<
>

Forbes 2020: Fury, Wilder y Joshua recuerdan el dominio de los pesos pesados

play
Tyson Fury y Anthony Joshua confirman enfrentamientos en 2021 (3:14)

Jorge Eduardo Sánchez y David Faitelson analizan. (3:14)

El boxeo de pesos pesados vuelve a ser un gran negocio, incluso en la recesión inducida por la pandemia de coronavirus, y siguen vigentes las opciones de Tyson Fury, Anthony Joshua y Deontay Wilder por generar grandes sumas.

Los tres boxeadores de peso pesado aparecieron en la reciente lista de los atletas mejor pagados de Forbes con Fury en el número 11 (57 millones de dólares en ganancias), Joshua en el número 19 (47 millones) y Deontay Wilder en el número 20 (6.5 millones).

Después de la revelación a principios de este mes de que Fury y Joshua acordaron términos financieros para dos peleas del próximo año, se puede esperar razonablemente que los dos británicos mejoren su clasificación en la lista de Forbes si la pelea más grande en el boxeo se convierte en realidad.

Así como la rivalidad y las peleas entre Mike Tyson, Evander Holyfield y Lennox Lewis los convirtieron en los mayores generadores de ingresos en el deporte en la década de 1990 y principios de la década de 2000, ahora Fury, Joshua y Wilder tienen la oportunidad de acumular gran riqueza a través de una serie de peleas entre ellos.

El co-promotor de Fury, Frank Warren, le dijo a ESPN que Fury y Joshua subirán al número 1 y 2 si los británicos, que tienen los cuatro títulos mundiales más importantes entre ellos, se encuentran en dos peleas, según lo planeado.

"Ha habido boxeadores en los últimos 10 años que han estado en esa lista, como Floyd Mayweather y Manny Pacquiao, pero para que dos boxeadores británicos aparezcan en el top 20, creo que es la primera vez", dijo Warren a ESPN.

"Muestra la fuerza de la división británica en peso pesado y la capacidad de ganancias que han generado en todo el mundo".

"Los ingresos de la televisión constituyen la mayor parte, ya sea que tenga distanciamiento social como el que tenemos ahora o no, y si Tyson y Joshua se enfrentan, incluso podrían terminar en el número 1 y el número 2 el próximo año en la lista.

"Estos muchachos podrían obtener entre 60 y 70 millones cada uno por una pelea entre ellos, el doble que si es que hay una revancha, todo en un año".

Pero hay asuntos que atender antes de que Fury (30-0-1, 21 KOs) con 31 años, de Manchester, y Joshua (23-1, 21 KOs), de 30, de Watford, puedan compartir una bolsa al 50-50 en una pelea para decidir al primer campeón mundial indiscutido de peso pesado desde Lewis hace 20 años.

Ambos necesitan ganar sus próximas peleas, cuyos detalles aún no se han confirmado debido a los retrasos causados ​​por el coronavirus. El campeón del CMB, Fury, se enfrentará a American Wilder (42-1-1, 41 KOs), de 34 años, de Tuscaloosa, Alabama, en su tercera pelea; mientras que el campeón de la AMB-FIB-OMB, Joshua, se alineará para enfrentar al obligatorio de 39 años, retador Kubrat Pulev (28-1, 14 KOs), de Bulgaria.

Es posible que Fury también tenga que pasar por una defensa obligatoria contra el británico Dillian Whyte (27-1, 18 KOs), de 32 años, a principios de 2021, mientras que el ucraniano Oleksandr Usyk (17-0, 13 KOs), de 33 años, debe esperar a Joshua como retador obligatorio de la OMB. Es poco probable que los cinturones se interpongan en el camino con tanto dinero por ganar y que los títulos tengan que ser entregados, o se hagan tratos, para facilitar la realización de Fury-Joshua en lo que probablemente sería la pelea más rica del boxeo desde el mega combate de $400 millones entre Floyd Mayweather y Manny Pacquaio, hace cinco años.

Los británicos traen los dólares

Fury ha seguido a Mayweather y al mexicano Saul 'Canelo' Alvarez (número 30 en la lista Forbes 2020) como el mayor proveedor de boxeo en los últimos años, gracias a un ingreso generado en gran parte por su contrato promocional con Top Rank, que transmite sus peleas en las plataformas de ESPN en Estados Unidos. Fury firmó el acuerdo en febrero de 2019, que supuestamente valía 80 millones de libras (103 de dólares) durante cinco combates.

Fury, quien regresó en 2018 después de un exilio de dos años y siete meses, tuvo dos peleas de calentamiento en la segunda mitad de 2019 antes de una impresionante victoria en el séptimo asalto sobre Wilder, en febrero de este año.

Los recibos de la revancha de Fury-Wilder, luego de un controvertido sorteo en diciembre de 2018, establecieron un nuevo récord para el boxeo de peso pesado de Las Vegas con valor de 16.9 millones de dólares, y las compras de pago por evento se estimaron en $850 mil, más del doble de lo que atrajo la primera pelea.

"Tyson es el campeón mundial, el hombre a vencer, y ha habido grandes ofertas hacia nosotros. Es por eso que está en el número uno (entre los boxeadores)", dijo Warren a ESPN.

"También hay otros mercados, además del Reino Unido. El dinero de Tyson Fury ha venido del Reino Unido y los Estados Unidos, Joshua lo ha hecho en Oriente Medio".

"Tyson ha regresado de tener sobrepeso y no boxear durante tres años a donde está, Joshua ha estado ahí continuamente durante algunos años, por lo que es un gran avance para Tyson, que ha generado más dinero en los Estados Unidos que Joshua, mucho más".

