<
>

Un jugador que deberíamos apreciar más en cada equipo de MLB cuando se reanude el béisbol

play
Llega la primavera, pero no el béisbol (2:13)

Han pasado 25 años desde la última vez que las Grandes Ligas no se jugaron alrededor de estas fechas. Enrique Rojas nos cuenta la razón de aquel parón. (2:13)

Los próximos meses sin béisbol serán difíciles para los fanáticos de las Grandes Ligas, así que pasaremos un poco de tiempo apreciando el juego que amamos mientras esperamos su regreso, comenzando con estos jugadores de los que no hablamos lo suficiente. Algunos simplemente están subestimados, algunos son veteranos poco apreciados que quizás damos por sentado, algunos son jugadores jóvenes prometedores que simplemente me gustan. Un par de ellas son leyendas dignas de nuestra gratitud. ¡Tenemos un jugador para cada equipo!

Saltar a: Liga Americana

ڕCuándo podría volver el béisbol? He aquí lo más reciente que sabemos

Este LN

Atlanta Braves: Ozzie Albies

Solo queda algo de aire luego del electrificante juego de Ronald Acuña Jr en sus primeras dos temporadas, pero Albies, quien llega a la temporada con 23 años, también es una de las mejores estrellas jóvenes del juego. ¿Sabes cuántos intermedistas tienen más extrabases que Albies, quien ha logrado 164 hasta los 22 años? Cero. ¿Sabes cuántos intermedistas tienen un mayor WAR de por vida hasta los 22 años? Dos, y ambos están en el Salón de la Fama (Roberto Alomar y Eddie Collins). Acuña podrá ser candidato al MVP, pero Albies juega con una energía y entusiasmo similares que lo convierten en uno de los jugadores más emocionantes del juego, y con 5 pies y 8 pulgadas, lo hace con un cuerpo normal.

Miami Marlins: Jonathan Villar

Veamos, todo lo que hizo por los Orioles en 2019 fue jugar cada juego, bateó 24 jonrones y 33 dobles, robó 40 bases y bateó .274 con un OBP de .339. Los Orioles lo recompensaron rápidamente colocándolo en waivers (y luego canjeándolo por los Marlins). Su carrera ha tenido sus altas y bajas, pero en sus dos temporadas como jugador a tiempo completo, ha logrado WAR de 3.9 (2016) y 4.0 (2019). Me encanta que en una época de declive de las bases robadas, Villar todavía sacrifica su cuerpo en las bases (solo Billy Hamilton tiene más robos en las últimas cuatro temporadas).

New York Mets: Jacob deGrom

Bien, hablemos de deGrom abundantemente: después de todo, él es el ganador de dos premios Cy Young consecutivos. Podría convertirse en el undécimo lanzador en ganar al menos tres Cy Young y en apenas el tercero en ganar tres seguidos (Greg Maddux y Randy Johnson ganaron cuatro consecutivos). Con todo eso, creo que todavía subestimamos lo bueno que ha sido en las últimas dos temporadas, en gran parte porque ha ganado solo 21 juegos debido a la falta de apoyo ofensivo. Tiene una efectividad de 2.05 y ERA+ de 189 durante el periodo 2018-19. El gran Tom Seaver tuvo una ERA+ de 189 o mejor solo una vez en su carrera (194 en 1971). El mejor ERA+ de Max Scherzer es 178. Gerrit Cole ahora se considera como quizás el mejor lanzador del juego y tuvo 185 de ERA+ la temporada pasada.

Philadelphia Phillies: Andrew McCutchen

Aquí esperamos un gran regreso para McCutchen de su lesión en la rodilla. Obviamente, no va a recuperar su pico de 2012-15, cuando terminó tercero, primero, tercero y quinto en la votación de MVP, pero todavía ha sido un bateador superior al promedio en cada temporada de su carrera. A los 33 años, el mejor escenario para Cutch es algo así como Moisés Alou, quien se perdió toda su temporada de 32 años después de romperse su ACL en un accidente en una máquina trotadora. Alou regresó y bateó .355 a los 33 años. Tal vez esa barra esté un poco alta, pero Alou siguió bateando hasta los 40.

Washington Nationals: Patrick Corbin

Incluso después de firmar un gran acuerdo de agente libre, la temporada de Corbin pasó desapercibida, lo que es comprensible para un cuerpo de lanzadores con Max Scherzer y Stephen Strasburg y dados los grandes años que tuvieron Anthony Rendón y Juan Soto en el plato. Algunos cuestionaron la duración y el monto en dólares del contrato de Corbin, considerando que su 2018 fue un gran salto adelante para él, pero tuvo marca de 14-6 con una efectividad de 3.25 y 238 ponches, lo que demuestra que su salto al estrellato en 2018 no fue casualidad. Puede que sea el tercer abridor en su equipo, pero es el mejor tercer abridor en las mayores.

