<
>

Jermell Charlo y Brian Castaño pelean por ser indiscutido, pero ¿dónde se ubican los otros contendientes en las 154 libras?

play
Jermell Charlo espera salir 'peligroso' vs. Brian Castaño (1:54)

Jermell Charlo habla con Stephen A. Smith sobre la revancha por el campeonato indiscutido de peso superwelter contra el argentino Brian Castaño. (1:54)

Con un sombrero de vaquero negro sobre su cabeza, el argentino Brian Castaño estaba de pie en su vestuario consternado. El campeón de peso junior mediano de la OMB pensó que hizo lo suficiente para ganar, y la gran mayoría del público estuvo de acuerdo. Sin embargo, después de 12 asaltos agotadores con Jermell Charlo por el campeonato indiscutido de las 154 libras, la pelea se declaró un empate dividido.

“Siento que me la robaron”, dijo Castaño a ESPN en español a través de un traductor en julio. "No le quito nada a Charlo: es un gran golpeador, me atrapó con algunos buenos golpes en ocasiones, pero sobreviví".

Diez meses después del primer combate, Charlo, dueño de los títulos CMB, FIB y AMB, y Castaño intentarán una vez más determinar la supremacía del peso junior mediano con la revancha del sábado en Carson, California (9 p.m. ET, Showtime). La revancha se fijó originalmente para el 19 de marzo, pero se pospuso cuando Castaño sufrió un desgarro parcial del bíceps derecho en el sparring.

La primera pelea estuvo llena de acción y contó con numerosos destacados para cada uno. Tanto Charlo como Castaño resultaron lastimados en ocasiones. Castaño aplicó una presión implacable detrás de una guardia alta, mientras que Charlo buscaba contraatacar desde las cuerdas.

Charlo tiene marca de 1-0 en revanchas de campeonato. ¿Podrá hacer los ajustes necesarios para prosperar? ¿Castaño podrá replicar su éxito en el primer combate? Ya obtuvo una victoria menor después de que Castaño y su equipo presionaron para que la pelea se moviera fuera de Texas después de creer que Charlo fue el benefactor de una decisión amistosa de los jueces en San Antonio (Charlo es de Houston).

Más allá de los dos campeones, una gran cantidad de contendientes (tanto jóvenes como establecidos) esperan entre bastidores sus propias oportunidades de título. Peleadores como Sebastián Fundora, Erickson Lubin y un Liam Smith rejuvenecido están buscando oportunidades por el título más temprano que tarde.

Antes de que Charlo y Castaño se enfrenten nuevamente, ESPN examina el panorama de las 154 libras.

El campeón unificado, Jermell Charlo

Jermell, de 31 años, hermano gemelo del campeón de peso mediano Jermall Charlo, fácilmente cuenta con el mejor currículum en las 154 libras. Su única derrota fue contra Tony Harrison en 2018, una decisión controvertida que vengó por KO.

El poder de Charlo también brilló en un KO de primer round de Erickson Lubin y un KO de ocho asaltos de Jeison Rosario. Charlo (34-1-1, 18 KOs) tiene siete victorias por paro en sus últimas 10 peleas y buscará usar ese poder una vez más contra Castaño. Abajo en las tarjetas de puntuación en la ronda 10 de su primer encuentro, Charlo conectó un gancho de izquierda aplastante que dobló a Castaño y podría haber terminado la pelea.

"No vuelves a darle oportunidades a personas como yo", dijo Charlo. "Odio no haber cerrado la primera pelea como debería haberlo hecho. Voy a ser mejor, más rápido, más fuerte y más implacable en esta pelea. Voy a ser el Jermell Charlo de la vieja escuela".

Un pegador atlético con gran experiencia en peleas de campeonatos, Charlo, el No. 2 de ESPN en el ranking de las 154 libras, nunca fue probado como lo fue contra Castaño. Una victoria el sábado marcaría la mayor de su carrera.


El campeón Brian Castaño

El argentino Castaño, de 32 años, clasificado como el No. 1 en la división por ESPN, mostró por primera vez su impresionante combinación de presión y astucia en una victoria de 2017 sobre Michel Soro en Francia. Su próxima oportunidad en el nivel superior no llegó hasta 2019, cuando empató con Erislandy Lara en un contendiente a la pelea del año.

Después de ganarle el título de manera dominante a Patrick Teixeira en 2021, Castaño (17-0-2, 12 KOs) pareció hacer más que suficiente para agregar tres cinturones más cuando peleó con Charlo el año pasado.

"Esta vez, vamos a intentarlo todo para asegurarnos de no dejar la pelea en manos de los jueces", dijo Castaño. "... Es poderoso, pero también voy a traer mi poder. Aprendimos de la primera pelea y vamos a corregir cualquier error que hayamos cometido".