Se espera que Fury gane aproximadamente 50 millones de dólares en la pelea de trilogía con Wilder, y si la pelea de Joshua se realiza, será el último en su contrato con Top Rank.

Esas circunstancias han hecho que Fury cambie la postura anterior de que el próximo año podría ser su último en el boxeo.

Recientemente dijo en Instagram: "Estoy llegando al final de mi contrato con Top Rank, me quedan dos peleas más con ellos. Quiero renovarlo, no quiero retirarme después de dos peleas más. Sé que podemos hacer historia con el contrato de pelea más grande en la historia del boxeo, más grande que el de Floyd Mayweather, más grande que Canelo Alvarez, más grande que Mike Tyson, más grande que todos.

"Después de que elimine a Wilder y Joshua, el mundo será mío. Quiero ver que ese gran contrato provenga de ESPN, o de quien esté allí, luchando por conseguir al Rey Gitano en su transmisión".

Joshua, cuyas peleas se muestran en DAZN en los EE. UU. y en Sky Sports en el Reino Unido, según los informes, ganó $60 millones por su revancha contra el estadounidense Andy Ruiz Jr en diciembre pasado, que se compensó en gran medida por la tarifa del sitio para la pelea que se celebrara en Arabia Saudita.

Fury también participó en un evento de la WWE en Arabia Saudita en octubre pasado, y lanzó la autobiografía más vendida un mes después, pero está a la zaga de Joshua cuando a patrocinios.

La impresionante cartera de marcas de Joshua incluye Under Armour, Jaguar, Land Rover, Beats, Sky Sports y Hugo Boss, y de acuerdo con Forbes valen $11 millones para Joshua (más de los $7 millones que ganó Fury).

play
0:55

Tyson Fury: 'Se ha llegado a un acuerdo para que se realice la pelea más grande del boxeo británico'

Tyson Fury confirmó en un video que tendrá dos peleas ante Anthony Joshua el próximo año

Las redes sociales pueden revelar cuán comercializable es un atleta, y Joshua tiene más seguidores que Fury. Joshua tiene el doble de seguidores en Twitter con tres millones y 11.3 millones en Instagram (en comparación con 3.8 millones de seguidores de Fury).

Tanto Wilder como Fury han sido criticados por sus comentarios en el pasado, y esto puede haber ahuyentando a los patrocinadores. Según Forbes, de las ganancias de $46.5 millones de Wilder, $500 mil estaban compuestos por marcas. Sin embargo, la derrota de Fury en febrero, el mayor pago por evento de Wilder en su carrera (aproximadamente $25 millones) pudo suavizar el golpe.

Entrando en el top 10

Ningún boxeador británico ha terminado en la lista de los diez primeros de Forbes desde Lewis (cuarto en 2002 con $28 millones, octavo en 1999 con $23 millones y octavo en 2000 con $29 millones) cuando era el atleta mejor pagado en el Reino Unido.

Lewis venció a Tyson y Holyfield, pero ambos estadounidenses ganaron más dinero. En 1990, Tyson encabezó la lista de Forbes ($28.6 millones), Holyfield ($60.5 millones) fue el número uno el siguiente año, y Tyson regresó a la principal fuente de ingresos del deporte en 1996 ($75 millones).

No había amor perdido entre ellos en ese momento, pero Tyson, Lewis y Holyfield se ayudaron mutuamente a ganar millones con cinco peleas que repartieron mucho dinero entre ellos.

¿Pueden Fury, Joshua y Wilder generar cantidades similares para elevarse entre los más ganadores del deporte?

Para que Fury y Joshua se conviertan en los primeros boxeadores británicos en entrar en el top ten de los deportistas mejor pagados de Forbes, deben pelear antes del 1 de junio de 2020, la fecha en que Forbes mide los ingresos. Las restricciones del coronavirus hacia los eventos con aficionados también deben levantarse si la pelea va a generar el tipo de ingresos que la pareja ha estado acostumbrada, a menos que los promotores aseguren una tarifa masiva en el Medio Oriente, como fue el caso de Joshua-Ruiz II.

Muy lejos de Mayweather

A pesar de la oleada de peleas lucrativas entre Fury, Joshua y Wilder, que al mismo tiewmpo juegan en contra de los intereses de Whyte y Usyk, no se espera que los estelares de peso pesado se acerquen al imán de dinero del boxeo Floyd Mayweather Jr., ahora retirado después de acumular $915 millones en 10 años (2010-finales de 2019).

Mayweather Jr. necesitaba solo una noche de trabajo para encabezar la lista en 2017. 'Money' Mayweather salió de su retiro para enfrentar al luchador de UFC Conor McGregor, un evento fabricado en las redes sociales que produjo el segundo mayor número de ganancias en la historia, con 4,3 millones de suscripciones al pago por evento y una entrada de $55 millones. Las ganancias ayudaron a Mayweather a encabezar la lista anual de Forbes de los atletas mejor pagados del mundo por cuarta vez en siete años, con $285 millones.

La pelea de Mayweather en 2015 con Pacquiao, que todavía está peleando, es la que más dinero ha generado en todos los tiempos y el estadounidense tuvio un ingreso de £300 millones en 2015, según Forbes. El mejor pago en la carrera de Pacquiao también lo vio saltar al segundo lugar en la lista Forbes de los atletas mejor pagados del mundo con $160 millones, tomanod en cuenta que el filipino generó $435 millones en la última década.

El impacto del coronavirus en el boxeo, con peleas retrasadas y puertas reducidas, puede afectar sus ingresos, pero el interés y la demanda están ahí para que Fury, Joshua y Wilder puedan sacar provecho, pero no tanto como Mayweather.