Central LN

Chicago Cubs: Yu Darvish

Lo entiendo: los Cachorros firmaron a Darvish con un contrato de seis años y $126 millones, y ganó siete juegos en dos temporadas. La temporada pasada tuvo marca de 6-8, pero no fue todo culpa suya: no permitió ninguna carrera o una carrera en 11 aperturas, pero ganó solo cinco de esos juegos. Pero aquí hay una razón para prestar atención a Darvish: tuvo una efectividad de 5.01 hasta el 3 de julio, luego algo hizo clic repentinamente y tuvo una efectividad de 2.76 en sus últimas 13 aperturas, con 118 ponches y solo siete bases por bolas. En lugar de caer en su vieja trampa de mordisquear las esquinas, se puso a golpear la zona: Darvish siempre ha sido uno de mis lanzadores favoritos para observar con su amplio arsenal de lanzamientos (Statcast lo acredita con ocho pitcheos diferentes, incluido un lanzamiento 'eephus') y si bien la velocidad de su recta ya no es premium, no se sorprenda si todavía tiene su mejor temporada.

Cincinnati Reds: Wade Miley

OK, Miley nunca va a aparecer en la portada de la revista People como el lanzador más sexy del mundo. Desde 2014, pasó de los Diamondbacks a los Red Sox a los Mariners a los Orioles a los Brewers a los Astros y ahora a los Reds. Tuvo algunos baches en el camino, pero tiene marca de 19-8 con efectividad de 3.52 en las últimas dos temporadas, prueba de que aún puede tener éxito en el juego de hoy con el arte del pitcheo. Obtuvo un contrato por dos años y $15 millones con los Reds, así que ahora por lo menos puede comprar una propiedad en vez de alquilarla.

Milwaukee Brewers: Brandon Woodruff

Este tipo tiene todo para brillar y estaba teniendo una temporada de salto al estrellato antes de aterrizar en la lista de lesionados en agosto debido a una lesión en el oblícuo. Entre los lanzadores con al menos 100 entradas, ocupó el puesto 19 en la tasa de ponches y el séptimo en velocidad promedio de la recta la temporada pasada. He aquí por qué es un candidato de Cy Young que está bien escondido: su BABIP permitido de .320 era bastante alto, a pesar de que su índice de pelotas bateadas duro se ubicó en el 91 por ciento.

Pittsburgh Pirates: Jarrod Dyson

A veces hay que apreciar a un jugador por lo que es: el último de una raza moribunda. El juego de Dyson es todo defensa y velocidad, un anacronismo en el juego de hoy impulsado por el poder. ¿Cuántos jugadores establecieron cifras máximas en su carrera en apariciones en el plato a los 34 años, como Dyson hizo con los Diamondbacks en 2019? Probablemente abrirá como el jardinero central titular de Pittsburgh contra los derechos, y aún puede correr con los mejores en los jardines. Obviamente, Dyson no es una estrella, pero ha logrado exprimir todo su talento y ha forjado una larga carrera en MLB.

St. Louis Cardinals: Tommy Edman

Nadie, excepto los expertos en prospectos, había oído hablar de Edman antes de la temporada 2019, pero el ex jugador de cuadro de Stanford, que es el prospecto número 12 en el sistema de los Cardenales en camino a la temporada, según Baseball América, superó las expectativas con una fabulosa temporada de novato, promediando .304/.350/.500 y convertirse en uno de mis jugadores favoritos con su velocidad (en el 97º percentil) y versatilidad defensiva. Podría terminar en los jardines o en la tercera base, y probablemente jugará ambos como un súper utility. No recibe muchas bases por bolas y no batea la pelota especialmente fuerte, por lo que necesitará mantener un alto promedio de bateo.

Oeste LN

Arizona Diamondbacks: Nick Ahmed

Parte de un poderoso equipo de UConn que incluía a George Springer y Matt Barnes (los tres fueron seleccionados en las primeras dos rondas del draft 2011), Ahmed lucía como un jugador del cuadro utility después de sus primeros años en la liga, cuando no bateó mucho. Pero ha agregado la potencia suficiente para ir con su defensiva élite, y como prueba logró dos Guantes de Oro consecutivos, mientras promedió 57 extrabases, por lo que se ha convertido en uno de los jugadores más subestimados en la liga.

