<
>

Barty, la favorita ante Collins en la final del Abierto de Australia

play
¡Ashleigh Barty, finalista en Australia! (1:01)

La N° 1 del mundo, invicta hasta el momento en esta temporada, venció a Madison Keys por 6-1; 6-3 para aterrizar en la gran definición del evento oceánico. (1:01)

Final inédita en el primer Grand Slam de 202. El Abierto de Australia, en Melbourne, pone frente a frente a la local Ashleigh Barty, N°1 del mundo y gran favorita, y a la estadounidense Danielle Collins (30ª del ranking WTA y 27ª cabeza de serie). La gran cita del sábado se puede seguir en vivo por ESPN y Star+.

Barty, campeona de Roland Garros en 2019 y Wimbledon en 2021, que ganó sus dos finales de Majors, es la gran favorita después de firmar un imperial recorrido hasta la final en el que tan sólo cedió 21 juegos. Sus principales armas, el servicio y el revés cortado, han funcionado de maravilla hasta la fecha y se refleja tanto en sus 35 servicios directos, como en la forma en las que ha neutralizado a rivales dominadoras, como contra la estadounidense Madison Keys en semifinales, con su impoluto ‘slice’.

Barty, de carácter afable y risueña, recibe un apoyo incondicional por parte del público que inunda las gradas de la Rod Laver Arena cuando ella juega para dedicarle ingeniosas rimas que incluyen su nombre, como el ‘Barty is having a party’, que le han impulsado a disputar una nueva final grande.

Tendrá la oportunidad de poner punto y final con una maldición que ha azotado a las locales en el cuadro femenino, después de que la australiana Chris O’Neil fuera la última tenista oceánica en hacerse con el título en Melbourne Park, en 1978, hace ya 44 años.

En el otro lado de la red está la estadounidense Collins, que ya alcanzó las semifinales a orillas del río Yarra en 2019, y que llegará en plenitud de condiciones después de abrumar a la polaca Iga Swiatek (N°9) en unas semifinales en las que conectó 27 golpes ganadores, para disputar su primera final de Grand Slam. Swiatek, campeona de Roland Garros en 2020, aseguró en su rueda de prensa que nunca había recibido una pelota tan rápida como la de Collins.

“Ella tiene una gran variedad y cambia las direcciones muy bien. Envía las pelotas a las esquinas y cambia las velocidades, por lo que te hace dudar”, comentó Collins sobre la primera clasificada mundial Barty en su última rueda de prensa.

Las principales víctimas de Collins en el torneo fueron la belga Elise Mertens, la francesa Alize Cornet y la polaca Swiatek. Mientras que Barty dejó por el camino a las estadounidenses Amanda Anisimova, Jessica Pegula y Madison Keys en la recta a la gran definición.

La local mantiene un cara a cara favorable de 3-1, pero están empatadas a uno en los enfrentamientos que mantuvieron sobre pista dura. La primera vez que se vieron las caras en esta superficie fue en las semifinales Adelaida en 2020 y Barty se impuso por un apretado 3-6, 6-1 y 7-6(5). Sin embargo, el encuentro más reciente cayó del lado de la jugadora de Florida después de imponerse en los octavos de final del mismo torneo, pero en 2021, por 6-3 y 6-4.

En el caso de que la local se consagre ante Collins, se convertirá en la tercera tenista del Siglo XXI en lograr el Australian Open sin enfrentarse a una Top 10 de la WTA. Las otras dos que lo lograron fueron la china Na Li en 2014, donde llegó a enfrentarse ante la serbia Ana Ivanonic, quien en ese momento era 14 del mundo, y una muy reciente, la japonesa Naomi Osaka en 2021. Por eso, hay mucho en juego.