<
>

Anemia ofensiva que vive Grandes Ligas afecta a estrellas dominicanas

play
Tatis Jr: Mi estilo es lo que me ha llevado a donde estoy (0:40)

El torpedero dominicano de los Padres aseguró que mantendrá la misma intensidad siempre sobre el diamante. (0:40)

Fernando Tatis Jr., José Ramírez y Juan Soto son algunas de las estrellas jóvenes dominicanas que, a mes y medio del inicio de la temporada de Grandes Ligas, todavía no han podido entrar en el ritmo de juego esperado de ellos

El inicio de la temporada 2021 de las Grandes Ligas será recordado como uno de los más lentos en la historia del béisbol profesional. A pesar de que solamente estamos en el mes de mayo y las ofensivas tienden a mejorar significativamente una vez el verano se va acercando, lo que está ocurriendo con los bates en esta campaña es algo sin precedentes.

Múltiples categorías ofensivas han estado por el suelo, de hecho, el promedio actual de bateo colectivo en la liga (.234) es uno de los más bajos de la historia y los equipos están promediando menos de ocho hits por partido, la menor cantidad vista en más de un siglo, incluso superando a 1968, el llamado “Año de los Lanzadores”.

Esta anemia ofensiva está afectando a algunos de las más importantes estrellas de la MLB, incluidas las dominicanas. Fernando Tatis Jr., José Ramírez y Juan Soto son tres casos perfectos que demuestran lo que está ocurriendo.

Fernando Tatis Jr. ha enfrentado toda clase de problemas en tan solo un mes y medio. Una lesión de hombro que se rumoró podía sacarlo todo el año y ahora enfrenta un resultado positivo a COVID-19. Sus niveles defensivos están por el piso y su producción ofensiva se ha limitado únicamente a cuadrangulares.

En 26 partidos, “El Niño” tiene un promedio de .240, apenas .006 por encima del promedio de MLB, junto a un porcentaje de embasarse (OBP) de .315 y un slugging (SLG) de .552. La parte positiva es que Tatis Jr. ha podido mantener poder, conectando nueve jonrones a pesar de perder tiempo significativo en la lista de lesionados.

La situación de José Ramírez es mejor que la de su compatriota, sin embargo, se mantiene por debajo del jugador que ha quedado tres veces dentro de los tres finalistas al premio Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

En 33 encuentros, “La Para” batea para .261 y es colíder en jonrones de la Liga Americana con 10. Sin embargo, se ha mantenido inconsistente en lo que va de año. Redondea dichos números con un excelente OPS de .911 y 20 carreras impulsadas.

Juan Soto, por su lado, solamente ha podido jugar 21 partidos. Tuvo una visita prolongada a la lista de lesionados por problemas en el hombro izquierdo y por lo pronto, no ha sido el bateador dinámico que ha demostrado en sus tres años en la liga.

Su situación no es crítica, pero sí para darle seguimiento en la forma en que se desenvuelve durante las próximas semanas.

Con promedio de bateo de .269, OBP de .398 y SLG de .433, Soto ha arrancado el 2021 inesperadamente frío, muy diferente a lo que fue su explosivo 2020 donde quedó como Campeón de Bateo. Sin embargo, el propio jugador ha dicho que todavía no ha encontrado su ritmo completamente, lo cual es bastante probable viendo lo que ha logrado en tan solo tres años.

Por supuesto, hay otros casos más alarmantes como los de Marcell Ozuna y Manny Machado o la particular forma en que Nelson Cruz ha ido descendiendo estrepitosamente luego de un inicio espectacular (aunque Minnesota Twins, en sentido general, tienen problemas), pero tal como con los mencionados anteriormente, los ajustes deben estar próximos a llegar.

Tras mes y medio de temporada, estos números no deben llamar a tanta preocupación, ya que, por el calibre de los jugadores, se sabe que hay espacio significativo para mejorar. Todo queda en que puedan adaptarse y salir del letargo ofensivo, el cual, por lo menos en este momento, está dejando a muchos boquiabiertos.