Colorado Rockies: Trevor Story

¿Trevor Story o Nolan Arenado? No tan rápido, mis amigos. En las pasadas dos temporadas, Story ha compilado un bWAR de 12.0 y Arenado 11.4. Sin embargo, en el reciente ranking de ESPN de los 100 mejores, Arenado llegó en 9º puesto y Story en el 30, detrás de varios notables, como Bryce Harper (5.5), Kris Bryant (5.5) y Walker Buehler (5.6). Rayos, Acuña se ubicó octavo tras batear .280/.365/.518 para un OPS+ de 122. Story bateó .294/.363/.554 para un OPS+ de 118 mientras jugaba una defensiva excepcional en el campocorto. Quizás necesite incorporar algunos lances del bate para atraer mayor atención.

Los Angeles Dodgers: Clayton Kershaw

Lo sé. Lo sé. Él es incapaz de ganar juegos grandes en octubre. Ya no puede lanzar tan duro como antes. No ha hecho 30 aperturas en una temporada desde 2015. Su efectividad en 2019 se elevó a... 3.03 (la 7ª mejor en la Liga Nacional). Nos centramos tanto en lo negativo con Kershaw que algunas veces olvidamos que sigue siendo muy bueno y que es uno de los mejores de todos los tiempos. Vamos a disfrutarlo mientras podamos.

San Francisco Giants: Johnny Cueto

De 2011 a 2016, Cueto fue uno de los mejores lanzadores abridores del juego, con marca de 82-43 con efectividad de 2.73. Luego vino un problema en el antebrazo en 2017 y la cirugía de Tommy John después de nueve aperturas en 2018. Regresó a fines de la temporada pasada y a principios de esta primavera dijo que su nuevo brazo derecho "se siente como un bebé". Nunca se sabe, porque todos necesitamos un poco de sus giros y vueltas en nuestras vidas de béisbol.

San Diego Padres: Dinelson Lamet

Chris Paddack tuvo una efectividad de 3.33 y ponchó 9.8 bateadores como novato, así que todos saben que podría dar el salto al siguiente nivel en 2020. Lamet regresó de la cirugía Tommy John después de perderse todo el 2018, realizó 14 aperturas y promedió 12.9 K por cada nueve entradas. La velocidad desu recta se clasificó en el 89º percentil, y su curva y slider generaron tasas de ponches por encima del 48%. Tiene que mejorar su comando de su recta (los bateadores tuvieron slugging de .608 contra él) y demostrar que puede llegar más lejos en los juegos, pero él y Paddack podrían ser un dúo poderoso 1-2 en la rotación esta temporada.

Este LA

Baltimore Orioles: John Means

Cada equipo debe tener un Todos Estrellas, Means fue el representante de los Orioles como un novato de 26 años. Pero en realidad se lo merecía, con una efectividad de 2.50 en la primera mitad y su WAR de 4.5 para la temporada ocupando el noveno lugar entre los lanzadores de la Liga Americana. Se desvaneció en la segunda mitad, y como salió de la nada, tendrá que demostrar que los escépticos están equivocados, pero hizo un muy buen trabajo al limitar el contacto duro (90º percentil), y los boletos.

Boston Red Sox: Brandon Workman

Santo cielo, ¿de dónde salió esta temporada? Workman tuvo marca de 10-1 con una efectividad de 1.88 y solo permitió 29 hits en 71⅔ entradas. Su promedio de bateo permitido de .123 fue el menor para un lanzador con al menos 60 entradas trabajadas, superando la marca de Craig Kimbrel de .126 en 2012. En el año del jonrón, Workman permitió solo uno, por lo que su porcentaje de slugging permitido de .166 también fue el mejor de la historia. Dado su récord de victorias y derrotas, esta fue una de las mejores temporadas para un relevista de todos los tiempos. No tengo idea si puede hacerlo de nuevo.

New York Yankees: Brett Gardner

¿Quieres un buen nominado para el jugador más subestimado de la última década? ¿Qué hay de Gardner, a pesar de que ha pasado toda su carrera en el uniforme a rayas? Su WAR de por vida ahora es 41.6 en Baseball-Reference y 37.0 en FanGraphs. Algunos de los jugadores que logra superar en ese renglón: Albert Belle, Dave Parker, Dave Concepción, Maury Wills, Juan González, Harold Baines, Roger Maris y Steve Garvey. Jugadores que podría superar esta temporada si iguala su WAR de 4.0 de 2019: Darryl Strawberry, Don Mattingly, José Canseco, Tony Oliva, Al Oliver, Gil Hodges y Lou Brock. Gardner de alguna manera ganó solo un Guante de Oro, pero a los 36 años, todavía es lo suficientemente bueno en los jardines para que los Yankees planifiquen colocarlo en el central. No está mal para un jugador que conectó cero jonrones en 449 turnos al bate en su primera temporada profesional completa en las menores.

