<
>

Oleksandr Usyk promete regresar a Ucrania después de defender sus títulos contra Anthony Joshua

play
Usyk afirma que pelea por todos los ucranianos (1:51)

En la presentación de su pelea contra Joshua, el monarca envió un mensaje de apoyo a sus paisanos. (1:51)

Oleksandr Usyk ha dicho que regresará a Ucrania luego de la primera defensa de sus cinturones de peso pesado de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y la Organización Mundial de Boxeo (OMB) contra Anthony Joshua en agosto.

Usyk (19-0, 13 KOs), de 35 años, se enfrentará a Joshua (24-2, 22 KOs), de 32 años, en Jeddah, Arabia Saudita el 20 de agosto, habiéndose convertido en campeón de peso pesado con una victoria por decisión unánime en su primera pelea en septiembre.

Joshua activó la cláusula de revancha después de la pelea, pero las esperanzas de programar el evento estaban en duda después de que Usyk, quien es de Ucrania, permaneció en su país natal luego de la invasión de Rusia en febrero. Sin embargo, su promotor, Alexander Krassyuk, anunció en marzo que había dejado el país para prepararse para la revancha.

Hablando sobre el conflicto el miércoles por primera vez desde que salió de Ucrania, Usyk dijo que planea regresar al país inmediatamente después de la pelea en agosto.

"Mi familia no está en Ucrania, pero mucha gente que conozco, muchos de mis amigos cercanos, están dentro del país. Estoy en contacto con ellos todos los días. Les pregunto, es muy interesante para mí cómo se están sintiendo. ¿Si están en un lugar seguro?, dijo.

"No quiero irme del país [para siempre]. Realmente no quiero irme del país. Quiero vivir allí, y justo después de la pelea que estoy preparando, voy a regresar a Ucrania".

Usyk dijo que no pelearía en el ejército ucraniano cuando regrese a casa en agosto, y agregó que no afectaría una posible pelea de unificación de peso pesado con el campeón del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Tyson Fury, en el que dijo que estaría interesado si mantuviera sus tres títulos mundiales.

No necesitaba permiso para salir de Ucrania en marzo debido a una excepción en la ley para los padres de tres o más hijos menores de 18 años.

En las primeras semanas del conflicto, Usyk pasó un tiempo con un batallón de defensa territorial en Kyiv y dijo que una visita a un hospital para ayudar a los soldados ucranianos heridos lo convenció de volver al boxeo.

"Realmente no quería irme de nuestro país, yo no... quería irme de nuestra ciudad", dijo. "En un momento fui al hospital donde los soldados estaban heridos y se estaban rehabilitando de la guerra y me decían, me pedían que fuera a pelear [en el boxeo], a pelear por el país, pelear por tu orgullo y si vas a ir allí, incluso vas a ayudar más a nuestro país en lugar de estar aquí y luchar dentro de nuestro país".

Usyk se convertirá en el último atleta ucraniano en competir en un evento deportivo internacional desde la invasión de febrero.

Cuando se le preguntó sobre el entrenamiento para la pelea en medio de tanto estrés mental, dijo: "A veces me obligo a sonreír. A veces me obligo a cantar o hacer algún tipo de movimiento. Ni siquiera sé cómo explicarlo".