto y eso no fue impedimento”, dijo Pedro Navarrete, entrenador en jefe del equipo de ‘Vaquero’, durante una videoconferencia organizada por Zanfer rumbo al evento de este sábado que será transmitido por ESPN KnockOut para Latinoamérica y que puede ser visto por ESPN Deportes en territorio estadounidense.

“Él siempre ha querido estar activo. Cuando las autoridades nos pidieron cerrar el gimnasio, él rápido en su casa acondicionó uno y empezamos a trabajar ahí. Cuando le dijeron de esta pelea, se puso alegre, aunque claro, se tomaron todas las medidas para llegar y estar bien. La familia y el equipo seguimos todas las indicaciones de un médico para que nadie se contagiara y gracias a Dios aquí estamos”, añadió el también primo del campeón del mundo.

En cuanto al rival del sábado, el también mexicano Uriel ‘Yuca’ López (13-13-1, 6 KO), Pedro Navarrete dijo que sin duda saldrá a morirse en la raya, y recordó que en alguna ocasión Emanuel y Uriel hicieron sparring, lo cual lo hace más peligroso y respetable. Además, reconoció que le pidieron a Emanuel subir de división ya, pero él está en espera de una pelea grande en 122 libras antes de invadir oficialmente las 126.

De hecho, el monarca mexicano de 26 años reconoció hace unas semanas que está más cerca de subir a las 126 que de permanecer en las 122. “Estoy pensando seriamente en subir a 126 libras, y lo único que podría mantenerme en 122 libras sería una gran pelea o una posible unificación contra uno de los campeones. Esa es la realidad de por qué me quedaría en 122. Si no es así, subiré a 126", comentó en entrevista a Top Rank.

Navarrete ganó la faja de las 122 libras en diciembre de 2018 cuando derrotó a Isaac Dogboe por decisión unánime. Desde entonces defendió su corona cinco ocasiones en un lapso de 287 días como el campeón más activo en el boxeo profesional, y está clasificado número 1 en peso junior pluma en el ranking de ESPN.

Finalmente, Pedro Navarrete destacó que no tuvieron que sacrificar muchas cosas por el tema de la contingencia, ya que al vivir en San Juan Zitlaltepec, Estado de México, lejos de las zonas de mayor contagio, no hubo tanta preocupación. Al final tomaron todas las precauciones necesarias y están listos para darle a los fans este sábado una sólida exhibición.