Tampa Bay Rays: Charlie Morton

Esto se está convirtiendo en un sorprendente renacimiento tardío. Hasta los 32 años, Morton tenía 46-71 con una efectividad de 4.54, menos-0.6 en WAR y muchas lesiones en el camino. En las últimas tres temporadas, ha logrado marca de 45-16 con una efectividad de 3.24 y un WAR de 10.7. Además, sigue mejorando, llegando a un tercer lugar en la votación del Cy Young, y 2020 podría ser su última temporada. Con la intención de pasar tiempo con su esposa y sus cuatro hijos, le dijo al Tampa Bay Times a principios de esta primavera que es posible que se retire después de la temporada si tiene un mal año o se lesiona. Del lado optimista, no se sorprenda si lo vemos lanzando para los Rays en la Serie Mundial.

Toronto Blue Jays: Cavan Biggio

Vladimir Guerrero Jr. y Bo Bichette reciben comprensiblemente la mayor parte de la atención, pero Biggio silenciosamente puso un OPS de .793 como novato, mejor que la marca de .772 de Vlad. Su juego no es tan llamativo como el de Guerrero o Bichette, pero hace muchas pequeñas cosas que se suman: atrae boletos, se fue 14-14 en intentos de robo, y no bateó para una sola doble matanza. (Su padre tuvo una temporada famosa cuando jugó todos los juegos y tampoco bateó para una sola doble matanza). Biggio solo necesita agregar la propensión de su padre a ser golpeado por lanzamientos.

Central LA

Cleveland Indians: Carlos Santana

Fue agradable ver a Santana hacer su primer equipo Todos Estrellas la temporada pasada, ya que ha sido duradero (con un promedio de 154 juegos por temporada) y un jugador estable desde 2011. Después de un año perdido en Filadelfia, tuvo su mejor temporada en su regreso a Cleveland. He aquí un hecho divertido: Santana ha registrado ocho temporadas de 90 bases por bolas, empatadas con Joey Votto, entre otros, para el 18º lugar de todos los tiempos. De los 17 jugadores con más, 13 están en el Salón de la Fama, con la excepción de Barry Bonds (16), Lance Berkman y Eddie Yost (10) y Bobby Abreu (9). Yost era conocido como "The Walking Man". Llamemos a Santana "The Ambling 'Man".

Chicago White Sox: Edwin Encarnación

Encarnación sigue bateando jonrones: se encuentra en medio de una racha de ocho temporadas consecutivas de 30 jonrones y se muda a uno de los mejores parques para conectar jonrones en la liga. Lidera las mayores con 297 jonrones desde 2012 (dos más que Nelson Cruz) y ese total ocupa el décimo lugar de todas las edades entre 29 y 36 años. Los ángulos de lanzamiento promedio de Encarnación desde 2016: 15.7, 16.7, 18.1 y 22.5 grados. El hombre sabe cómo golpear la pelota en el aire.

Detroit Tigers: Miguel Cabrera

Los Tigres tuvieron un solo jugador que alcanzó los 500 turnos al bate la temporada pasada. Tuvieron lanzadores que terminaron con marcas de 3-13, 3-17 y 1-13, pero no es que estemos pendientes a los records. Su mejor lanzador permitió 39 jonrones. Su mejor jonronero bateó 15 y fue puesto en asignación. Así que, eh, Cabrera tuvo una gran temporada. Ese porcentaje de slugging de .398 junto a su nombre no parece correcto, pero tal vez su físico adelgazado conducirá a una gran temporada más y nos recordará que fue uno de los bateadores diestros más devastadores que hemos visto.

Kansas City Royals: Hunter Dozier

Los Reales tuvieron dos jugadores que sobresalieron en medio de la extravagancia de las pelotas alteradas en 2019. Jorge Soler lideró a la Liga Americana con 48 jonrones, rompiendo el récord de la franquicia, por lo que obtuvo cierta notoriedad, pero ¿qué hay de Dozier, que bateó .279/.348/.522 con 26 jonrones en 139 juegos? Dozier mostró una impresionante tasa de pelotas bateadas duro (en el 73º percentil) y una fuerte velocidad de salida promedio (en el 85º percentil), por lo que al igual que con Soler, hay razones para aceptar los números. La defensa de Dozier en tercera posición fue un poco escasa, por lo que podría moverse al jardín derecho a tiempo completo esta temporada.