Los contendientes

Sebastián Fundora

Apodado acertadamente "The Towering Inferno", el marco de casi 6 pies 6 pulgadas y el alcance de 80 pulgadas de Fundora ha abrumado a la oposición. Con tan solo 24 años, Fundora (19-0-1, 13 KOs) mejora con cada pelea.

Nunca se vio mejor que en su prueba más dura hasta el momento, un nocaut técnico en el noveno asalto sobre Lubin en abril en una de las mejores peleas de 2022. Fundora, clasificado No. 3 por ESPN en el peso junior mediano, desfiguró a Lubin al final de la pelea, usando un ataque continuo con golpes que volaban desde aparentemente todos los ángulos posibles. Demostró que también podía manejar la adversidad, después de sobrevivir a una caída en el séptimo asalto.

Se necesitará un peleador especial para resolver el rompecabezas de Fundora. Casi tiene garantizado una oportunidad contra el ganador de Charlo-Castano 2 a raíz de su triunfo sobre Lubin.


Tim Tszyu

A lo largo de su carrera profesional hasta el momento, Tszyu (21-0, 15 KOs) ha demostrado ser mucho más que un hombre con un apellido famoso. El hijo del miembro del Salón de la Fama Kostya Tszyu está claramente listo para una oposición mucho mejor y lo demostró en su última pelea en marzo.

En su victoria más grande hasta la fecha, Tszyu, de 27 años, se recuperó de una caída en el primer asalto para anotarse una decisión unánime sobre Terrell Gausha. Al igual que Fundora, fue la primera vez que Tszyu realmente enfrentó la adversidad en el ring, un momento de desarrollo valioso a medida que avanza en las filas.

El agresivo australiano, el peso junior mediano No. 4 de ESPN, ahora está en línea para uno de los cuatro títulos que tendrá el ganador de Charlo-Castano 2. Es duradero, tiene mucho poder y ya es una estrella en Australia.


Israil Madrimov

Madrimov, de 27 años, solo tiene ocho peleas profesionales, pero ya, el amateur consumado está a las puertas de una oportunidad por el título.

El atlético uzbeko, clasificado en el No. 7 en la división por ESPN, ha impresionado con su movimiento y velocidad, todo lo que se mostró cuando dio un salto cuántico en competencia en diciembre en una pelea con Soro. Justo cuando la pelea cerrada se estaba calentando, terminó, pero no sin mucha controversia.

Madrimov (8-0, 6 KOs) tambaleó a Soro hacia el final de la Ronda 9 antes de que conectara numerosos golpes después de que sonara la campana. El árbitro se equivocó dos veces: primero, al no interponerse entre los boxeadores al sonido de la campana, y luego al dictaminar una victoria por nocaut técnico para Madrimov.

La AMB ordenó una revancha debido a las circunstancias, y la eliminatoria por el título está pactada para este verano.


Liam Smith

"Beefy" perdió su título de las 154 libras ante Canelo Álvarez en 2016 y no fue competitivo con Jaime Munguía en un intento por recuperar un cinturón dos años después, pero de repente encontró una nueva vida.

Después de perder una controvertida decisión ante Magomed Kurbanov en mayo del año pasado, Smith (31-3-1, 18 Kos) ha logrado victorias consecutivas por nocaut técnico sobre una sólida oposición.

Primero, Smith detuvo a Anthony Fowler en octubre. Luego, de manera más impresionante, brutalizó al ex campeón de dos divisiones Jessie Vargas rumbo a una victoria por nocaut en el décimo asalto en la cartelera preliminar de Katie Taylor-Amanda Serrano.

Smith, de 33 años, no es llamativo, pero sus fundamentos, determinación y acondicionamiento lo colocan en posición para otra oportunidad por el título. Está clasificado en el No. 8 por ESPN en la división de peso junior mediano.


Erickson Lubin

Después del tipo de daño que sufrió Lubin contra Fundora, es posible que no vuelva a ser el mismo peleador. Una vez el aficionado más promocionado en los Estados Unidos, Lubin (24-2, 17 KOs) ahora ha sufrido derrotas por paro en sus dos peleas d campeonato.

Pero Lubin también demostró cuán resistente es en la derrota ante Fundora. A pesar del castigo, Lubin nunca se desanimó, y seguramente hubiera seguido buscando el nocaut si el entrenador Kevin Cunnigham no lo hubiera salvado de sí mismo.

Lubin, el número 6 del ranking de ESPN de 154 libras, estaba en una buena racha antes de la derrota, y todavía tiene solo 26 años. Se ha ganado un buen respiro, pero una vez que esté de vuelta en el ring, una victoria sobre otro nombre en esta lista debería colocarlo más cerca de una oportunidad más por el título. Con su combinación de potencia, dureza y variedad de golpes, Lubin no debe descartarse.