Minnesota Twins: Mitch Garver

No compro la noción general sobre Garver de "¿de dónde vino eso?" ¿Temporada de 31 jonrones? Bueno, considere que su índice de pelotas bateadas duro estuvo en el 97º estaba en el percentil 97, y su velocidad de salida promedio estaba en el percentil 85. Hizo algunos ajustes mecánicos, enfocándose en halar más la pelota y levantarla, y su velocidad de swing casi se triplicó desde 2018. Oh, su tasa de perseguidas fuera de la zona también fue mucho mejor que el promedio. Yo compro lo que él vende.

Oeste LA

Houston Astros: Carlos Correa

La estrella de Correa se ha desvanecido un poco en las últimas dos temporadas, principalmente debido a su incapacidad para permanecer en el campo. Jugó 109 juegos en 2017 pero de todos modos tuvo un WAR de 6.1, igualando su total de 2016. Jugó 110 juegos en 2018, y luchó en el plato (.239/.323/.405). El año pasado, jugó solo 75 juegos debido a una costilla fracturada, pero hizo pedazos a los contrarios cuando jugó (.279/.358/.568). ¿Quieres un candidato escondido para MVP? Un Correa saludable podría ser justo eso, y de nuevo apostar su reclamo como uno de los mejores jugadores versátiles del juego.

Seattle Mariners: Evan White

Jarred Kelenic, Julio Rodríguez y Logan Gilbert son prospectos bien calificados, pero White es el que estará en el roster del Día Inaugural, a pesar de que aún no ha jugado por encima de Doble A. Los Marineros ya lo firmaron con un acuerdo a largo plazo que le garantiza $24 millones durante seis años. Su perfil es único para un inicialista: batea a la derecha y tira a la zurda e inmediatamente debe ser uno de los mejores inicialistas defensivos del juego. Bateó 18 jonrones en Arkansas, en el que es considerado uno de los parques más difíciles para conectar jonrones en Doble-A para un bateador diestro (bateó 13 de sus 18 jonrones en la carretera). Los Marineros no han tenido un buen primera base desde... bueno, John Olerud. Eso fue hace mucho tiempo.

Los Angeles Angels: Andrelton Simmons

Al igual que Ahmed, Simmons es un campocorto con buen alcance que es pasado por alto porque esta generación de torpederos incluye algunos con buena madera en el plato. Aun así, ¿qué tan bueno es Simmons? Debutó en 2012 con los Bravos, jugando 49 juegos ese año. Según Baseball-Reference, desde su primera temporada completa en 2013, ocupa el octavo lugar en WAR entre los jugadores de posición. Tal vez eso exagere un poco su brillo con el guante, pero es absolutamente brillante, con un alcance sobresaliente y uno de los mejores brazos jamás vistos en el campocorto. En mi humilde opinión, la discusión sobre el mejor campocorto defensivo de la historia es un debate entre Ozzie (no se necesita el apellido) y Simmons.

Oakland Athletics: Marcus Semien

Es difícil decir que Semien ha sido ignorado, dado que terminó tercero en la votación del MVP después de conseguir el WAR más alto para un campocorto desde Alex Rodríguez en 2003. Pero también es seguro decir que el fanático del béisbol informal que no juega fantasía fuera del Área de la Bahía tiene poca idea de cuán bueno fue Semien en 2019. Logró un OPS + entre 95 y 99 en cada una de sus cuatro temporadas anteriores con los Atléticos, pero aumentó a una marca de 138 en 2019. Hubo razones reales para la mejora: Su índice de perseguidas fuera de la zona, su índice de contacto en la zona de strike aumentó, y el resultado fue que duplicó su índice de pelotas bateadas duro. También ha mejorado en defensa, y con 29 años, podría ser un jugador que ha desarrollado tarde, pero también es un jugador que podría tener una buena corrida en las próximas temporadas.

Texas Rangers: Lance Lynn

Es único en el juego de hoy. Como los lanzadores abridores tiran cada vez menos rectas, Lynn lanzó la suya en más del 70% del tiempo la temporada pasada, y lanzó su recta cortada en el 16% del tiempo. Tiene una recta de cuatro costuras, un sinker duro, una recta cortada y entonces ocasionalmente te tira una curva o un cambio. Todo funciona: ponchó a 246 bateadores la temporada pasada, máxima cifra en su carrera, mientras recibia por primera vez algunos votos para el Cy Young. El comando de su recta lo es todo, mis jóvenes lectores.